5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

cómo bajar la tensión ocular

Cómo bajar la tensión ocular: causas y remedios naturales

11 minutos 189 views

¿Quieres saber cómo bajar la tensión ocular? La presión intraocular es la tensión que existe en los ojos, resultado de la fuerza sobre la pared de los mismos ejercida por los líquidos intraoculares situados detrás del iris, humor vítreo y acuoso, que tienen la función de bañar al cristalino y hacen posible la distensión de este órgano. Cuando la tensión es más alta de lo normal, superando los valores que se establecen como límite, provoca hipertensión en el ojo. Se trata de un signo de alerta de que existe un aumento de probabilidades de desarrollar una enfermedad conocida como  glaucoma (daño permanente al nervio óptico que provoca la pérdida de visión).

Con la hipertensión ocular, la parte frontal del ojo no drena adecuadamente el líquido (recordemos que en el ojo encontramos dos tipos diferentes: el humor vítreo y el humor acuoso) y eso hace que aumente la presión ocular. Esta se mide en milímetros de mercurio (la abreviatura es: mm Hg) y sus valores considerados como “normales” son todos los que se hallan entre los 10 y los 21 mm Hg. Superar los 21 mm Hg se consideraría presentar una presión alta.

Uno de los problemas de la hipertensión ocular es que, generalmente, no  provoca síntomas, por lo que puede pasar desapercibida. Para identificarla hace falta someterse a un examen de la vista, y es entonces cuando el oftalmólogo, con ayuda del tonómetro, podrá medir la presión.

New Call-to-action

El glaucoma, por el contrario, sí que puede causar síntomas como dolor ocular intenso y palpitante, dolor de cabeza, visión borrosa, náuseas y vómitos, enrojecimiento de los ojos o visión de halos.

Pero, antes de hablar de lo que es la presión de los ojos y sus posibles complicaciones, de forma previa a plantearnos cómo bajar la tensión ocular conviene saber qué es lo que provoca que aumente.

Causas de la subida de tensión ocular

La edad es uno de los factores de riesgo y el corte se fija en los 40 años, edad en el que el porcentaje de incidencia de este tipo de problemas se dispara, llegando en algunos países a afectar hasta a uno de cada 10 de los adultos mayores de esta edad.

cómo bajar la tensión ocular causas

El incremento del riesgo de aumento de tensión en el ojo y glaucoma también tiene que ver con la genética . Lo mismo sucede con la fisiología, puesto que quienes, por ejemplo, tienen miopía son más propensos a padecer esta condición, aumentando su riesgo de manera proporcional al incremento de dioptrías asociado a su condición.

Hay seis causas principales de presión ocular alta que pueden conducir a un diagnóstico de hipertensión ocular. Se trata de las siguientes:

  1. Humor acuoso en excesiva cantidad. Bien la sobreproducción, bien un problema de drenaje podrían incrementar las probabilidades de que se eleve la tensión en este área. El humor acuoso es un líquido que tiene la función de bañar al cristalino y se encuentra detrás del iris, fluyendo a través de la pupila. Si el organismo excede en el volumen requerido de producción o si se acumula por problemas de drenaje, podemos acabar sufriendo de hipertensión ocular.
  2. Golpe en la zona: ¿imaginabas que un trauma en el ojo puede afectar al órgano y agravar el problema de hipertensión años después de producirse? Hay lesiones que causan este efecto al interferir en la producción o el drenaje acuoso.
  3.  Uso excesivo de dispositivos electrónicos. En concreto, el uso excesivo de teléfonos inteligentes está relacionado con varios problemas oftálmicos, que incluyen fatiga visual, molestias oculares, ojo seco, diplopía y visión borrosa. Una sensación de aumento de la presión intraocular es una de las quejas oftálmicas más frecuentes después del uso prolongado de estos dispositivos.
  4. Problemas en la córnea y otras condiciones que afectan al ojo: muchas de las afecciones que se producen en la zona (como conjuntivitis, blefaritis u opacidad corneal, entre otras) pueden derivar en otro tipo de trastornos como la hipertensión ocular.
  5. Prescripciones médicas: algunos medicamentos causan contraindicaciones y una de ellas es la subida de presión en el ojo. Los que contienen esteroides pueden afectar de esta forma.
  6. Estrés oxidativo. La falta de antioxidantes y el exceso de radicales libres lo provocan y pueden marcar el principio de un problema que nos lleve a tener que plantearnos cómo bajar la tensión ocular.

Algunas de estas causas son imposibles de evitar, pero, en otros casos, hay oportunidades de actuar antes de que concurran. Incluir en la dieta suplementos, como el Silicio, que aporten antioxidantes y alimentos que contengan este mineral es la forma más efectiva de lograrlo. Minimizar las horas que pasamos al día “conectados”, desintoxicar el organismo, tratar de mantener a raya el estrés y dejar de lado los malos hábitos puede repercutir muy positivamente en nuestra salud general y, especialmente en la de los ojos.

Cómo bajar la tensión ocular

Es frecuente que ante la pregunta de “¿cómo bajar la tensión ocular?” el especialista recete algún tipo de medicación para los ojos en forma de gotas, aunque existen maneras de impulsar a mejoría y prevenir este mal, que tienen que ver con seguir un estilo de vida adecuado, como:

cómo bajar la tensión ocular remedios
  • Llevar una dieta saludable que incluya muchas frutas y verduras.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Mantenerse hidratado.
  • Limitar el consumo de cafeína.
  • Evitar las grasas trans y los alimentos procesados.
  • Buscar momentos de meditación y relajación que nos alejen del estrés.

A estos hábitos se pueden sumar rutinas que promuevan estos hábitos saludables y los refuercen, como la incorporación de suplementos de Silicio para la visión, como Silicium G7 Vision en cápsulas o G7 Vision en gotas, que aportan los nutrientes más importantes para la vista y antioxidantes, en una dieta equilibrada.

Los problemas en la vista y las enfermedades de los ojos disminuyen nuestra calidad de vida y ponen en riesgo nuestra salud general. Cuidar de este órgano y prevenir la aparición de males es una decisión que no conviene retrasar. ¿Ya has tomado medidas para proteger los tuyos?

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​