5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

Piernas mujer cansadas

Piernas cansadas: Cómo tratarlas y aliviarlas 

14 minutos 826 views

¿Sientes como si hubieras estado de pie todo el día? Incluso, si no ha sido así, sentir las piernas cansadas o con hormigueos es una afección bastante habitual, sobre todo, en mujeres. Algunas, además experimentan dolor y pesadez en extremo, por lo que resulta importante cuidar y descubrir algunos remedios para tratarlas correctamente y reducir la aparición de los síntomas. 

New Call-to-action

Desde el exceso de ejercicio, hasta estar sentada todo el día, la pesadez y el dolor de piernas involucra en todos los casos una mala circulación de la sangre. De entre los síntomas más frecuentes suelen darse con mayor frecuencia los calambres, la sensación de pesadez en las extremidades inferiores y un dolor de poca intensidad en las piernas, además de picores y hormigueos.

Sin embargo, una de las causas principales que provoca piernas y cansancio extremo es, en casos más graves, la denominada insuficiencia venosa, una afección por la que existe una complicación en las venas a la hora de enviar sangre de las piernas al corazón, lo cual produce que tanto en piernas como en tobillos se produzca hinchazón y de lugar a la aparición de pequeños coágulos de sangre en forma de las molestas y antiestéticas varices. 

Todo ello provoca la acumulación de líquidos y de sangre en la parte inferior de las piernas, lo que hace que sintamos cansancio y pesadez en extremo. El National Library of Medicine (NIH) informa que son las mujeres quienes experimentan un mayor riesgo de padecer insuficiencia venosa debido a los cambios hormonales producidos por la menstruación, el embarazo o la menopausia o dados algunos métodos anticonceptivos, aunque los hombres también puedes padecer esta afección. 

La edad es también otra importante causa, ya que las venas suelen perder su elasticidad a medida que pasa el tiempo. Además, existen otros factores importantes en la aparición de los síntomas de las piernas cansadas como son los factores genéticos. 

Cómo prevenir y aliviar la pesadez en las piernas 

Mujer masajea piernas cansadas

Si bien el paso del tiempo es inevitable, existen algunos hábitos que se pueden modificar para evitar la aparición de los molestos síntomas de las piernas cansadas. En primer lugar, los malos hábitos provocan mala circulación en la sangre y, por lo tanto, hinchazón y cansancio, así que lo primero es salir todos los días a caminar o correr para que trabajen los músculos de las piernas. Además de esto, existen cuatro pautas básicas de buenos hábitos para prevenir los síntomas: 

  • Altas temperaturas 

Con la llegada del calor o exponer las piernas a calor extremo provoca que las paredes de las venas se dilaten más de lo normal, y esto favorece un aumento de retención de líquidos y aumento de la sangre en las extremidades inferiores de las piernas y más predisposición a enfermedades venosas.

  • Mala alimentación 

La alimentación es la base casi de todo, y en este caso también juega un papel fundamental. El sobrepeso o la obesidad son las causas más habituales en las piernas cansadas solo por el hecho de soportar más peso de lo normal. Así, es conveniente reducir el consumo de la sal, ya que se asocia a un mayor incremento de presión arterial, entre otras cosas.

  • Consumo de tabaco 

El humo, al contener nicotina es muy perjudicial y uno de los mayores potenciales para padecer cansancio extremo y dolor de piernas. La nicotina hace que las venas se estrechen y que se rieguen peor las zonas más distantes del corazón como las piernas, a parte de que la temperatura de la piel, por lo general, suele disminuir unos 3°C.

  • Ejercicio moderado 

El ejercicio es una de las mejores recetas para aliviar y tratar las piernas cansadas, pero con moderación. El descanso entre entrenamientos es fundamental, no solo para recuperarnos, sino para no sobrecargar y contribuir a un mayor dolor en las piernas en general. Además de todo esto, se puede aliviar la pesadez y mejorar la circulación de la sangre en las piernas con la ayuda de alternativas como las prendas de compresión, la elevación de piernas, y otras alternativas que analizamos a continuación. 

Cómo tratar las piernas cansadas en casa 

Mujer sostiene piernas cansadas

Si últimamente has notado algunos de los síntomas antes citados, debes saber que existen algunos remedios caseros que pueden ayudarte a tratar el cansancio extremo y dolor de piernas. Un estudio publicado el National Library of Medicine (NIH), sobre los tratamientos en pacientes con problemas de circulación y venas varicosas recomienda las elevaciones de piernas y las medias de compresión como ayuda a esta afección, aparte de algunos ejercicios, de los cuales destacamos: 

  1. Estiramientos de piernas

Cualquier ejercicio donde se involucre el estiramiento de las piernas hace que se reduzca el dolor y la incomodidad. Ya sean posturas, por ejemplo, yoga o pilates, la intención es que se active la circulación de las piernas y se tonifica la musculatura. Asanas en yoga como la postura del perro boca abajo (Adho Mukha Svanasana) es una forma muy sencilla de que mejore el flujo de la sangre.

¿Cómo hacerla? Colócate a cuatro patas en una esterilla y sube hacia arriba los glúteos de modo que tu cuerpo quede en forma de V invertida. Estira las piernas todo lo que puedas y, de vez en cuando, dobla un poco las rodillas. Mantente al menos 20 segundos con cada pierna y repite el ejercicio a diario.

  1. Postura de yoga (Virasana o asana del héroe)

Esta postura resulta ser una solución muy fácil y simple cuando se tiende a acumular pesadez y piernas cansadas, ya que el efecto de compresión que se ejerce es bastante fuerte para las piernas, las articulaciones de las rodillas y de los tobillos. Además, las piernas quedan estiradas y con sensación de ligereza.

¿Cómo podemos hacerla? Arrodíllate con las rodillas una junto a la otra y los pies separados con la ayuda de un cojín grande o un bloque y ponlo en medio de tus pies. Siéntate en el soporte, y si te duelen las rodillas, agrega un poco más de altura. Siéntate erguida, con las manos apoyadas suavemente sobre tus muslos, y quédate así de 2 a 4 minutos. Cuando salgas de la postura, estira las piernas hacia adelante durante unos segundos para enderezar los ligamentos de la rodilla. 

  1. Levanta los pies

Esta es otra postura de yoga es súper simple y sencilla para activar la circulación y relajar la musculatura de las piernas. Se denomina la postura del lago invertido (o también conocida como viparita karani en yoga) y es muy eficaz si hemos estado durante mucho tiempo de pie o sentadas). La forma de realizarla es de lo más simple. Túmbate de cara a una pared y lleva tus piernas hacia arriba mientras las apoyas en la pared. Asegúrate de que tu espalda está plana en el suelo. 

Intenta moverte cada vez más hacia la pared y quédate en la postura durante unos diez minutos antes de volver a ponerte de pie ¡Notarás los resultados! 

En definitiva, y por lo general, un buen descanso y los remedios caseros suelen ser suficientes para tratar y aliviar las piernas cansadas. No obstante, el uso de cremas como la nueva G7 Light Legs+200ml te pueden ayudar a prevenir el cansancio extremo y el dolor de piernas, a mejorar la circulación y a prevenir la acumulación de líquidos y varices. 

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​