5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

cuidados de la piel de la cara

Cuidados de la piel de la cara imprescindibles a cualquier edad

13 minutos 144 views

Conseguir una piel bonita no es fruto de la magia, sino una cuestión de consistencia y de usar los productos correctos. Los cuidados de la piel de la cara te ayudan a lograr una apariencia más joven y saludable. Por esa misma razón, te conviene extenderlos a otras formas del cuerpo, como el cuello y el escote, que también están expuestos al sol y otros agentes.

Ya sea que desee retrasar el envejecimiento natural de la piel, reducir los signos de la edad o prevenir la irritación y el acné, hay algunas cosas que se deben hacer a diario para mantener una piel radiante.

New Call-to-action

5 cuidados de la piel de la cara necesarios

cuidados de la piel de la cara necesarios

Afortunadamente, una rutina de cuidado de la piel de la cara efectiva no tiene por qué ser una tarea tediosa. Es sencilla, agradable y puede ser una oportunidad para disfrutar de tratamientos relajantes a diario.

Mantener una rutina diaria de cuidado de la piel es el primer paso para recuperar la salud y el brillo juvenil de este órgano. Solo necesitas prestar atención a estos 5 puntos:

  1. Higiene. La limpieza suave ayuda a que la piel se vea mejor. Para limpiar suavemente el rostro hay que humedecerlo con agua tibia y, después, aplicar un limpiador suave (a base de ingredientes naturales) con un movimiento circular con las yemas de los dedos. Para terminar, se enjuaga completamente el limpiador y se seca suavemente el rostro con una toalla limpia de algodón. Esta rutina se puede aplicar al levantarse por la mañana y también por la noche, antes de ir a la cama. En este último ritual del día es preciso retirar el maquillaje. Al acostarse con el maquillaje puesto, no solo queda este sobre la piel, sino también toda la suciedad, la grasa y las toxinas que la piel ha acumulado a lo largo del día. Si no se retiran, podrían obstruirse los poros, irritarse la piel y aparecer el acné.
  2. Hidratación. Beber agua alimenta la piel desde el interior. La piel deshidratada puede verse opaca, tirante y seca, con líneas de expresión más visibles. También puede realzar las áreas oscuras alrededor de los ojos y la nariz. El alcohol y el café deshidratan la piel. Beber mucha agua mantiene la piel hidratada y puede darle un brillo saludable. Comer frutas y verduras, hacer ejercicio y dormir bien también pueden ayudar a mantener la piel hidratada. Además de la hidratación desde dentro, hay que pensar en los productos de uso tópico. La Unión Europea prohíbe más de 1300 ingredientes artificiales nocivos, lo que facilita tu búsqueda de productos hidratantes a base de ingredientes naturales. Debes evitar los que contengan aceite mineral, parabenos, propilenglicol o fragancias, entre otros. Lo más recomendable es elegir cremas con extractos naturales como Silicium Rosa Mosqueta que, además de hidratar, mejora la firmeza de la piel y borra los signos del cansancio.
  3. Nutrición. Somos lo que comemos, por eso, conviene pensar en la comida como el combustible necesario para disfrutar de cada día. Además, si tenemos en cuenta que la piel es el órgano más grande del cuerpo, aún es más relevante la necesidad de hacer elecciones de alimentación saludables. Beber muchos líquidos y tomar frutas como la sandía, que nos hidratan por dentro no basta. Tu organismo precisa de otros nutrientes y antioxidantes, como los ácidos grasos omega-3, que ayudan a la piel a controlar la hidratación y la producción de aceite y también pueden reducir el acné. Se encuentran en alimentos como las nueces, semillas y pescados como las sardinas y la lubina.
  4. Masaje reafirmante. Este tipo de cuidados activan la circulación sanguínea, oxigenando así la piel del rostro de manera efectiva y pueden corregir algunas de las primeras líneas de expresión, gracias a los movimientos firmes y repetitivos en la dirección adecuada (circulares en el sentido de las agujas del reloj, de abajo hacia arriba y del centro de la cara hacia el exterior). Conviene recordar que, para masajear siempre se debe tener la piel lubricada con aceites naturales como el Serum de Silicium que, además de tener un efecto lifting, regenera la piel.
  5. Protección. El protector solar es lo más parecido que tenemos a una fuente de la juventud. Realmente puede retardar el envejecimiento de la piel. También puede ayudar a prevenir el cáncer de piel. Busque un protector solar que ofrezca protección de amplio espectro, SPF 30 (o superior) y resistencia al agua. Proteger la piel no se refiere solo a cuidar de que no se vea afectada por los efectos negativos de los rayos solares. También hay que alejarse de las fuentes de contaminación y los humos, eso incluye, por supuesto, el tabaco.

Cuidado con la piel de la cara: 6 malos hábitos a evitar

cuidados de la piel de la cara hábitos

Los cuidados de la piel de la cara mencionados aumentan de efectividad si en tu día a día tienes la precaución de evitar estos malos hábitos:

  • Usar remedios caseros a la ligera. Antes de aplicarlos, asegúrate de saber cómo, para qué y por qué. Conviene investigar un poco antes de aplicar sustancias aleatorias en la piel. No todo lo natural es necesariamente bueno (el arsénico y el tabaco son dos ejemplos) y no todas las combinaciones funcionan igual para cada tipo de piel. Una mala decisión puede secar o irritar la piel, o, en el peor de los casos, dejar marcas para siempre.
  • No hacer ejercicio. Ejercitar el cuerpo no solo es importante para la salud y el bienestar general, sino que también mantiene el flujo de sangre y lleva oxígeno a las células de la piel, brindándole ese brillo naturalmente saludable. El ejercicio reduce el estrés y también ayuda a controlar la inflamación, los cuales afectan positivamente a la piel en su proceso de envejecimiento. La buena circulación es clave, así que no hay que privarse de aumentar la frecuencia cardíaca a los niveles recomendados durante al menos media hora varias veces a la semana.
  • Tocarse la cara. ¿De qué te sirve lavarla mañana y noche si durante el día no dejas de poner sobre ella tus manos, que han estado expuestas a diversas sustancias? Gestos como apoyar la cabeza en las manos o frotarse la cara con los dedos pueden transferir suciedad y aceites que causan imperfecciones.
  • Olvidarse del cuidado de los labios. Primero la exfoliación, para eliminar la piel muerta, sin excederse o podría producirse la irritación. Después la hidratación y nutrición, dos básicos en una zona tan sensible del rostro.
  • No dormir lo suficiente. La falta de sueño puede causar una disminución en el flujo sanguíneo y la producción de colágeno, y se necesitan ambos para tener una piel de aspecto más juvenil. Con el sueño combates la inflamación y tu piel se repara sola.
  • No exfoliar con cierta periodicidad. Fuera lo viejo adentro con lo nuevo… una máxima que también se aplica a las células de la piel. Un exfoliante natural permite un enfoque más efectivo y suave para eliminar las células muertas de la piel y dar paso a la producción de nuevas células. Este gesto reduce la aparición de arrugas y le da una sensación general de suavidad a la piel.

Consejos para mejorar la apariencia y salud de la piel de la cara de forma natural

Siguiendo las 5 pautas de cuidados para la piel de la cara y evitando los 6 malos hábitos mencionados en el apartado anterior lograrás tu objetivo. Una piel resplandeciente y de apariencia joven merece productos a base de ingredientes naturales, una dieta rica en vitaminas y antioxidantes y constancia en las rutinas. Estos son los pilares de cualquier rutina de mantenimiento efectiva en el largo plazo.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​