5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

El poder de los antihistamínicos naturales

12 minutos 131 views

Los antihistamínicos naturales o de farmacia se usan para ayudar a aliviar los síntomas de las alergias, como la del polen, la conjuntivitis o las reacciones a las picaduras de insectos. Funcionan al bloquear la forma en que la histamina afecta el cuerpo.

New Call-to-action

La histamina es una sustancia que se libera cuando el cuerpo detecta algo dañino, como una infección. Reacciona haciendo que nuestros vasos sanguíneos y nuestra piel se hinchen, un mecanismo de defensa natural.

Cuando se tiene una alergia, el cuerpo confunde algo inofensivo, como el polen, el pelo de los animales o el polvo, con una amenaza y produce histamina. Esta desencadena una reacción alérgica que comúnmente provoca que aparezcan síntomas como picazón, ojos llorosos, secreción nasal o congestión nasal o estornudos y erupciones en la piel.

Los antihistamínicos evitan que esto suceda, siempre que se tomen antes de exponerse al agente causante de la alergia. Si se toman después de que se hayan desencadenado los síntomas, pueden ayudar potencialmente a reducir su gravedad.

Qué son los antihistamínicos naturales y qué función tienen

que son los antihistamínicos naturales

Los antihistamínicos naturales alivian las alergias al igual que los antihistamínicos farmacéuticos. Además de su función antialérgica, aportan otros beneficios al organismo y tienen menos efectos secundarios que los antihistamínicos químicos (por ejemplo, su consumo no provoca somnolencia).

Si bien es posible que las personas se vuelvan tolerantes a los antihistamínicos farmacéuticos con el tiempo, lo que puede hacerlos menos efectivos, este no es el caso cuando se trata de alternativas naturales.

Sin embargo, en comparación con los químicos, los antihistamínicos naturales pueden tardar un poco más en hacer efecto (alrededor de dos semanas).

Ejemplos de antihistamínicos naturales

Los antihistamínicos naturales se pueden encontrar en abundancia en verduras, frutas y hierbas. También se pueden tomar en forma de tabletas o cápsulas. Lo más recomendable es incorporarlos a la dieta, en vez de reducir su consumo a las semanas previas a la aparición de la alergia.

¿Para qué sirven los antihistamínicos naturales?

Cada uno de los antihistamínicos naturales de esta lista tiene unas propiedades diferentes, además de servir para bloquear la histamina. Toma nota de ellas:

  • Quercetina: además de proteger contra los síntomas de la alergia, tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, beneficios que también aporta el silicio y que mejoran tu salud en general y la calidad de la piel, en particular. La quercetina puede encontrarse en el té verde, las manzanas, las cebollas, el brócoli o el vino tinto y brinda reparación intestinal a largo plazo.
  • Sombrerera: esta hierba destaca por sus propiedades antiinflamatorias, también reduce los espasmos en el músculo liso y relaja las membranas nasales inflamadas. Su alta efectividad lleva a muchas personas a introducirla en su dieta habitual. La Petasita, como también se conoce, sirve incluso para minimizar los dolores de la migraña.
  • Jengibre. A su larga lista de propiedades y beneficios se suma la capacidad de inhibir la producción de histamina. ¿Sabías que encabeza la lista de alimentos con enzimas digestivas?
  • Hoja de ortiga. Muchos saben que puede irritar la piel al entrar en contacto con ella, lo que igual desconocen es que puede calmar los síntomas de la alergia, si se prepara en forma de té o se incorpora a la dieta mediante suplementos.
  • Omega 3. Las propiedades antiinflamatorias de estos ácidos grasos reducen las reacciones alérgicas. Seguramente ya conoces lo efectivo que es el omega-3 para equilibrar la función hormonal en el cuerpo o para el cerebro y la retina. Ahora puedes incluir alimentos como el salmón, los frutos secos o el aguacate (que lo contienen) en tu dieta para reducir los síntomas de la alergia, a la vez que reduces el colesterol malo y mejoras el aspecto y salud de tu piel, por su efecto antiinflamatorio, una ventaja que comparte con el Silicio.
  • Vitamina C. El clásico que nunca falla en la lucha contra los resfriados o el envejecimiento también nos apoya frenando los efectos adversos de la histamina en el organismo. Frutos rojos, cítricos, perejil, melocotones, pimientos, mango, coles, cayena, cebollas, calabaza, habas, tomates, lechuga, plátanos, piña y kiwi, son solo algunos de los muchos alimentos que lo contienen. Incluir los antihistamínicos naturales en tu dieta contribuye a hacerla más rica y variada. Lo puedes conseguir con suplementos Silicium con Vitamina C, tales como Orgono Articomplex, G7 Activ+ o Living Silica Hydrolyzed Collagen Peptides.

Cómo usar los antihistamínicos naturales

La mayoría de las personas no piensan en las alergias hasta que tienen un brote. Desafortunadamente, una vez que comienza una reacción alérgica, es más difícil acabar con los síntomas.

Tomar antihistamínicos naturales para prevenir una reacción alérgica es ideal para minimizar los síntomas. Por ejemplo, si se sufre de alergias estacionales y se comienza a tomar un antihistamínico natural ocho semanas antes de la temporada altamente reactiva, se nota una reducción significativa en los síntomas y el malestar provocados por el agente que la causa.

No obstante, dado que los antihistamínicos naturales no tienen contraindicaciones ni pierden efectividad, y teniendo en cuenta los beneficios adicionales que aportan, convendría incluirlos en la dita todo el año. Una forma sencilla de hacerlo es mediante suplementos.

Los antihistamínicos naturales son efectivos para reducir las reacciones alérgicas, especialmente cuando se combinan con otras metodologías como el control ambiental (pasar la aspiradora regularmente, usar un purificador de aire o emplear protectores de colchón), irrigación nasal y acupuntura.

Las ventajas de usar productos naturales para el cuidado

ventajas de los antihistamínicos naturales

Como sabes, a veces no es posible prevenir una alergia y, por eso, la forma más efectiva de luchar contra sus síntomas es con antihistamínicos naturales. Igual que otros productos que no contienen químicos y provienen de la naturaleza, los beneficios que aportan son significativos.

Lo natural ha de ser tu primera elección, tanto para el cuidado por dentro (nutrición y suplementos), como por fuera (uso tópico).

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​