5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

pelo graso en la lactancia

Cómo tratar el pelo graso en la lactancia con remedios naturales

11 minutos 130 views

Notar tu pelo graso en la lactancia es algo normal. Ya que tu cuerpo experimenta cambios, igual que ocurre durante el embarazo, y pueden afectar al cabello.

A continuación, te explicamos por qué el pelo se engrasa y te damos también las claves para llevar a cabo un tratamiento con unos remedios naturales. Cuida así tu melena tras el parto, igual que lo haces para luchar contra la caspa.

New Call-to-action

Principales causas de tener el pelo graso

Por lo general, si tu pelo es más fino acumula más grasa capilar. Esto se debe a que no tiene tanta capacidad para absorber los aceites naturales, que se producen en el cuero cabelludo. 

A estas sustancias también se las conoce como sebo. Es útil para preservar la salud del pelo y protegerlo de agentes externos. Además de mantenerlo hidratado. Pero, el sebo puede acumularse e impregnar cada mechón de grasa y pegajosidad. Varios factores contribuyen a que esto ocurra:

  • Tocados y prendas. El uso de sombreros en verano o gorros en invierno aumentan la probabilidad de tener el cabello graso. Porque se aplasta y se cubre el pelo, por lo que el sebo queda atrapado e incluso se extiende fácilmente
  • Cambios en los ambientes. Las bajadas o los aumentos repentinos de temperaturas llevan a que aparezca el pelo graso en la lactancia. Ya que la reacción del cuerpo es producir más aceites naturales para protegerlo. Sucede también con los cambios completos de clima.
  • Actividad física o deporte. Tu melena igualmente se ensucia y engrasa cuando tu cuero cabelludo suda. Lo que genera una capa de agua, sal y ácidos, que lo recubren. En algunos casos puede provocar hasta caída. 
  • Abuso de productos acondicionados a base de aceite. Si usas productos capilares para las puntas secas, por ejemplo, debes evitar que llegue a las raíces
  • Por último, como ya hemos avanzado, el pelo graso en la lactancia es una consecuencia de los cambios hormonales. Entre ellos, el embarazo, el parto, la pubertad y la menopausia. 

Por qué tenemos el pelo graso en la lactancia

Precisamente en ese último factor podemos incluir la etapa de la lactancia también. En este periodo, tu pelo se ve afectado por los desajustes en las hormonas placentarias. Por lo que el cabello se debilita, incluso con caída, y las glándulas sebáceas producen más sebo, en exceso.

Así que la grasa va cubriendo el cuero cabelludo, algo que varía en manera e intensidad en cada mujer. Algunas lo sufren por primera vez en su vida y otras observan cómo empeora la cantidad de sebo, exageradamente. 

pelo graso en la lactancia

Cómo evitar el cabello graso en la lactancia

Independientemente de cómo de pronunciado sea el pelo graso en la lactancia, esta situación puede durar entre seis y diez meses. No obstante, podemos prevenirla siguiendo estos consejos que te damos:

Usar remedios naturales

Los tratamientos para el cabello con productos naturales no son tan agresivos y tienen componentes que no dañan ni perjudican tu cuero cabelludo a la hora de lavarlo. Aquí incluimos también el uso de mascarillas y sérum capilares. 

Además, evitar las sustancias artificiales ayuda en la lactancia a que no se incremente el desequilibrio hormonal. Por tanto, usa mejor un champú natural para el pelo graso y toma suplementos como las cápsulas de Silicium G7 Beauty, una fórmula exclusiva para mantener tu pelo saludable. Ya que contiene silicio orgánico enriquecido con vitamina E y selenio.

Control del estrés y buen estado de ánimo

Por otro lado, debemos gestionar bien las situaciones que producen estrés, pues esto ayuda a disminuir el pelo graso en la lactancia. Al mismo tiempo, mantener una actitud positiva y un buen estado de ánimo es beneficioso. 

Para controlar todo esto, tienes que intentar disfrutar de actividades de ocio y rutinas que te gusten o produzcan placer. Si quieres, además, combatir la fatiga, porque cuidar de un bebé puede afectar a tu cansancio, toma cápsulas de Orgono Articomplex. Es un suplemento multimineral y antioxidante, también con silicio orgánico, que fortalece tu sistema inmunitario.

pelo graso en la lactancia

La alimentación es clave

Dado que el folículo piloso o la parte “viva” del cabello se alimenta de lo que ingerimos, debemos llevar una dieta sana y equilibrada para beneficiar la salud del pelo. Sobre todo, con productos ricos en vitaminas A, B, E y A, así como ácido fólico, para la generación de queratina y colágeno

También debes comer alimentos que contengan minerales como el hierro, el calcio, el yodo y el zinc, importantes después de dar a luz. Por supuesto, la hidratación es fundamental: beber mucha agua permite que el organismo funcione correctamente. 

En conclusión, ten en cuenta todo esto para tratar el pelo graso en la lactancia y prevenir en la medida de lo posible que el sebo se acumule en tu cuero cabelludo. Mantener un equilibrio con el consumo de las vitaminas indicadas, entre la alimentación y los suplementos, también es de importancia en la prevención.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​