5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

fibromialgia y fatiga crónica

¿Cómo se relacionan la fibromialgia y la fatiga crónica?

12 minutos 532 views

El denominado síndrome de fatiga crónica (SFC) tiene bastantes síntomas y aspectos generales en común con la fibromialgia. La fibromialgia y la fatiga crónica son dos tipos de enfermedades que resultan limitantes y crónicas, aunque con algunas diferencias ¿Cuáles son y cómo podemos tratarlas de manera natural?

¿Qué es la fibromialgia y en qué se parece a la fatiga crónica?

La fibromialgia es una enfermedad que se caracteriza por un dolor de leve a agudo musculoesquelético generalizado y crónico. Tal y como recoge el National Library of Medicine (NIH), todas las personas que padecen esta enfermedad sienten dolores generalizados por todo el cuerpo sin un motivo específico y lo más normal, es que los dolores se mantengan a lo largo del tiempo, meses, y en los casos más agudos, de manera permanente.

La enfermedad puede llegar a ser bastante incapacitante si no se toman algunas recomendaciones y medidas para aliviar los síntomas y tratarlos de forma efectiva, ya que se trata de una enfermedad que afecta a la forma en la que el cerebro procesa las señales del dolor y amplifica esa sensación. Además, y tal y como recoge el informe del NIh, se trata de una dolencia que prevalece más en las mujeres, hasta en un casi 5 por ciento que en los hombres y su franja de edad se sitúa entre los 40 y 49 años.

En cuanto al Síndrome de fatiga crónica (SFC) se trata de una enfermedad que, al igual que la fibromialgia, se desconocen las causas y entre los síntomas comunes está el dolor muscular que, además, aumenta con la práctica de ejercicio. Pero, pasamos a analizar en profundidad los síntomas de ambas enfermedades.

New Call-to-action

Síntomas comunes y tratamiento de la fibromialgia y la fatiga crónica

Todas las personas que padecen fibromialgia y fatiga crónica presentan mucha sintomatología común. Según la Clínica Mayo, incluso, podría existir la posibilidad de que pudiera tratarse de la misma enfermedad, pero que se podrían clasificar en dos facetas evolutivas distintas. A pesar de esto, se tratan como dos enfermedades por separado aunque al principio los profesionales puedan confundir el diagnóstico al superponerse ambos síntomas de cada una de ellas.

Los síntomas más prevalentes de la fibromialgia son:

  • Dolores musculares
  • Cansancio extremo y fatiga
  • Debilidad general mental y física de leve a intensa y grave
  • Los síntomas no desaparecen con el descanso y el reposo
  • La enfermedad podría hacerse más grave con la práctica de ejercicio

Según los expertos, cuando el Síndrome de Fatiga Crónica se alarga en el tiempo se suele asociar a otras afecciones relacionadas como la fibromialgia, por lo que es necesario tratar todos los síntomas para estabilizar a la persona que lo padece. Y entre sus causas, tal y como describe el National Library of Medicine (NIH), el problema principal podría deberse a un problema de cómo el sistema central nervioso procesa el dolor

Y con respecto a los desencadenantes de la enfermedad, la institución de salud explica cómo podría tratarse de un trauma emocional o físico, alteraciones constantes de sueño, un virus o una infección, una respuesta anormal al dolor o a estar expuesto a situaciones de alto estrés que podrían ser el origen de la enfermedad, entre otros factores como los genéticos. 

Así, de entre los síntomas de la fibromialgia encontramos:

Dificultades cognitivas: o lo que se denomina “fibroniebla” que significa dificultad de concentración dado el dolor que se experimenta. 

Fatiga o sensación de mucho cansancio, lo que provoca insomnio y otros trastornos de sueño

Dolor generalizado: el cual la persona lo siente como molestias musculares e intensas y continuas por todo el cuerpo.

fibromialgia y fatiga crónica

Estilo de vida y prevención de la fibromialgia y la fatiga crónica

Una de las primeras cosas que recomiendan los expertos para prevenir la fibromialgia y la fatiga crónica, es la buena gestión del estrés. Al contrario de limitar el esfuerzo excesivo, se recomienda el descanso pero sin dejar de estar activa mediante ejercicios básicos de respiración, meditación y relajación general. Para ello, técnicas corporales de Yoga Nidra o algo tan simple como salir a dar un paseo pueden servirnos de gran ayuda.

Buena calidad e higiene de sueño: destinar el tiempo suficiente para irse a dormir, así como crear una rutina de sueño y limitar las siestas es otra de las recomendaciones básicas.

Hacer ejercicios básicos con constancia: Prácticas como andar, pasear en bicicleta, aeróbic, yoga suave o nadar suelen ser muy eficaces y los dolores disminuyen si se practica con regularidad, al igual que los estiramientos y los ejercicios posturales.

Nutrición: la alimentación saludable es otra de las cosas más importantes. La reducción de la cafeína y el no fumar son otros de los pilares.

La medicina alternativa como el tai-chi, la acupuntura u otras técnicas relajantes pueden ser también eficaces para el alivio de los síntomas y el dolor.

En conclusión, en el caso de la fibromialgia, los síntomas más predominantes suelen ser el dolor y la sensibilidad generalizada en el cuerpo, mientras que en el SFC o Síndrome de fatiga crónica, la fatiga es el síntoma más dominante. 

Se puede vivir con ambas afecciones con los tratamientos adecuados, lo anteriormente expuesto y con refuerzos a base de silicio orgánico como el gel en frío Orgono G7 Sport Recovery Cream que oxigena toda la musculatura proporciona sensación de alivio inmediato o las cápsulas Orgono Articomplex; un multimineral y multivitamínico a base de silicio orgánico que ayuda a fortalecer y a ganar elasticidad en las articulaciones.

New Call-to-action
New Call-to-action
New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​