5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

Cuero cabelludo quemado por el sol

Cuero cabelludo quemado por el sol: ¿y ahora qué?

15 minutos 138 views

¿Has experimentado alguna vez la molestia que produce el cuero cabelludo quemado por el sol? Igual que la sobreexposición provoca daños en otras partes del cuerpo, también implica riesgos para esta zona. Sabemos que el sol es bueno y malo. En su justa medida aporta muchos beneficios (combate la depresión, favorece el sistema inmunológico y mantiene los huesos fuertes), pero también puede perjudicarnos.

Los efectos varían en cada persona, en función del tipo de piel, la temperatura, tiempo de exposición y nivel de protección. Aunque, todos los que han experimentado la quemadura solar alguna vez reconocen sus síntomas: una mancha roja de forma indefinida, el dolor de la quemadura y en ocasiones, también un picor desagradable o incluso la aparición de una ampolla, que se forma en el caso de quemaduras más graves. 

Si bien es esencial tratar de evitar quemarse el cuero cabelludo y la línea del cabello, también es importante saber qué hacer en caso de que estas áreas se quemen con el sol. Como imaginas, el cuero cabelludo y la línea del cabello son más complicados de tratar debido a los folículos pilosos presentes allí.

New Call-to-action

 Síntomas del cuero cabelludo quemado por el sol

Si la piel se expone demasiado a la luz ultravioleta (UV) de la luz solar, se quema. Cualquier piel expuesta puede quemarse, incluida la del cuero cabelludo. Es lo que sucede cuando nos dejamos llevar por malos hábitos, como:

  • No aplicar el protector solar antes de exponerse.
  • Aplicar un protector solar con índice SPF demasiado bajo.
  • No repetir aplicación pasado un cierto tiempo.
  • No emplear un protector resistente al agua si nos vamos a sumergir en playa o piscina.
  • Estar al sol en las horas centrales del día.
  • No cubrirse la cabeza con gorras o sombreros.

Los síntomas de un cuero cabelludo quemado por el sol son básicamente los mismos que los de una quemadura solar en cualquier otra parte del cuerpo. ¿Los reconoces?

  • Enrojecimiento
  • Sensación de calor o quemazón al tacto
  • Sensibilidad o dolor
  • Comezón
  • Pequeñas ampollas llenas de líquido

Por otra parte, es importante tener en cuenta que en verano sudamos más, y ese exceso de sudoración hace que el cuero cabelludo se irrite y, por tanto, esté más sensible. Eso podría empeorar las consecuencias de nuestra exposición al sol. Si la quemadura solar es grave, también sería posible experimentar:

  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Náuseas

Recuerda que pueden pasar algunas horas hasta que aparezcan los primeros síntomas de una quemadura solar.

Quemaduras por el sol

Importancia de evitar las quemaduras solares en todo el cuerpo

El peligro va mucho más allá de cualquier dolor, enrojecimiento e incomodidad a corto plazo, porque después de que se desvanece la quemadura solar, permanece el daño duradero.

Las quemaduras solares aceleran el envejecimiento de la piel y son la causa principal en la mayoría de los casos de carcinoma de células basales, carcinoma de células escamosas y melanoma, la forma más mortal de cáncer de piel.

Qué sucede cuando encontramos el cuero cabelludo quemado por el sol

Es bien sabido que los rayos UV tienen un efecto negativo en la piel cuando no se toman las precauciones debidas. Sin embargo, es menos conocido que los rayos UV también afectan el cabello. A menudo se dice que una exposición excesiva a los rayos UV hará que la piel envejezca, pero no se habla tanto de que lo mismo sucede con el cabello y el cuero cabelludo.

Cuando nos exponemos a los rayos UV, las cutículas del cabello se dañan primero. Esto da como resultado no solo que el pelo se seque y se encrespe, sino que también hace que se enrede debido a la fricción entre los mechones.

Sin embargo, el efecto en el cuero cabelludo es aún más profundo. Cuando el cuero cabelludo está expuesto a los rayos UV, el daño a las células provoca que el cabello también sufra efectos negativos, favoreciendo su caída y el debilitamiento.

Si bien el cabello protege al cuero cabelludo, como resultado de la pérdida de cabello y la pérdida de densidad capilar, el cuero cabelludo puede estar aún más expuesto a los rayos UV y sufrir aún más daños. Esto se convierte en un círculo vicioso que afecta a la salud y aspecto de esta zona.

 Cómo cuidar del cuero cabelludo quemado por el sol

Cuando ha sucedido lo que se estaba tratando de evitar y el cuero cabelludo está quemado por el sol, es importante aplicar una serie de cuidados a lo largo de la semana siguiente. Es necesario ser constante y recordar:

  • Ducharse con agua fría, o, como mucho, tibia. El agua caliente aumentará la incomodidad de las quemaduras solares.
  • Revisar los ingredientes del champú y acondicionador, ya que conviene evitar los sulfatos; pueden secar el cuero cabelludo y crear más irritación.
  • También hay que prescindir de los acondicionadores con dimeticona, que pueden bloquear los poros, atrapar el calor y crear más daño. La barrera que crea este silicio sintético texturizador reseca la piel y fomenta la aparición de bacterias 
  • Intentar limitar la aplicación de productos para el cabello y, aún más importante: escoger solo los que contengan ingredientes naturales.
  • Dejar de emplear instrumentos de peinado y secado para el pelo. Es preferible que el cabello se peine y seque de manera natural para favorecer el proceso de curación.
  • Calmar el dolor con compresas frías, eso ayudará a reducir el estrés de la zona.
  • Poner especial cuidado a la hora de hidratar. Es buena idea aplicar aceite de coco y gel de aloe vera suavemente en el cuero cabelludo quemado por el sol para aliviar la incomodidad y promover la curación. La lavanda también es beneficiosa.
  • Mantenerse hidratado. Es importante beber agua a lo largo de todo el día para hidratar la piel, especialmente en verano, época en la que es necesario aumentar la cantidad y frecuencia.
  • Cubrir la zona para protegerla completamente del sol. Usar gorra o sombrero mientras el cuero cabelludo se está curando.
Cuero cabelludo quemado

Hay algunos hábitos que deberán seguirse durante unos días, hasta que la zona esté recuperada. No obstante, es conveniente pensar en otros que pueden prevenir las consecuencias del cuero cabelludo quemado por el sol en el futuro.

Entre las medidas para evitar los dañinos rayos UV, que pueden aumentar las posibilidades de cáncer de piel, y disfrutar del verano sin quemaduras solares en el cuero cabelludo se encuentran:

  • Aplicar SPF 30 (o superior) que puede encontrarse en forma de nieblas, aerosoles y polvos ligeros como el aire para minimizar las raíces grasas.
  • Usar sombreros protectores contra el sol. Los mejores son los flexibles y de ala ancha.
  • Cuidar la piel y protegerla durante todo el año. ¿Sabes que si durante los meses de invierno y otoño también se cuida la piel, cuando llega el momento de la exposición a la radiación se está más protegido?
  • Elegir siempre productos naturales.

Si te decides a eliminar los que contengan químicos, puedes optar por fórmulas que incluyan Silicio, que ayuda a mantener la salud y la belleza de la piel, uñas y cabello. Por ejemplo, puedes incluir en tus rutinas Silicium G5 Gel, siempre que no tengamos heridas abiertas en el cuero cabelludo o no nos hayamos hecho una quemadura importante. Se recomienda su aplicación por la noche, antes de ir a dormir, para dejarlo actuar más horas y, al día siguiente, proceder al lavado del cabello. Al cabo de unos días se habrán reducido las molestias de las quemaduras.

CTA Silicium Gel ES
New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​