5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

La alergia en otoño, igual de molesta

Alergia en otoño, cómo mejorar los síntomas

13 minutos 52 views

Aunque la primavera es la estación de las alergias por antonomasia, el otoño no se queda a la zaga. En la estación previa al invierno también hay polen, moho y hongos que pueden desencadenar diferentes síntomas, como congestión, picor nasal, lagrimeo y estornudos.

El final del verano trae consigo un repunte de alergias que tiene que ver con el fin del buen tiempo y la vuelta a casa desde las zonas costeras donde solemos veranear. Si a esto le sumamos que es época de polinización de plantas arizónicas como el ciprés y que aumenta la humedad, tenemos el escenario perfecto para las alergias.

En este artículo te contamos todo lo referente a las alergias en otoño para tratar de evitar al máximo los molestos síntomas de los procesos alérgicos.

New Call-to-action

Qué es la alergia

Las alergias son anomalías de la respuesta inmunitaria frente a elementos del entorno que no suponen graves amenazas para nuestro organismo. Por ejemplo, el polen o la proteína de la leche de vaca.

La alergia en otoño, como en cualquier otra época del año, desencadena una respuesta desproporcionada en el sistema inmune cuando el organismo está en contacto con los alérgenos que producen síntomas. 

Dependiendo del órgano en el que se produzcan las reacciones alérgicas, se manifiestan unos síntomas u otros. Por ejemplo, si la alergia afecta al sistema respiratorio aparecen síntomas de rinitis o asma. Si ocurren en la piel, urticaria o eczema.

Por qué hay alergias en otoño

La alergia en otoño puede ser por polen, pero también por ácaros y hongos

En esta época del año comienza el periodo de polinización de muchas plantas. Un ejemplo son las mencionadas plantas arizónicas, como el ciprés; la salsola, que rueda como las plantas del desierto; o la artemisa. Además, la llegada del frío también incrementa el riesgo de padecer diferentes reacciones alérgicas como rinitis alérgica o asma.

Por otra parte, el descenso de temperatura hace que empecemos a utilizar la calefacción en casa y disminuyamos la ventilación. La consecuencia es que la humedad ambiental aumenta, lo que hace proliferar a los ácaros del polvo

Además, existen otros factores que favorecen la aparición de la alergia en otoño:

  • Tras el verano, llegan nuevas rutinas como la vuelta al cole o la oficina que nos exponen a los alérgenos que han estado desactivados durante la época estival.
  • Repuntan las enfermedades virales que activan los efectos de las alergias y empeoran los síntomas.
  • La bajada de las temperaturas y la humedad no solo favorece la proliferación de los ácaros, también del moho.
  • El cambio climático y la contaminación ambiental pueden incluir los ciclos de polinización de las plantas y contribuir a generar pólenes más alergénicos.

Alergias en otoño: tipos

Las alergias en otoño más recurrentes son las siguientes:

  • Rinitis alérgica. Se trata de la inflamación de la mucosa nasal provocada por el polvo o el polen. Sus síntomas recuerdan mucho al de un resfriado; son congestión nasal, tos, estornudos, fatiga, ojos llorosos…
  • Asma alérgico. Es el tipo de asma más frecuente que se manifiesta con opresión en el pecho, tos persistente y dificultad para respirar. Se produce por la exposición a los ácaros, polen, hongos o alimentos.
  • Alergias alimentarias. Se incrementa el riesgo de padecerlas al comer fuera de casa.
  • Alergias a ciertos animales, como las mascotas. Al permanecer más tiempo en casa, con la bajada de las temperaturas,  es más probable que aparezcan las alergias a los epitelios de las mascotas.
  • Dermatitis atópica. El picor puede aumentar en esta época debido al uso de prendas de lana. Para calmar las pieles sensibles, especialmente en la llegada del otoño, te recomendamos Soriaskin.

Cómo prevenir la alergia en otoño

Ventilar la casa para prevenir la alergia en otoño

Existen buenos hábitos que podemos poner en marcha durante la estación otoñal para mantener a raya las alergias. Estas son algunas recomendaciones que pueden ayudarte:

  • Establece una rutina diaria para ventilar tu casa. Los síntomas de la alergia en otoño se agravan en ambientes húmedos y mal ventilados. Ten en cuenta que una mala ventilación puede provocar la condensación interior, lo que favorece la aparición de hongos en las paredes. ¡Es más frecuente de lo que parece!
  • Limpia o cambia los filtros de los aparatos de calefacción o aire acondicionado para mantenerlos libres de ácaros, polen o polvo.
  • Cuida especialmente la limpieza del dormitorio. Lava las sábanas con frecuencia, coloca fundas a los colchones y contempla comprar almohadas hipoalergénicas. Durante la noche somos más vulnerables ante la presencia de posibles ácaros.
  • Limpia el polvo en profundidad y con mayor frecuencia. Especialmente en esos lugares donde tiende a acumularse, como estanterías, alfombras, tapetes, cortinas… En lugar de barrer, usa la aspiradora (si tiene filtro de agua, mejor; retiene los ácaros más eficazmente).
  • Cuida tu alimentación. Prevenir es la mejor opción para reducir los síntomas alérgicos. Prepárate para el otoño con una buena alimentación en la que priorices la ingesta de frutas y verduras que fortalecen el sistema inmune. Por ejemplo, las coles, ricas en vitamina C, las calabazas y hortalizas naranjas, famosas por los betacarotenos; las setas, que contienen muchos minerales y oligoelementos, y un largo etcétera. Elige alimentos ricos en vitamina C y ácido fólico que pueden tener efectos antiinflamatorios en las vías respiratorias.
    • No descartes incluir suplementos en tu dieta que preparen a tu organismo para una mayor exposición a los alérgenos. Pueden ayudarte la vitamina C, la vitamina E, minerales como el magnesio y los potenciadores del colágeno. 
    • Suplementos formulados con silicio mejoran el sistema inmune, favorecen la producción de colágeno, mantienen la vitalidad y te cuidan por dentro y por fuera. Por ejemplo, Silicium G7 Original
    • Suplementos especialmente formulados para cuidarte de los agentes externos, como G7 Defender. Se trata de un producto específico para aumentar las defensas, ayudar al sistema inmune y fomentar la capacidad de respuesta natural del cuerpo frente a las agresiones externas.
    • Productos que mejoran los síntomas de las alergias como las gotas Silicium G7 Vision. Con ellas puedes hidratar tus ojos y mejorar la irritación ocular gracias al silicio y el ácido hialurónico.
  • Mantente activo. El ejercicio alivia síntomas como los estornudos o el congestionamiento. Además, los hábitos de vida saludables mejoran tu organismo y te preparan mejor de cara a las épocas del año más agresivas.

Como ves, prepararte para combatir los agentes externos que causan la alergia es sencillo. Solo debes evitar la proliferación de los alérgenos y mantenerte sano y activo para que la respuesta inmune de tu organismo sea la adecuada. ¡Disfruta cada época del año sin renunciar al bienestar!

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​