5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

arrugas verticales en la frente

Arrugas verticales en la frente: prevención y tratamiento

14 minutos 30 views

La alimentación, los hábitos, el estrés, la ansiedad, la hidratación, la correcta higiene facial, la costumbre de desmaquillarnos antes de ir a dormir… Todos estos factores pueden influir en la aparición de arrugas verticales en la frente.

Estas líneas de expresión que aparecen entre las cejas, justo por encima de la nariz son el resultado del pliegue que se forma en la piel al activarse los músculos de la zona por las expresiones faciales.

Estos surcos, empezarán a notarse antes o después, dependiendo de la forma de la cara, la genética, la composición y tensión de la piel o los hábitos a la hora de gesticular con el rostro al hablar.

New Call-to-action

Por qué aparecen las arrugas verticales en la frente?

A medida que envejecemos, la piel pierde densidad y tersura, en parte por la acción de los radicales libres, en parte por la falta de definición progresiva de los enlaces de colágeno que forman la estructura del rostro. Este estado provoca que su sensibilidad ante diferentes factores aumente.

Igual que sucede con el resto de líneas de expresión que aparecen en la cara, las arrugas verticales en la frente son consecuencia de las emociones que vivimos. Y, aunque suelen asociarse a un gesto de enfado o preocupación, también se forman al reír o sorprenderse. Cuando la piel es joven, rápidamente, vuelve a recuperarse tras el movimiento, algo que no sucede a medida que va madurando.

Los hábitos y la alimentación pueden influir también en el resultado. Y, de hecho, muchas de nuestras elecciones, si son erróneas, terminan adelantando la aparición de estas arrugas.

Cuándo empiezan a notarse las arrugas verticales en la frente

arrugas verticales en la frente.

No se puede hablar de que exista una edad o un rango en el que aparezcan las arrugas verticales de la frente. Todo depende mucho de la piel de cada persona, la genética de cómo se cuida y de sus hábitos:

  • Por ejemplo, la piel grasa tiene una ventaja: evita las arrugas mejor que la piel seca porque los aceites naturales que produce mantienen la piel más hidratada y suave.
  • La piel que se expone al sol durante más horas sin la protección adecuada, también presentará antes los signos del envejecimiento.
  • Las arrugas verticales en la frente y el resto del rostro son visibles mucho antes en quienes tienen el hábito de fumar.
  • Las personas que no siguen una rutina de higiene facial constante o que no hidrata este órgano suficientemente notarán que las líneas de expresión cada vez se van marcando más, hasta convertirse en arrugas.
  • Lo mismo les sucede a quienes no cuidan su alimentación y en su dieta faltan verduras y frutas, y sobra alcohol, azúcares y alimentos procesados.

El estrés, pasar excesivo tiempo delante de una pantalla, tener problemas de visión o vivir en un entorno donde el nivel de contaminación es elevado son algunos factores más a añadir a la lista de variables que aumentan las probabilidades de que estas arrugas aparezcan prematuramente.

Cómo prevenir y tratar las arrugas verticales en la frente para que se noten menos 

La apariencia de estas líneas de expresión se puede mejorar con un buen cuidado de la piel, que incluya protección solar estricta. Los retinoides y péptidos que contienen algunos alimentos mejoran esta condición. Lo mismo sucede con los antioxidantes, como los que aporta la vitamina C. Su efecto es protector y reparador:

  • La protegen de un mayor daño por la formación de radicales libres.
  • Mejora la hiperpigmentación.
  • Previene la aparición de nuevas líneas de expresión.

Lo más efectivo es la constancia. Diseñar e implementar una rutina de cuidado de la piel antienvejecimiento ofrece resultados visibles a corto plazo con la ventaja de que los beneficios persisten en el largo plazo.

Prevención: el mejor aliado

En general, y salvando las distancias entre cada tipo de piel y las características genéticas, los dermatólogos recomiendan comenzar el viaje preventivo contra el envejecimiento en algún momento antes de cumplir los 30 años. Un ejemplo de mejores prácticas que conviene adoptar son:

  • Usar gafas de sol en exteriores: son la mejor manera de evitar que frunzamos el ceño, una de las principales causas de las arrugas verticales en la frente.
  • Minimizar la exposición al sol: que juega un papel importante en la apariencia juvenil de la piel. Cuanto más sol reciba, más seca, con un tono menos homogéneo y menos tersa estará.
  • Reducir el estrés: el estrés afecta negativamente a todo el organismo, y especialmente a la piel. El estrés crónico puede elevar los niveles de cortisol, lo que provoca inflamación y, a su vez, daña el colágeno.
  • Dejar de fumar: fumar cigarrillos inhibe el proceso de reparación natural del cuerpo, lo que dificulta la producción de colágeno y elastina. Este efecto empeora el estado de la piel que, es más propensa a presentar arrugas.

Cómo tratar las arrugas verticales en la frente con productos naturales

arrugas verticales en la frente.

Incluir en la dieta determinados alimentos  y nutrientes ayuda a minimizar la apariencia de estas líneas de expresión. Entre los más recomendables, se encuentran:

  • Vitamina C: se encuentra en los cítricos, las verduras de hoja verde, los pimientos rojos, el tomate y las fresas, entre otros. Sirve para aumentar la producción de colágeno, combatir el daño de los radicales libres, proteger la piel de los rayos UVA y UVB, despigmentar manchas oscuras y aportar brillo al cutis. El resultado: que las líneas se vuelvan menos notorias y la piel en general se vea más tersa y suave.
  • Agua: cuando la piel está deshidratada, las arrugas se exageran y parecen más profundas de lo que realmente son. Por otro lado, cuando tu piel está bien hidratada, se ve rellena, por lo que las arrugas se ven menos evidentes.
  • Alimentación: comer más alimentos antioxidantes, como el Silicio, un oligoelemento esencial con la capacidad de generar colágeno de manera natural y mantener la piel radiante y saludable; que puede tomarse también en forma de suplementos o, en la dieta. Incluir la zanahoria, por ejemplo, que favorece la formación de colágeno gracias a la vitamina A; el pepino que es altamente hidratante o el aguacate, que facilita la metabolización del colágeno gracias a su contenido en vitamina C
  • Aplicarse masajes y hacer ejercicios faciales: estas arrugas están relacionadas con los músculos faciales y, por eso, restar tensión de la zona mejora su aspecto, minimizando la profundidad del surco.

Además de todas estas soluciones, es recomendable el uso de suplementos y cremas. Estas deberán aplicarse en pequeños círculos con dirección hacia arriba de la frente y hacia los lados, ejerciendo una suave presión, sin que resulte excesiva.

Aparte de elegir productos con ingredientes naturales, es buena idea prestar atención a las propiedades adicionales de algunos de ellos. 

El Silicio, por su contenido en ácido hialurónico y colágeno, además de minimizar las arrugas verticales en la frente, también mejora visiblemente el estado de cabello y uñas. Para empezar a disfrutar de sus ventajas, puedes incluir en tus rutinas de belleza y cuidado este sérum de Silicio o esta crema de rosa mosqueta que, además de mejorar la apariencia de la piel aportando luminosidad, elimina los signos de cansancio y aumenta su firmeza.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​