5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

Astenia primaveral, fatigue printanière

6 consejos para evitar la astenia primaveral y llenarte de energía

12 minutos 390 views
New Call-to-action

La astenia primaveral se presenta en la vida de miles de personas durante la llegada de la primavera. Sin embargo, los síntomas asociados a esta pueden ser fruto de otras muchas causas, es por ello que, en ocasiones, pasan desapercibidos. Conocer el por qué nuestro organismo sufre de astenia primaveral es la mejor manera de prevenir sus efectos y poder ponerle remedio

La astenia primaveral se relaciona con peor estado anímico, desidia o apatía. También puede presentarse en forma de incomodidad, nerviosismo o insomnio. Esto se aparecería en nuestro organismo como consecuencia de los cambios de estación y de horario.

Qué es la astenia primaveral

Se conoce a la astenia primaveral como un problema de fatiga y apatía, unido a la falta de energía atribuida a la llegada de la primavera. Los síntomas pueden presentarse de manera suave o mucho más intensos.

Existe discusión acerca de si la astenia primaveral debe o no considerarse como un cuadro patológico. Independientemente de esto, lo cierto es que al llegar la primavera, más de la mitad de la población presenta alguno de los síntomas que se asocian con la astenia primaveral. Estos son algunos de ellos:  

Causas de la astenia primaveral

No se puede atribuir únicamente una causa a la astenia primaveral, de hecho, existen múltiples factores que provocan que esto ocurra. Así, muchas de las causas que provocan este estado de apatía y cansancio están asociadas a factores climatológicos y ambientales tales como:

  • Cambios de horarios y de rutinas diarias (con el aumento de horas de luz, pasamos más tiempo de ocio, descansamos menos, etc.).
  • Subida de presión atmosférica y temperaturas.
  • Cambio de horario (el reloj marca una hora más).

Todos estos factores hacen que el cuerpo se altere, y los ritmos circadianos modifiquen sus valores. De esta manera, el organismo se altera y funciona de manera diferente a la habitual. Se comienzan a segregar  hormonas como el cortisol o la melatonina, que son las responsables del estrés en el organismo. De esta manera, nuestro cuerpo necesita mayor cantidad de energía para adaptarse a los cambios. 

Por fortuna, la astenia primaveral puede desaparecer por sí sola con el paso del tiempo. Habitualmente, los síntomas desaparecen en una o dos semanas. Durante ese periodo, el cuerpo se adapta a las nuevas condiciones.

Tratamiento de la astenia primaveral

Al no estar considerada oficialmente como una patología, la astenia primaveral no tiene un tratamiento específico para su desaparición. Sin embargo, es posible prevenir y minimizar sus síntomas. Así, podemos acelerar el proceso de adaptación de nuestro cuerpo. 

Es posible prevenir la aparición de los síntomas de la astenia primaveral siguiendo algunas medidas muy sencillas. Estas son algunas de ellas:

  • Tener en cuenta el cambio horario antes de que se produzca: sabemos la fecha exacta en la que se producirá el cambio horario, por lo que, podemos establecer pequeños cambios antes de que este se produzca. De esta manera, cuando llegue, habremos aplicado a nuestra vida el nuevo horario.
  • Practicar deporte diario de manera moderada: practicar deporte es la mejor manera de subir los niveles de energía de nuestro cuerpo. Si lo practicamos de manera diaria y moderada, transitaremos de forma mucho más saludable este cambio de estación.
  • Tomar más líquidos de los que consumimos habitualmente: Ingerir una cantidad correcta de líquidos a diario, es siempre de gran importancia. Sin embargo, durante esta época del año, se vuelve vital. Con la llegada de la primavera, aumentan las temperaturas y el organismo necesita mayor cantidad de líquidos.
  • Mantener las rutinas del sueño: cuando sufrimos de astenia primaveral segregamos mayor cantidad de melatonina. Esta es la hormona que se encarga de equilibrar los niveles de sueño. Para evitar que se produzcan alteraciones de sueño es conveniente no comer nada al menos una hora antes de ir a dormir y mantener el dormitorio con una temperatura adecuada.  
  • Incluir mayor cantidad de frutas y verduras en nuestra dieta: finalmente, es importante mantener nuestro cuerpo bien alimentado y nutrido. Durante esta época, es más necesario que nunca ingerir una alta cantidad de frutas y verduras. Es decir, se trata de ingerir mayor cantidad de comida “real” en lugar de ultraprocesada. 

Algunos de los alimentos como las lentejas, la quinoa y los frutos secos, ayudan a mantener elevados los niveles de energía. Así,incluir en tu rutina alimentos ricos en silicio o complementar tus comidas con suplementos que lo contengan, es una estupenda opción para superar los síntomas de la astenia primaveral rápidamente. 

G7 Defender

Las cápsulas de G7 Defender contienen 17 principios activos naturales para mejorar las defensas y ayudar al sistema inmunológico. Gracias a la ingesta de estos comprimidos se potencia la energía y vitalidad del cuerpo de manera natural, además, retrasan el proceso de envejecimiento.  

CTA Defender ES

No podemos evitar los efectos de los cambios estacionales en nuestro cuerpo, sin embargo, sí es posible minimizar su impacto negativo. Es por ello que, durante esta época del año, es más importante que nunca mantener unos hábitos de vida saludables. Así, mantener los niveles de vitaminas y minerales apropiados, y adoptar las medidas anteriormente mencionadas son algunas de las mejores estrategias para combatir este desorden primaveral antes de que aparezca su sintomatología.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​