5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

dieta para la gota, lo que necesitas saber

Dieta para la gota: Todo lo que debes saber

14 minutos 60 views

¿Necesitas saber qué alimentos debe incluir tu dieta para la gota? Seguro que ya sabrás que uno de los aspectos más importantes para mantener esta enfermedad a raya es seguir una alimentación saludable, prestando atención a todo aquello que ingerimos. Por este motivo, en este artículo te explicaremos qué es exactamente la gota y te ayudaremos a descubrir cuáles son los alimentos permitidos y cuáles están totalmente prohibidos.

Además,  te explicaremos cuáles son los síntomas de esta dolencia y algunos remedios caseros para prevenir un brote. ¡Toma nota!

New Call-to-action

¿Qué es la gota?

dieta para la gota, que es la gota

La gota es una enfermedad reumática, aunque de forma más exacta podemos hablar de un tipo de artritis. Esto se produce cuando los niveles de ácido úrico en sangre están muy por encima de los niveles normales y nuestro organismo no es capaz de eliminarlo de forma natural a través de los riñones. 

Esta sustancia se acumula en forma de cristales en los tejidos y en las articulaciones, sobre todo en los pies y en los pulgares. Pero, según la Sociedad Española de Reumatología (SER), la gota se puede desarrollar también en otras zonas como tobillos, rodillas y hasta en los dedos de las manos. Estos cristales que se forman a consecuencia del ácido úrico reciben el nombre de tofos y pueden llegar a ser perceptibles a simple vista. 

Síntomas de la gota y factores de riesgo

La gota es una enfermedad que, a priori, puede pasar desapercibida, pues los dolores u otros signos de alarma son casi imperceptibles, Por este motivo, una manera de estar prevenidos ante este problema es realizar exámenes de sangre rutinarios. Para conocer un poco más sobre esta dolencia, vamos a descubrir algunos de sus principales síntomas:

  • Dolor agudo e inflamación en las articulaciones.
  • Piel tirante pudiendo parecer que tiene brillo.
  • La articulación afectada se enrojece y se pone caliente.
  • Existe una mayor sensibilidad al tocar la piel.
  • En ocasiones, puede aparecer fiebre.
dieta para la gota, síntomas

Estos síntomas suelen aparecer y durar en torno a los 3 y 10 días, después tienden a desaparecer, en ocasiones, incluso sin tratamiento. Pero, la realidad es que con el paso del tiempo, estos síntomas se vuelven más frecuentes e intensos, llegando a volverse crónicos. Como comentábamos al comienzo del artículo, la presencia de esta sustancia está vinculada directamente con la alimentación, pero la realidad es que también existen otros factores de riesgo, tales como:

  • La genética.
  • Los cambios hormonales.
  • Tomar ciertos fármacos, como la vitamina niacina, la levodopa, los diuréticos…
  • Padecer obesidad o sobrepeso.
  • Los hombres tienen más probabilidades que las mujeres, de hecho, es más común en los varones de entre 35 y 50 años.
  • Otras enfermedades, como insuficiencia renal, diabetes, hipotiroidismo, tensión alta, colesterol, entre otras.

¿Qué debo comer si tengo gota?

Para comenzar, es importante saber que la dieta para la gota tiene unos objetivos muy claros: tener un peso adecuado y seguir una alimentación saludable; evitar algunos alimentos considerados prohibidos; e incluir otros que sirven para controlar los ataques de gota. Por tanto, para evitar la aparición de los síntomas, es recomendable incluir algunos de los siguientes alimentos:

  • Frutas, como las fresas, los arándanos, las cerezas… Y también cítricos, como las naranjas, los pomelos o los limones, pues su poder alcalinizante sirve para disminuir la cantidad de ácido úrico. Además, tampoco te puedes olvidar de manzanas, uvas y plátanos.
  • Lácteos y derivados, pero siempre en su versión desnatada.
  • Frutos secos, como almendras, avellanas y nueces.
  • Las verduras solo son recomendables algunas, y las hortalizas, sobre todo el nabo, el apio, la coliflor, la zanahoria y las patatas.
  • Aceite de oliva.
  • Semillas de linaza y chía.
  • Avena, arroz, maíz…
dieta para la gota, que comer y que no comer

¿Qué no se debe comer para la gota?

Como contrapartida, en la dieta para la gota, también encontramos ciertos alimentos totalmente prohibidos, así como otros cuyo consumo se debe limitar para mantener los niveles de ácido úrico controlados. Por este motivo, hacer caso a las siguientes recomendaciones es imprescindible para prevenir un ataque:

  • Carnes rojas, como ternera, buey, cordero… y vísceras, porque al contener grandes dosis de purina provocan un incremento del ácido úrico en sangre.
  • Mariscos, como los langostinos; crustáceos, como los cangrejos; y moluscos, como las almejas.
  • El pescado azul, como las sardinas, el salmón o las anchoas, dado que su contenido en Omega-3 también incrementa los niveles del ácido úrico.
  • Bebidas con cafeína y bebidas alcohólicas.
  • Bebidas y alimentos con azúcares añadidos.

Por otra parte, también existe una lista de alimentos, cuyo consumo debe ser limitado como, por ejemplo:

  • Verduras de hoja, como las espinacas y las acelgas.
  • Setas y champiñones.
  • Espárragos.
  • Merluza, bacalao, lubina…
  • Pollo, pavo, pato, perdiz y conejo.
  • Guisantes, judías, habas, lentejas… 
  • Salvado de trigo.
  • Pipas, cacahuetes, maíz tostado…

¿Qué remedio casero es bueno para el ácido úrico?

dieta para la gota, remedio

Ahora que ya conoces la importancia de seguir una dieta para la gota, prestando especial atención a todo aquello que ingerimos y descartando por completo aquellos alimentos prohibidos. También, podemos recurrir a algunos de estos remedios caseros:

  1. Buena hidratación. Para controlar los ataques de gota es muy importante estar bien hidratado para eliminar las toxinas. Puedes tomar el agua sola o mediante infusiones.
  2. Los arándanos. Estos frutos contribuyen a reducir los niveles de ácido úrico en sangre, basta con tomar un puñado al día, o bien, tomarlo en cápsulas.
  3. Zumo de zanahoria y remolacha acompañado de berro y pepino. Este licuado te servirá para bajar el ácido úrico y mejorar los dolores provocados por la gota.
  4. Té de ortiga pues tiene un gran poder antiinflamatorio y mejora la circulación, logrando que baje la inflamación de la zona.
  5. Infusión de cola de caballo dado que su poder diurético y antiinflamatorio mejora los síntomas y contribuye a la eliminación del ácido úrico por la orina.
  6. Infusión de cebolla. Además de añadirla a tus recetas, prueba a hervirla y a tomar la infusión cuando se haya enfriado. 

Como has podido comprobar, la dieta para la gota es imprescindible para controlar la producción del ácido úrico. Por tanto, puede decirse que seguir una alimentación saludable es esencial para evitar la aparición de esta dolencia, pero en ocasiones, puede no llegar a ser suficiente. En ese momento, también puedes recurrir a suplementos naturales, como aquellos con vitamina C o con poder diurético para favorecer la eliminación de las toxinas, como el G7 Siliplant Biodinamizado, formulado a base de romero, cola de caballo y silicio orgánico. 

A pesar de todo lo anterior y dependiendo del grado de la enfermedad, no solo bastará con la dieta para la gota y será necesario recurrir a la medicación pautada por un médico, seguir buenos hábitos alimentarios, realizar controles rutinarios, tomar la medicación y complementar la dieta con suplementos. Pero, en cualquier caso, tanto la eliminación de ciertos alimentos como la actividad física pueden ayudarte a mantener a raya los niveles de ácido úrico en sangre.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​