5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

ADHS Intelligenz

Altas capacidades y TDAH: vivir con la doble excepcionalidad

20 minutos 254 views

En el complejo mundo de las diferencias cognitivas y de atención, la intersección entre altas capacidades y TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad) representa un desafío único y a menudo mal comprendido. La combinación de estas dos condiciones da lugar a lo que se conoce como «doble excepcionalidad«, una situación en la que un individuo excepcionalmente talentoso también enfrenta dificultades significativas en áreas específicas de la atención y el control impulsivo.

¿Qué es el TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es un trastorno neurobiológico del desarrollo que afecta la capacidad de una persona para prestar atención, controlar impulsos y regular el nivel de actividad. Se caracteriza por síntomas de falta de atención, hiperactividad e impulsividad, que pueden manifestarse de manera diferente en cada individuo.

New Call-to-action

Características del TDAH

  • Falta de atención: Dificultad para prestar atención a los detalles, cometer errores por descuido en tareas escolares o laborales, dificultad para mantener la atención en tareas o actividades, falta de organización, evitar o procrastinar tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido, perder objetos necesarios para tareas, distracción fácil con estímulos externos, olvidar actividades cotidianas, etc.
  • Hiperactividad: Agitación motora excesiva, dificultad para estar quieto, hablar en exceso, dificultad para realizar actividades tranquilas o en silencio, sensación interna de inquietud, etc.
  • Impulsividad: Impaciencia, dificultad para esperar su turno, actuar sin pensar en las consecuencias, interrumpir a otros, dificultad para seguir instrucciones, comportamiento imprudente o arriesgado, etc.

Diagnóstico del TDAH

El diagnóstico del TDAH es clínico y se basa en la evaluación exhaustiva de los síntomas y el comportamiento del individuo. Suele realizarse por un profesional de la salud mental, como un psiquiatra, psicólogo o pediatra, que puede utilizar varios métodos para llegar a un diagnóstico preciso:

  1. Entrevista clínica: El profesional puede realizar entrevistas con el paciente y sus familiares para recopilar información sobre los síntomas y su impacto en la vida diaria.
  2. Evaluaciones conductuales: Se pueden utilizar cuestionarios estandarizados para evaluar la presencia y gravedad de los síntomas del TDAH.
  3. Historial médico y escolar: Es importante revisar el historial médico y escolar del paciente para identificar posibles factores contribuyentes y descartar otras condiciones que puedan estar causando los síntomas.
  4. Observación directa: El profesional puede observar el comportamiento del paciente en diferentes entornos para evaluar los síntomas y su impacto funcional.

Es importante tener en cuenta que el diagnóstico del TDAH requiere descartar otras posibles causas de los síntomas, como trastornos del aprendizaje, problemas emocionales o de comportamiento, problemas médicos u otros trastornos psiquiátricos. Un diagnóstico preciso es fundamental para desarrollar un plan de tratamiento efectivo, que puede incluir terapia conductual, intervenciones educativas, medicación u otras estrategias de gestión.

¿Qué son las altas capacidades?

Las altas capacidades, también conocidas como superdotación o talento excepcional, se refieren a un nivel de habilidad intelectual significativamente por encima del promedio en áreas como el intelecto, la creatividad, las habilidades académicas o artísticas, y el liderazgo. Las personas con altas capacidades suelen destacarse por su capacidad para procesar información rápidamente, su creatividad, su capacidad de razonamiento abstracto y su alto nivel de motivación para el aprendizaje y la exploración.

Características de las altas capacidades

  • Intelecto superior: Las personas con altas capacidades suelen tener un coeficiente intelectual (CI) por encima de la media, lo que les permite comprender conceptos complejos con facilidad y abordar desafíos intelectuales de manera efectiva.
  • Creatividad: Muchas personas con altas capacidades exhiben un pensamiento creativo excepcional, que se manifiesta en la generación de ideas originales, la resolución de problemas de manera innovadora y la capacidad de pensar fuera de lo convencional.
  • Motivación intrínseca: Tienen una fuerte motivación intrínseca para el aprendizaje y la exploración, lo que les impulsa a buscar constantemente nuevos desafíos y oportunidades para crecer intelectualmente.
  • Intereses diversos: Suelen mostrar intereses diversos y profundos en una variedad de áreas, desde las ciencias y las matemáticas hasta las artes y las humanidades.
  • Sensibilidad y empatía: A menudo son personas sensibles y empáticas, con una profunda comprensión de las emociones y perspectivas de los demás.

Diagnóstico de las altas capacidades

El diagnóstico de las altas capacidades puede ser más complicado que el de otros trastornos, ya que no se basa únicamente en la presencia de síntomas claramente definidos, sino en la evaluación de habilidades y potenciales. Algunos métodos utilizados para diagnosticar las altas capacidades incluyen:

  1. Pruebas de inteligencia: Se utilizan pruebas estandarizadas de inteligencia, como el WISC (Wechsler Intelligence Scale for Children) o el WAIS (Wechsler Adult Intelligence Scale), para evaluar el coeficiente intelectual del individuo.
  2. Evaluación del rendimiento académico: Se pueden revisar los registros académicos del individuo para identificar un rendimiento excepcional en áreas específicas, como las matemáticas, las ciencias o las artes.
  3. Entrevistas y observaciones: Los profesionales pueden realizar entrevistas con el individuo y su familia, así como observaciones en entornos académicos y sociales, para recopilar información sobre sus intereses, motivaciones y habilidades sociales.

¿Cómo diferenciar entre altas capacidades y TDAH?

Distinguir entre personas con TDAH y personas con altas capacidades puede ser desafiante porque comparten algunas características, pero también tienen diferencias significativas.

Una niña con altas capacidades y tdah mira la corteza de un árbol a través de una lupa.

Características comunes entre personas con altas capacidades y TDAH

  • Inquietud e impulsividad: Tanto las personas con TDAH como las de altas capacidades pueden mostrar signos de inquietud e impulsividad. Sin embargo, en las personas con TDAH, estas características tienden a ser más persistentes y pueden interferir significativamente en su vida diaria.
  • Intereses diversos: Ambos grupos pueden tener una amplia gama de intereses y una curiosidad natural por el mundo que les rodea.
  • Creatividad: Las personas con altas capacidades y TDAH pueden ser creativas e innovadoras en su pensamiento y enfoque hacia los problemas.

Características específicas de las personas con TDAH

  • Dificultades de atención: Las personas con TDAH suelen tener dificultades significativas para mantener la atención en una tarea durante períodos prolongados, mientras que las personas con altas capacidades pueden enfocarse intensamente en áreas de interés.
  • Hiperactividad: La hiperactividad es una característica distintiva del TDAH que generalmente no se encuentra en las personas con altas capacidades en ausencia de TDAH.
  • Impulsividad: La impulsividad en las personas con TDAH puede manifestarse como tomar decisiones precipitadas o actuar sin considerar las consecuencias, lo que puede no ser tan prominente en las personas con altas capacidades que no tienen TDAH.

Características específicas de las personas con altas capacidades

  • Coeficiente intelectual elevado: Las personas con altas capacidades suelen tener un coeficiente intelectual significativamente superior al promedio, lo que les permite procesar la información de manera rápida y eficiente.
  • Profundidad en áreas de interés: A menudo muestran una profunda inmersión en áreas de interés específicas y pueden destacarse en campos como las matemáticas, las ciencias, las artes o las humanidades.
  • Mayor capacidad de aprendizaje: Las personas con altas capacidades tienen una mayor capacidad para absorber y procesar información compleja, lo que puede llevar a un rápido avance académico en áreas de interés.

Altas capacidades y TDAH, un reto personal

Vivir con altas capacidades y TDAH supone experimentar una combinación única de desafíos y oportunidades. Entre los más destacados, encontramos:

Desafíos

  1. Dificultades de atención: Las personas con esta doble excepcionalidad pueden enfrentar dificultades para mantener la concentración en tareas que no son estimulantes o que requieren un enfoque prolongado.
  2. Impulsividad: La impulsividad puede llevar a tomar decisiones rápidas sin considerar completamente las consecuencias, lo que puede provocar problemas en las relaciones interpersonales y en la toma de decisiones.
  3. Organización y planificación: La dificultad para organizar y planificar puede dificultar la gestión eficaz del tiempo y las tareas, lo que a su vez puede generar estrés y frustración.
  4. Sobreestimulación: La combinación de altas capacidades y TDAH puede hacer que las personas sean especialmente sensibles a estímulos externos, lo que puede resultar abrumador en entornos ruidosos o caóticos.
  5. Estigma y malentendidos: Existe un estigma asociado tanto a las altas capacidades como al TDAH, lo que puede llevar a malentendidos y a una falta de apoyo adecuado por parte de la sociedad y de la comunidad educativa.

Beneficios:

  1. Creatividad y pensamiento divergente: Las personas con altas capacidades y TDAH a menudo tienen una mente creativa y pensamiento divergente, lo que les permite abordar problemas desde múltiples perspectivas y encontrar soluciones innovadoras.
  2. Rápida capacidad de aprendizaje: La capacidad de absorber y procesar información rápidamente puede permitir a estas personas adquirir nuevos conocimientos y habilidades con facilidad.
  3. Resiliencia: Superar los desafíos asociados con esta doble excepcionalidad puede cultivar una mayor resiliencia y determinación en estas personas, lo que les ayuda a enfrentar obstáculos con una actitud positiva y perseverante.
  4. Potencial para el éxito: Cuando se proporciona el apoyo adecuado y se desarrollan estrategias efectivas para manejar los desafíos, las personas con altas capacidades y TDAH tienen el potencial para alcanzar el éxito en sus áreas de interés y contribuir de manera significativa a la sociedad.
Una niña de perfil cierra los ojos y detrás de ella unos símbolos matemáticos representan las altas capacidades y tdah.

En resumen, vivir con la doble excepcionalidad de altas capacidades y TDAH puede ser un viaje desafiante, pero también ofrece oportunidades únicas para el crecimiento personal y el éxito. Al abrazar la diversidad cognitiva y proporcionar apoyo adecuado, podemos ayudar a las personas con esta combinación de talento y dificultad a alcanzar su máximo potencial.

Es fundamental reconocer que la doble excepcionalidad es solo una parte de la rica y diversa gama de experiencias humanas. Al educar a la sociedad sobre las complejidades de esta condición y promover la aceptación y la inclusión, podemos crear un mundo donde todos los individuos, independientemente de sus diferencias, tengan la oportunidad de florecer y contribuir de manera significativa a la comunidad.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​