5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

Desgaste de rodilla por causa del ejercicio

El desgaste de rodilla: síntomas, causas y prevención

18 minutos 268 views

¿Notas molestias en la rodilla? La rodilla es una de las articulaciones qué más artrosis presenta en comparación con otras articulaciones del cuerpo. El desgaste de rodilla se produce porque esta articulación es, precisamente, una parte del cuerpo de carga; es decir, que se encarga de soportar nuestro peso y el de las cosas que movemos de un lado a otro.

Es una lesión que se va desarrollando de forma gradual, así como también el dolor que produce. Por este motivo es importante tomar cartas en el asunto si se presentan los primeros síntomas.

New Call-to-action

En este artículo te explicamos cuáles son estos síntomas, las causas del desgaste de rodilla y cómo puedes prevenir su escalada.

¿Qué es el desgaste de rodilla?

¿Sabías que la rodilla es la articulación más grande del cuerpo humano? Además, es una de las articulaciones qué más problemas puede causar por su propensión al desgaste debido al sobreesfuerzo, malos hábitos deportivos, accidentes, etc. 

La artrosis de rodilla —o desgaste de rodilla— es una enfermedad degenerativa que suele presentarse a edades avanzadas, pero que también puede afectar a personas jóvenes que hayan sufrido lesiones en esa articulación o la hayan forzado a base de malos hábitos a la hora de realizar esfuerzos físicos. Por ejemplo, una mala técnica o efectuar el movimiento de forma equivocada. Además, existen ciertos tipos de ejercicio físico o deportes que pueden perjudicar esta articulación y terminar causando este desgaste, como correr o los deportes de contacto. 

El desgaste de rodilla se produce porque el cartílago se desgasta de forma gradual y deja de proteger los huesos. Así, con el movimiento de la articulación, los huesos rozan entre ellos y el paciente siente dolor. 

Causas del desgaste de rodilla

Como hemos apuntado, la edad suele ser un factor determinante en el desgaste de rodilla. Además, el peso también juega un papel importante. Dado que la rodilla es una articulación de carga, a mayor peso, más desgaste.

Un dato curioso es que la artrosis de rodilla es más frecuente en mujeres que en hombres, aunque se desconoce la razón de esta diferencia entre sexos. Un grupo de expertos de la Universidad de Georgia en Estados Unidos, descubrió que esta diferencia está en el líquido sinovial de la rodilla.

Las lesiones que pueden producir el desgaste de rodilla son aquellas que ocurren tanto en el ligamento como en el menisco y el cartílago. Otros motivos por los que aparece en jóvenes son el sobrepeso y el factor hereditario.

¿Cuáles son los síntomas?

Así pues, el dolor que produce la artrosis de rodilla se desarrolla de forma progresiva y lenta. Sin embargo, se pueden desencadenar episodios concretos de dolor que se relacionan con descompensaciones espontáneas de la articulación.

Los signos que puede percibir un paciente con este tipo de problema son las siguientes:

  • Dolor en la rodilla
  • Inflamación de la zona articular
  • Fallo en la pierna al poner todo el peso en ella
  • Rigidez en la articulación
  • Sensación de chasquido al flexionar la rodilla
  • Estos síntomas pueden agravarse con los cambios de climatológicos 

¿Cómo puedes proteger tus articulaciones y prevenir el desgaste de rodilla?

El yoga puede prevenir el desgaste de rodilla al mejorar la postura
  • Mantén un peso saludable. El exceso de peso provoca una fuerte presión sobre las rodillas, lo que, a la larga, puede acelerar el proceso de desgaste de rodilla.
  • Haz ejercicio suave que ayude a mantener la función articular. Varía los ejercicios para mantenerte fuerte y combina ejercicios más exigentes —como salir a correr— con otros de bajo impacto, como nadar.
  • Fortalece las rodillas con ejercicios de fuerza como las sentadillas. De este modo, refuerzas los músculos que sostienen las rodillas —cuádriceps, isquiotibiales y abductores— lo que protege el cartílago y reduce el estrés que ejerces sobre la articulación.
  • Mejora la higiene postural con Pilates, yoga, taichí… también a la hora de permanecer sentado; por ejemplo, cruzar las piernas desgasta las rodillas a la larga. Una mala postura cambia el centro de gravedad del cuerpo, lo que provoca una presión adicional sobre las rodillas y las caderas.
  • Cuida el calzado que utilizas. Es importante elegir zapatos que sujeten bien el pie y sean cómodos. Tu calzado debe evitar que los pies giren hacia dentro o hacia afuera con el movimiento para evitar el desgaste de rodilla.
  • Evalúa el dolor de tu rodilla y hazte cargo de él. Si te duelen las rodillas, párate a pensar en la causa para evitar aquellas situaciones que no te favorecen. No descartes acudir a un especialista médico que pueda recomendarte los hábitos que te ayuden a mejorar y, ralentizar la progresión del desgaste de rodilla.
  • La correcta comprensión de la biomecánica de la rodilla es esencial para la prevención y el tratamiento del desgaste y otras patologías. Por eso es fundamental visitar a un profesional de la fisioterapia que pueda guiarte en cómo realizar de forma correcta los movimientos de la rodilla para prevenir el desgaste articular. 
  • Suplementa tu dieta con colágeno y silicio. Dado que el colágeno se va reduciendo progresivamente a partir de los 35 años, es buena idea incorporarlo a la dieta de forma natural para ayudar a las articulaciones. El silicio es un oligoelemento que promueve la formación de colágeno, por lo que un buen suplemento puede ser aquel que combine colágeno y silicio. 
    • Un ejemplo idoneo es Living Silica Collagen Booster, un suplemento con silicio orgánico que estimula el colágeno de manera natural y refuerza huesos y articulaciones. Si prefieres las cápsulas, puedes optar por Living Silica Collagen Booster cápsulas
    • Otra opción es el colágeno en polvo, como Living Silica Collagen Peptides. Se trata de un polvo que puedes mezclar con agua o añadir a los batidos —sabe a vainilla—  que contiene colágeno hidrolizado, silicio, ácido hialurónico, vitamina C, Biotina y Acacia. Además de favorecer de forma natural la producción de colágeno, tiene un alto contenido en fibra y mantiene la piel elástica e hidratada.
    • También te recomendamos Orgono Articomplex, especialmente pensado para deportistas y para cuidar tus articulaciones.

Beneficios del colágeno

Los hábitos de vida saludables previenen el desgaste de rodilla

Diferentes estudios —como este sobre cómo el colágeno ayuda en el tratamiento de prevención de la osteoporosis o este otro sobre el colágeno hidrolizado en el tratamiento de la misma enfermedad— relacionan la eficacia que el colágeno tiene para disminuir el dolor provocado por el desgaste de rodilla. Si mejoramos la producción de colágeno, reforzaremos de forma natural el cartílago presente en las articulaciones.

Se puede obtener colágeno con la alimentación, solo debes fijarte en los alimentos que eliges. Podemos obtener colágeno tanto en alimentos de origen animal, como de fuentes vegetales. En este caso, podemos elegir las nueces, que son ricas en omega 6; o verduras y frutas como el pimiento, tomate, cerezas y frambuesas, que son ricas en licopeno, lo que contribuye en la secreción de colágeno al tiempo que es un excelente antioxidante. Las fresas, además, tienen el poder de proteger el colágeno que ya está presente en el organismo.

Entre los alimentos de origen animal, podemos señalar el pollo, pavo, salmón, trucha y huevos. Si comes carne, es preferible elegir pollo, pavo o conejo y evitar las grasas saturadas de las carnes rojas. De este modo, consigues los aminoácidos suficientes para cuidar cartílagos y articulaciones. Los pescados azules, como la trucha, salmón, caballa, son ricos en ácidos omega-3, que previene la oxidación celular y actúa como antiinflamatorio. 

Además puedes tomar suplementos que contengan colágeno o ayuden a producirlo de forma natural como Living Silica Collagen Booster líquido, en su versión cápsulas o en polvo de los que hablábamos antes. Si prefieres no ingerir ningún suplemento, pero quieres beneficiarte del silicio puedes utilizar cremas o geles para mimar tus articulaciones con un suave masaje. 

CTA Silicium Gel ES

Te recomendamos Silicium G5 Gel, que contiene vitamina E, además de silicio orgánico, y brinda bienestar articular. Puedes aplicarlo entre 3 y 4 veces al día, por ejemplo en la rodilla, haciendo un pequeño masaje o aplicando una capa fina para que actúe y penetre en la piel. Para una mayor absorción, puedes envolver la zona con papel film.

Como ves, unos hábitos de vida saludables y una adecuada suplementación pueden mejorar los síntomas del desgaste de rodilla. Además, si pones en práctica estos consejos ante la aparición de los primeros síntomas, puedes evitar que el problema evolucione.

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​