5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

mejorar la postura

Consejos para mejorar la postura y prevenir dolores

11 minutos 951 views

Encontrar y mantener una posición del cuerpo adecuada resulta fundamental para una vida saludable y sin dolor. Por eso, buscar formas de mejorar la postura, puede evitar una serie de problemas a largo plazo.

De la buena circulación al alivio de los dolores de cervicales, esforzarse por mantener una posición erguida, con los hombros correctamente alineados y la cabeza alta tiene muchas ventajas.

New Call-to-action

No preocuparse de la postura al caminar, trabajar o levantar pesos puede deteriorar nuestra salud, conducir al atrofiamiento de algunos grupos musculares y también hacernos parecer más viejos. Si deseas ahorrarte estas molestias y prevenir dolores necesitas averiguar la forma de mejorar la postura.

 Factores que influyen en la postura

La genética y la estructura ósea de cada persona pueden influir en su postura. A ello hay que sumar otros factores, como los malos hábitos y estilos de vida, la fatiga, el estrés, las lesiones, e incluso el uso excesivo de dispositivos electrónicos, otro de los aspectos que también puede afectarle negativamente.

mejorar la postura

¿Imaginas cómo?

  • Genética y estructura ósea. Se trata de factores importantes en la postura, ya que determinan la forma en que se desarrollan los músculos y las articulaciones del cuerpo, y cómo se distribuye el peso del cuerpo. Su altura, longitud, curvatura o fortaleza determinan la postura.
  • Malos hábitos y estilo de vida. Cargar peso excesivo, no tener en cuenta la ergonomía en el transporte de objetos pesados, usar demasiados dispositivos electrónicos, la obesidad o una dieta pobre en nutrientes como calcio o vitamina pueden influir en la postura al debilitar los músculos y las articulaciones del cuerpo, lo que puede llevar a una postura encorvada y una mayor tensión en el cuello y los hombros. Es importante adoptar un estilo de vida activo y saludable para mantener una buena postura y prevenir problemas futuros.
  • Fatiga y estrés. Una por debilitar los músculos del tronco y el otro por provocar una tensión muscular excesiva pueden afectar la postura. Su influencia en la forma en que los músculos y las articulaciones funcionan juntos complica nuestros esfuerzos de mantener una postura equilibrada. Practicar hábitos saludables de sueño y reducir el estrés mediante técnicas de relajación y ejercicios de respiración podrían ser maneras efectivas de prevenir sus consecuencias negativas.
  • Lesiones y dolencias. Sus efectos sobre el cuerpo causan debilidad en músculos y articulaciones o dolor. También pueden limitar la movilidad, llegando a alterar la forma en que nos movemos y nuestra posición.
  • Uso excesivo de dispositivos electrónicos. Provoca problemas de salud a largo plazo, que empiezan por el aumento de la tensión muscular en zonas como lumbares y cervicales por mantener la misma postura durante tiempo prolongado, el encorvamiento que causa dolor de cuello, hombros y espalda; problemas de visión e incluso el desarrollo de escoliosis.

Cómo mejorar la postura

La conciencia postural es el primer paso para mejorar la postura. Los ejercicios de fortalecimiento, el stretching y la movilidad articular también son importantes. El uso de ayudas posturales o las mejoras en el estilo de vida y hábitos dan buenos resultados. Lo mismo sucede con y los tratamientos profesionales, que pueden ser efectivos para corregir y prevenir la mala postura.

  • Conciencia postural. Al realizar una actividad hay que evaluar la postura adoptada. Al principio puede costar más crear este hábito, pero, una vez se instaura en nuestra vida, se convierte en una acción mecánica, muy beneficiosa.
  • Ejercicios de fortalecimiento. Unos músculos fuertes y un cuerpo resistente ofrecen un mejor soporte a la postura, sirviendo de prevención de ciertos problemas de movilidad.
  • Stretching y movilidad articular. Pilates o yoga son dos disciplinas deportivas que favorecen la flexibilidad y sirven para mejorar la postura. Lo consiguen a base de estudiados movimientos, repeticiones y tablas de ejercicio que optimizan la movilidad articular gracias a los estiramientos y la activación de distintos grupos musculares.
  • Uso de ayudas posturales. Puede tratarse de un soporte lumbar que ayude a mejorar la postura sentado, dispositivos como los correctores de postura que se usan alrededor del torso para tirar de los hombros hacia atrás y enderezar la columna vertebral; almohadas especiales para corregir o minimizar problemas cervicales o sillas ergonómicas.
  • Mejoras en el estilo de vida. Una nutrición adecuada aporta al organismo todos los elementos que necesita para mantener sus sistemas. Huesos, cartílagos, tendones, articulaciones y piel pueden resistir mejor al paso del tiempo cuando se cuidan desde dentro. El ejercicio es el complemento idóneo.
  • Tratamientos profesionales. Las sesiones de fisioterapia para corregir problemas musculares o prevenir que se lleguen a producir; y los masajes para aliviar la tensión muscular son una manera de devolver la movilidad perdida y recuperar capacidad motora.

Consejos prácticos para mantener una buena postura

mejorar la postura

Es importante sentarse correctamente, mantener la espalda recta al caminar y evitar mantener la misma posición por períodos prolongados. Para mejorar la postura conviene también realizar pausas y estiramientos regulares durante el día. Al caer la noche, dormir en un colchón y almohada adecuados previene problemas de sobrecarga muscular.

La movilidad es un aspecto crucial de la salud y la calidad de vida. Mejorar la postura y mantenerla es esencial para prevenir problemas a largo plazo y disfrutar más años sin dolor ni limitaciones de movimiento. Para ello, el primer paso es seguir las recomendaciones propuestas e incorporar el ejercicio regular al día a día.

Además de tener esto en cuenta, conviene prestar atención al cuidado general del organismo. Es clave evitar los químicos y optar por productos naturales en el marco de una dieta equilibrada donde no falten nutrientes. Una forma de asegurar que no te falta ninguno de los necesarios para el aparato motor es tomando suplementos, como Orgono Articomplex, un complejo articular condroestimulante con vitaminas, silicio orgánico, oligoelementos y minerales que mantiene tu organismo a punto y previene lesiones.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​