5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

Aditivos alimentarios perjudiciales

Cuáles son los aditivos alimentarios perjudiciales y cómo evitarlos

14 minutos 269 views
New Call-to-action

En nuestro día a día consumimos una gran variedad de alimentos que contienen aditivos alimentarios sin ser conscientes siquiera de ello. Sin embargo, la alimentación es la fuente principal de salud de nuestro organismo, y es fundamental conocer de qué manera actúa en nuestro cuerpo aquello que consumimos. 

Los aditivos alimentarios son sustancias que se añaden a los alimentos con diferentes finalidades. Las más comunes son las de mejorar su aspecto, su sabor y textura o hacer que resistan de mejor manera a los microorganismos. Sin embargo, existen aditivos perjudiciales para nuestra salud, por lo que es conveniente conocerlos y aprender a evitarlos. 

En función de las propiedades de cada uno de los aditivos complementarios, estos pueden clasificarse en 27 tipos. Existen, por ejemplo, aditivos complementarios que se utilizan para restablecer el color de los alimentos, mientras que otros se emplean para mantener por más tiempo la vida útil de estos.

Aditivos alimentarios perjudiciales: azúcar blanco

Todos los aditivos alimentarios que se emplean han de haber pasado previamente un control de la Unión Europea en el que se garantice que no son perjudiciales para la salud. 

Alimentos procesados y aditivos alimentarios perjudiciales

Existe una relación directa entre los alimentos procesados y los aditivos alimentarios perjudiciales. Cuanto más procesado esté el producto, mayor cantidad de aditivos presentará y, por tanto, será más perjudicial para la salud.

Según un informe realizado por la organización VSF Justicia Alimentaria Global, los alimentos procesados suponen el 70% de la cesta de la compra de una familia media. Además, estos pueden ser los responsables del aumento de enfermedades como el cáncer, tal como publica en su estudio la revista especializada en salud British Medical Journal

A continuación, te presentamos los 8 alimentos, conservantes y aditivos más perjudiciales y más tóxicos para la salud:

  1. Aceites vegetales parcialmente hidrogenados

Este tipo de aceite vegetal se elabora creando una mezcla que hace reaccionar el aceite vegetal con el hidrógeno. De esta manera, lo que ocurre es que se reduce el nivel de aceite poliinsaturados (grasas buenas), generándose en su defecto grasas trans o los también llamados ácidos grasos trans. Estos son los causantes del aumento del colesterol “malo” en nuestro organismo, aumentando el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.

  1. Nitrato de sodio y nitrito

Ambos nombres son muy desconocidos para el gran público. Sin embargo, se encuentran en alimentos tan comunes como las galletas saladas, las patatas fritas o la carne procesada. 

Sin ser conscientes de ello, la gran mayoría de familias españolas consumen estos conservantes tan nocivos casi cada día.

  1. Glutamato monosódico o MSG

El MSG o glutamato monosódico se oculta bajo 50 nombres diferentes (E 621, MSG, proteína hidrolizada…) y lo encontramos en una extensa variedad de alimentos, incluidos algunos específicamente creados para el público infantil. 

Podemos encontrar MSG en dulces, gominolas, chicles o yogures de frutas. Estos productos, aparentemente inofensivos, contienen una cantidad de aditivos alimentarios perjudiciales para la salud. 

New Call-to-action
  1. Azúcar blanca refinada

Estamos tremendamente habituados a endulzar nuestras bebidas con azúcar blanco, sin embargo, este no aporta ningún tipo de nutriente. Consumido de manera excesiva puede ser el causante de importantes problemas de salud y enfermedades como la diabetes, problemas cardiovasculares, obesidad o cáncer

  1. Frituras

Otra de las fórmulas de cocina que tenemos normalizada es la de la fritura de los alimentos. Este no es solo un hábito insalubre, sino que además destruye todos los nutrientes dentro de tu comida dando paso a los radicales libres y agentes causantes de cáncer. 

  1. Harina blanca refinada

Al igual que sucede con el azúcar, según un estudio publicado en Cancer Epidemiology and Prevention, las posibilidades de padecer cáncer aumentan con el consumo de carbohidratos refinados

Alimentos como el pan blanco, la pasta blanca o el trigo contienen un alto contenido de gluten y están considerados poco saludables. Como consecuencia de sus conservantes contienen un mayor índice glucémico y aumentan las probabilidades de sufrir problemas cardiovasculares o de padecer cáncer. 

  1. Pescado de piscifactoría

Los peces de piscifactoría contienen más pesticidas y sus niveles de contaminación tóxicos son muy elevados. Se alimentan de comida procesada y reciben un alto porcentaje de antibióticos por lo que pueden ser causantes de provocar diabetes y obesidad.

  1. Hormonas en carnes, aves y productos lácteos

Desde el año 1993 la utilización de la hormona de crecimiento en el ganado es una práctica aprobada por la FDA (Food and Drug Administration). Sin embargo, la leche proveniente de los animales tratados con esta hormona, así como su carne, pueden ser responsables del desarrollo de enfermedades como el cáncer de mama, de próstata y otro tipo de cánceres en sus consumidores.

Comida real para evitar los aditivos alimentarios perjudiciales

Para que nuestra alimentación sea más sana y evitar la ingesta de aditivos alimentarios perjudiciales, lo mejor que podemos hacer es optar por consumir comida real. Es decir, cargar nuestra cesta de la compra de alimentos que provienen directamente de la naturaleza y no hayan sido tratados.

Aditivos alimentarios perjudiciales: gominolas y dulces

Para que no te queden dudas a la hora de hacer la compra sobre cuáles son aquellos alimentos que son más beneficiosos para tu salud, debes tener en cuenta tres factores: 

  1. No incluyas en tu cesta de la compra aquellos alimentos que contengan ingredientes de dudosa proveniencia o que no sepas lo que significan. De esta manera, dejarás fuera prácticamente la mayoría de alimentos que se encuentran en las baldas de los supermercados. 
  2. Rechaza los alimentos que contengan más de cinco ingredientes.
  3. Grábate las palabras “jarabe de maíz” para hacer que inmediatamente te salten las alarmas antes de incorporar un alimento con estas características en tu cesta de la compra. Este aditivo aumenta los niveles de azúcar en sangre, los triglicéridos y el colesterol malo.

Lo cierto es que seguir a rajatabla estas recomendaciones hará que renuncies a prácticamente todos los alimentos procesados, por lo que te dirigirás directamente a la zona de los productos frescos y libres de aditivos alimentarios perjudiciales

Sin embargo, has de tener en cuenta que no todos los aditivos que encontrarás en los alimentos que consumes son perjudiciales, algunos simplemente son inocuos o constan de ingredientes naturales. Gracias a ellos es posible proteger a los alimentos de bacterias que, en algunos casos, son mortales. 

Así, los nitratos y nitritos son aditivos imprescindibles que aseguran e impiden la proliferación de la peligrosa bacteria Clostridium Botulinum. Esta es muy nociva y causante del botulismo, una enfermedad rara que ataca a los nervios del cuerpo y puede producir dificultades para respirar, parálisis en los músculos o hasta incluso la muerte. 

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​