5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

How to remove aluminium from the body: 4+1 tips to kick it out of your body

Cómo eliminar el aluminio del cuerpo: 4+1 consejos para echarlo a patadas

16 minutos 11323 views

Te propongo un pequeño juego. Si aciertas estas 2 preguntas, te regalamos al final del artículo una receta de smoothie antiaging espectacular. Allá va la primera: ¿piensas que acumular metales en el organismo es bueno? Y la segunda, especificando un poquito: ¿consideras que es esencial saber cómo eliminar el aluminio del cuerpo?

3, 2, 1… ¡tiempo! 

¿Cuáles son las consecuencias del exceso de aluminio en el organismo?

Quizás te suene brusco, pero el aluminio es como un parásito para el ser humano. ¿En qué sentido?

En que no se conoce ningún beneficio biológico a pesar de que está presente en varios tejidos.

Sin embargo, en diferentes estudios sí que se han observado varios efectos sistémicos perjudiciales cuando alcanza concentraciones elevadas:

  • Produce estrés oxidativo celular, lo que causa distintas consecuencias según donde se almacene. Concretamente, en el cerebro actúa como un neurotóxico, relacionándose con el desarrollo de Alzheimer, Parkinson, autismo, deterioro cognitivo (pérdida de memoria, demencia…) y otros procesos neurodegenerativos.
  • Provoca lesiones pulmonares (fibrosis, granulomatosis…) y cardiovasculares (trombosis, hipertensión…).
  • Contribuye a la inflamación del intestino, empeorando patologías como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa.
  • Reduce la absorción intestinal de hierro, fósforo, calcio, zinc y cobre.
  • Altera el metabolismo de azúcares, grasas y proteínas.
  • Aumenta el riesgo de enfermedades óseas como la osteomalacia.
  • Causa daño, inflamación y disfunción muscular.
  • Inhibe la formación de cartílago articular.

La lista no acaba ahí. 

El exceso de aluminio también se asocia con alteraciones endocrinas (tiroides, insulina…) y hematológicas (anemia), inmunosupresión, alergia de contacto, cáncer de pecho, infertilidad y teratogénesis.

Pero… ¿de verdad hay peligro?

Ten en cuenta que este elemento es uno de los más abundantes en la naturaleza y de los más usados a nivel industrial.

Por tanto, son muchas las fuentes a través de las cuales nos llega: polución, envoltorios, utensilios de cocina, alimentos, aguas contaminadas, ciertos medicamentos (antiácidos), vacunas, algunos productos cosméticos (antitranspirantes), etc.

La buena noticia es que, aunque “estamos rodeados”, la cantidad que absorbe nuestro organismo es muy baja, y gran parte se excreta por la orina.

No obstante, debido a la sobreexposición sí que puede llegar a haber un depósito excesivo en pulmones, huesos, hígado, riñón, sistema nervioso, piel y tejido adiposo. 

Y si sufrimos una patología renal, el riesgo de intoxicación se incrementa considerablemente.

Así que sí. 

Respondiendo a la pregunta inicial: saber cómo eliminar el aluminio del cuerpo es fundamental.

¿Cómo eliminar el aluminio del cuerpo? 3 consejos básicos

Prevención y sentido común

Lo primero es evitar su acumulación bloqueando las posibles vías de entrada al organismo:

  • Limita el consumo de comida procesada.
  • No almacenes bebidas ácidas (como zumos) o saladas en utensilios de aluminio sin recubrir. Así minimizarás su liberación al líquido.
  • Escoge cosméticos y productos de higiene naturales que no lo contengan.
  • Pide a tu médico que te recete fármacos sin aluminio.
  • Usa protección adecuada si te expones ambientalmente a ello cada día.

Alimentación saludable

Existen muchas frutas, verduras y otros alimentos que gracias a su contenido en ciertas vitaminas (C, E, B6…) y minerales (silicio, selenio…) ayudan a la acción desintoxicadora del hígado y la excreción urinaria de toxinas. 

Por ejemplo el brócoli, el apio, la cebolla, la manzana, las nueces de Brasil o el perejil. No te cortes y varía tu próxima lista de la compra.

También es interesante que incluyas extractos de plantas ricos en antioxidantes como jengibre, té negro, semilla de uva o hierba de trigo en polvo. Son grandes aliados contra el estrés oxidativo que provoca el aluminio. 

Terapia de quelación

Cuando este elemento ya está depositado en órganos y tejidos es muy complicado metabolizarlo y sacarlo de ahí aunque la dieta sea excelente.

En estos casos se utilizan agentes quelantes. Sustancias que “atrapan” los metales de forma inespecífica para que puedan ser fácilmente expulsados.

En terapéutica destacan el EDTA y la deferoxamina, pero deben ser tomados bajo control médico.

Hay otras opciones no químicas más interesantes como el ácido málico, el cilantro, la cúrcuma y el alga Chlorella pyrenoidosa. ¡Añádelos a tus comidas!

Silicio orgánico: la alternativa más avanzada

El silicio orgánico es un antagonista natural del aluminio, ya que reduce su absorción intestinal y aumenta su eliminación por la orina. 

Es muy específico, al contrario que los quelantes. En un estudio se vio que beber agua rica en este mineral aumentaba la excreción urinaria del metal sin repercutir en otros como el hierro y el cobre. 

Se ha investigado incluso en personas con esclerosis múltiple secundaria progresiva, las cuales presentan una cantidad muy alta de aluminio en el cerebro. En ellas se comprobó igualmente que el agua enriquecida con silicio podría ser útil para potenciar la expulsión del tóxico a través de la orina y disminuir su concentración en el organismo.

De esta forma, el silicio orgánico actúa como un neuroprotector, ya que disminuye los acúmulos de aluminio en el sistema nervioso.

En general es considerado un potente depurativo al ser capaz de promover la eliminación de diferentes metales pesados como el mercurio y el cadmio.

Si quieres aprovecharte de estas propiedades tienes 2 fórmulas disponibles:

  • G7 Neuro Health. Incrementa la agilidad mental, favorece la concentración y la memoria, y combate el estrés oxidativo. 
  • G7 Siliplant. Además de contribuir a la depuración de toxinas es muy efectivo en el cuidado de las articulaciones, piel, cabello y uñas.

Botón compra Neuro Healthbotón G7 Siliplant

Extra tip: smoothie de fresa

Has acertado las 2 preguntas del inicio del artículo, ¿verdad? 

Seguro que sí, así que aquí tienes una receta de un batido antiaging delicioso que te va a alegrar los desayunos y las meriendas.

Saca la batidora y echa los siguientes ingredientes:

  • 10 fresas.
  • 1 tapón dosificador de G7 Siliplant.
  • Leche de almendras.
  • 3 gotas de esencia de vainilla.
  • Hielo y edulcorante al gusto.

Licúa bien y… ¡listo! Una bebida refrescante, nutritiva y natural con todos los beneficios del silicio orgánico.

Ahora que ya sabes cómo eliminar el aluminio del cuerpo, no tienes excusa para echarlo a patadas y cuidarte como te mereces. ¡Contacta con nosotros si tienes cualquier duda!

New Call-to-action

Sobre el autor…

Raúl Tizón

Farmacéutico, copywriter y redactor.


Acerco la salud a las personas a través de las palabras. Soy graduado en Farmacia (UCM) con un Máster en Enfermedades Infecciosas (UAH). Dispensé en una farmacia e investigué en dos laboratorios hasta que descubrí que lo mío era escribir. Me gusta cuidarme, hacer ejercicio, escuchar música y comer en buena compañía.

​ ​