5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

colorantes alimentarios naturales

Los mejores colorantes alimentarios naturales

20 minutos 947 views

¿Has pensado en cambiar a los colorantes alimentarios naturales? Introducir químicos en la dieta puede conllevar riesgos para la salud. Algunos aditivos alimentarios sintéticos, como los colorantes artificiales, han sido asociados con efectos adversos en ciertas personas, como reacciones alérgicas, problemas digestivos y trastornos del comportamiento en niños susceptibles.

Por esta razón, hay una creciente demanda de colorantes alimentarios naturales como alternativa. ¿Buscas una opción más saludable pero igual de atractiva y reducir la exposición a aditivos químicos en tu dieta?

New Call-to-action

¿Qué son los colorantes alimentarios naturales y de dónde proceden?

Los colorantes alimentarios naturales se obtienen de fuentes vegetales, animales o minerales, y no se someten a procesos químicos intensivos. Ingredientes como la remolacha, el azafrán, la cúrcuma y la espirulina, pueden proporcionar colores vibrantes y seguros a los alimentos.

Hoy día, los consumidores buscan opciones más naturales y menos procesadas, y están más atentos a la composición de los alimentos que consumen.

Es importante destacar que, si bien los colorantes naturales son considerados más seguros que los sintéticos, también pueden causar reacciones alérgicas en algunas personas sensibles. Además, es esencial asegurarse de que los colorantes naturales utilizados sean de origen confiable y cumplan con los estándares de calidad y seguridad alimentaria.

Colorantes alimentarios sintéticos y sus riesgos

Los colorantes alimentarios son importantes en la industria alimentaria porque mejoran la apariencia visual de los alimentos y bebidas, haciéndolos más atractivos para los consumidores. Los colorantes ayudan a mantener o realzar el color natural de los alimentos y aseguran una consistencia visual en los productos procesados.

Existen varios colorantes alimentarios sintéticos comunes que se utilizan ampliamente en la industria alimentaria. Vamos a ver cuáles son los más usados y los posibles efectos adversos asociados a su consumo en algunas personas sensibles:

  1. Tartrazina (E102). Es un colorante amarillo brillante que se encuentra en una variedad de productos, como bebidas, dulces, postres y productos de panadería. Algunas personas pueden ser sensibles a la tartrazina y experimentar reacciones alérgicas, como urticaria, asma, picazón, enrojecimiento de la piel y dificultad para respirar.
  2. Amarillo Crepúsculo (E110). Es un colorante amarillo anaranjado utilizado en alimentos como helados, refrescos y productos de confitería. Puede causar reacciones alérgicas en personas sensibles y se ha asociado con hiperactividad en algunos niños.
  3. Amarillo de Quinoleína (E104). Es un colorante amarillo verdoso que se encuentra en alimentos como helados, postres, bebidas y productos de panadería. Al igual que otros colorantes, puede desencadenar reacciones alérgicas en algunas personas.
  4. Rojo Azorrubina (E122). Es un colorante rojo utilizado en productos como gelatinas, dulces, refrescos y productos lácteos. Se ha asociado con reacciones alérgicas en individuos susceptibles y puede tener efectos adversos en la actividad y atención de algunos niños.
  5. Rojo Allura AC (E129). Es un colorante rojo intenso que se utiliza en bebidas, productos lácteos, postres y alimentos procesados. Se ha relacionado con reacciones alérgicas, como urticaria, y algunos estudios han sugerido una posible asociación con la hiperactividad en niños.

Es importante destacar que los efectos adversos de los colorantes alimentarios sintéticos pueden variar según la sensibilidad individual y la dosis consumida. Además, las autoridades sanitarias establecen límites y regulaciones para su uso seguro en los alimentos, y los fabricantes deben cumplir con estas normativas.

En general, es recomendable que las personas sensibles a los colorantes alimentarios eviten el consumo de alimentos que los contengan. Además, es importante leer las etiquetas de los productos y estar atento a las posibles reacciones alérgicas o efectos adversos después de consumir alimentos que contengan colorantes sintéticos. En cualquier caso, mejor prevenir, tratar de evitar su consumo y apostar por colorantes alimentarios naturales cuando sea posible.

Ventajas de los colorantes alimentarios naturales

colorantes alimentarios naturales

El uso de colorantes alimentarios naturales ofrece varias ventajas en comparación con los colorantes sintéticos. Estas son algunas de ellas:

  1. Origen vegetal o animal: se trata de ingredientes que provienen de fuentes reconocibles y se procesan de manera mínima.
  2. Menor probabilidad de efectos adversos: los colorantes alimentarios naturales tienden a tener una menor probabilidad de causar efectos adversos en comparación con los colorantes sintéticos. Si bien algunas personas pueden ser sensibles a ciertos colorantes naturales, en general, se consideran más seguros y menos propensos a desencadenar reacciones alérgicas o problemas de salud. Esto se debe a que los colorantes naturales se encuentran en alimentos y plantas que han sido consumidos durante siglos sin causar problemas significativos para la salud.
  3. Reconocimiento y aceptación por parte de los consumidores: los fabricantes han de tener en cuenta que los productos que utilizan colorantes naturales pueden tener una ventaja comercial al satisfacer las preferencias y preocupaciones de los consumidores.
  4. Variedad de colores disponibles: los colorantes naturales ofrecen una amplia gama de colores vibrantes y atractivos que pueden utilizarse para realzar la apariencia visual de los alimentos y bebidas. Los ingredientes naturales, como las frutas, las verduras y las especias, pueden proporcionar tonos intensos y diversos, permitiendo una amplia variedad de opciones de color en la formulación de alimentos.

Si bien los colorantes alimentarios naturales presentan varias ventajas, es importante tener en cuenta que también tienen limitaciones. Algunos colorantes naturales pueden ser más sensibles a la luz, el calor y el pH, lo que puede afectar su estabilidad y durabilidad en los productos alimentarios.

Tipos de colorantes alimentarios naturales:

Existen diferentes fuentes de colorantes alimentarios naturales, como frutas, verduras, especias, hierbas o flores, entre otros. Aquí tienes algunos ejemplos comunes:

  •         Curcumina. Es un colorante amarillo brillante que se encuentra en la cúrcuma, una especia de color amarillo dorado. La curcumina se utiliza para dar color y sabor a alimentos como mostaza, sopas y productos de panadería.
  •         Carmín. Es un colorante rojo intenso obtenido de la cochinilla, un insecto de la familia del escarabajo que se encuentra en regiones tropicales y subtropicales. El carmín se utiliza para dar colores rojos, rosados o púrpuras a productos como yogures, helados, dulces y productos de confitería.
  •         Betacaroteno. Es un pigmento natural que se encuentra en frutas y verduras de color naranja y amarillo, como las zanahorias, las calabazas y los mangos. El betacaroteno se utiliza para dar un tono naranja o amarillo a productos como zumos, sopas, productos de panadería y productos lácteos.

Existen diferentes métodos utilizados para extraer y procesar los colorantes naturales, dependiendo del tipo de colorante y de la fuente de donde se obtiene. Algunos de los más habituales son:

  1. Maceración: este método implica sumergir la fuente del colorante, como plantas, frutas o vegetales, en un solvente líquido, como agua o alcohol, durante un período de tiempo. Durante este proceso, los pigmentos se disuelven en el solvente y se obtiene un extracto colorido. Posteriormente, se puede concentrar, filtrar y purificar el extracto para obtener el colorante natural.
  2. Destilación: se utiliza para extraer aceites esenciales de fuentes vegetales. Consiste en calentar las plantas y recoger los vapores que se generan. Luego, los vapores se condensan y se recogen los aceites esenciales, que pueden contener los pigmentos responsables del color.
  3. Extracción con disolventes: algunas veces se utilizan disolventes orgánicos para extraer los pigmentos de las fuentes naturales. Este método implica la mezcla de la fuente del colorante con un disolvente adecuado, que permite la extracción selectiva de los pigmentos. Luego, el disolvente se separa y se recupera, y los pigmentos se obtienen mediante evaporación o secado.
  4. Fermentación: en algunos casos, los colorantes naturales se obtienen mediante procesos de fermentación. Esto implica el uso de microorganismos, como bacterias o levaduras, que descomponen los componentes de la fuente natural y producen compuestos coloreados como resultado del metabolismo.

Después de obtener el extracto o los pigmentos, estos pueden someterse a procesos de filtración, purificación y concentración para obtener el colorante en su forma final. Estos procesos pueden incluir el uso de técnicas de separación, filtración, clarificación y secado.

Cómo comer más rico, saludable y bonito con colorantes alimentarios naturales

colorantes alimentarios naturales

Comer más rico, saludable y bonito con colorantes alimentarios naturales puede ser una experiencia satisfactoria y beneficios para nuestra dieta. Puedes utilizarlos para dar un toque de color a bebidas, dulces, productos horneados, productos lácteos y muchos otros alimentos. Por ejemplo, puedes usar zumo de remolacha para obtener un color rojo intenso, el azafrán para dar un tono amarillo cálido o el polvo de espirulina para obtener un verde vibrante.

Los colorantes naturales también pueden ser utilizados en técnicas de decoración, como el glaseado de pasteles o la decoración de postres. Puedes experimentar con diferentes ingredientes naturales y combinarlos para obtener colores únicos y atractivos en tus platos.

Aunque los colorantes alimentarios naturales ofrecen muchas ventajas, también presentan algunos desafíos. La variabilidad en la intensidad del color es uno de ellos, ya que los ingredientes naturales pueden tener tonos diferentes según su origen y calidad. Es importante realizar pruebas y ajustar las cantidades de colorante utilizado para lograr el resultado deseado. Además, su estabilidad durante el procesamiento y almacenamiento puede ser un desafío. Algunos colorantes pueden desvanecerse o perder intensidad con el tiempo o al ser sometidos a altas temperaturas. Es recomendable proteger los alimentos de la luz y almacenarlos adecuadamente para preservar el color.

Otro desafío potencial es la influencia en el sabor o la textura de los alimentos. Algunos colorantes naturales pueden tener un sabor o aroma distintivo que puede afectar el perfil organoléptico de los platos. Es importante considerar esto al elegir y combinar los ingredientes naturales para evitar que el sabor dominante o la textura sean alterados negativamente.

Sin embargo, estos inconvenientes se ven compensados por los beneficios de esta forma de aportar color, en comparación con los colorantes sintéticos. Sus ventajas están estrechamente relacionadas con los ingredientes naturales utilizados para obtener los colores.

Los colorantes alimentarios naturales suelen derivar de frutas, verduras, especias u otros ingredientes vegetales, lo que los convierte en una opción más saludable. Aportan nutrientes y compuestos beneficiosos adicionales a los alimentos, como antioxidantes, vitaminas y minerales.

Al cambiar los componentes artificiales, procesados o industriales por colorantes alimentarios naturales, estás agregando valor nutricional a tus comidas sin comprometer la salud. Además, están en línea con la tendencia de una dieta más limpia y libre de aditivos artificiales. Y, si quieres enriquecer tu dieta con opciones naturales y sostenibles, no te olvides de la suplementación. ¿Conoces los beneficios para la salud de Silicium G5? Este suplemento mejora la calidad de la piel, aportando elasticidad y consistencia a los tejidos, además, impulsa la producción de colágeno y contribuye a eliminar el aluminio que se va acumulando en el organismo. El equilibrio que te aporta interiormente, se ve reflejado en el exterior, gracias a un pelo, piel y uñas más saludables y de mejor calidad.

New Call-to-action

Deja un comentario

2 comments

Sandra

15 de septiembre de 2023 02:01

Sin duda la curcuma puede sustituir al amarillo 5, es mucho más saludable, aunque creo que ahora es más práctico usar los colorantes sinteticos.

Me puse a investigar un poco más y desafortunadamente algunos colorantes sinteticos son testeados en animales, que, creo yo que es muy mala practica.

Aun así, gracias por la info.

Dejo aquí un complemento.

https://planetavegan.com/amarillo-5-vegano/

Un abrazo.

Equipo SILICIUM

27 de septiembre de 2023 08:57

Hola Sandra,

gracias por tu comentario, nos alegramos de que te haya gustado nuestro artículo. ¡Saludos!

​ ​