5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

hombre deportista saltando

Qué hormonas se liberan al hacer ejercicio y cuáles son sus efectos

16 minutos 77 views

Cuando practicamos ejercicio físico todo nuestro cuerpo se pone en marcha, incluido nuestro sistema endocrino. 

En consecuencia, aumenta la producción de muchas hormonas con efectos de lo más variados, desde potenciar nuestro rendimiento deportivo hasta experimentar una sensación de plenitud de lo más agradable. 

Si quieres saber con más detalle qué hormonas se liberan al hacer ejercicio y cuáles son sus efectos, este artículo te va a interesar.

New Call-to-action

Liberación de hormonas con el ejercicio físico

El ejercicio físico reporta multitud de beneficios. De hecho, se podría decir que es indispensable para alcanzar y mantener un estado de salud óptimo en todos los sentidos.

Y es que el ejercicio nos ayuda a mantener un cuerpo sano, fuerte y con un peso saludable, pero también tiene un impacto enorme en nuestro bienestar mental y emocional

Esto se debe, en gran medida, a la liberación de hormonas que propicia el ejercicio físico, algo que se puede apreciar de manera inmediata en forma de sensación de bienestar e incluso euforia

Más adelante veremos en profundidad este y otros efectos de las hormonas liberadas durante la práctica deportiva o justo después de ejercitarnos. 

¿Qué pasa con las hormonas cuando hacemos ejercicio?

Cuando realizamos ejercicio físico se activan diferentes hormonas que cumplen funciones de lo más diversas. Es más, esa activación puede perdurar incluso tras el ejercicio. 

Dichas hormonas, que son sustancias naturales e indispensables para el buen funcionamiento de nuestro organismo, son segregadas por diferentes glándulas del cuerpo. 

euforia del corredor bienestar

A través del sistema circulatorio viajan hasta el lugar donde deben ejercer su acción, que puede consistir en la activación, inhibición o regulación de la actividad de distintos órganos o sistemas.

Entre las hormonas que se liberan al practicar ejercicio se incluyen las responsables de esa sensación placentera o de bienestar que mencionábamos, pero son las únicas.

Con el ejercicio también se secretan hormonas con efectos que pasan desapercibidos para nosotros pero que desempeñan funciones muy importantes para el rendimiento deportivo y la recuperación.

¿Qué hormonas se liberan al hacer ejercicio?

Al hacer ejercicio se liberan una gran cantidad y variedad de hormonas. Algunas de las principales involucradas en la práctica deportiva son: la adrenalina y la noradrenalina, el cortisol y las hormonas de la felicidad.

Adrenalina y Noradrenalina

La adrenalina y la noradrenalina son hormonas pertenecientes al grupo de las catecolaminas

Cabe mencionar que estas dos hormonas también se denominan norepinefrina (noradrenalina) y epinefrina (adrenalina).

En cualquier caso, ambas son producidas por la glándula suprarrenal, concretamente en la médula suprarrenal, que es la parte más interna o central de la glándula.

Es probable que ya sepas cuál es el efecto de la adrenalina, pues es bastante popular. 

De hecho, es común hacer referencia a él, refiriéndonos por ejemplo a «un subidón de adrenalina»; cuando experimentamos situaciones de estrés, urgencia, supervivencia o emoción intensa. 

Adrenalina y noradrenalina son dos hormonas químicamente muy similares y, aunque existen diferencias en su modo de acción, ambas proporcionan una activación extra del cuerpo durante el ejercicio (así como en situaciones de estrés físico o mental).

El efecto de estas hormonas es muy rápido (se aprecia en cuestión de segundos), aunque también bastante efímero, ya que se extingue con rapidez.

Con esa rapidez de acción, cuando estas hormonas son liberadas al torrente sanguíneo permiten obtener un suministro rápido de energía a partir de la metabolización de grasas o lipólisis y de la liberación de glucosa, cuyos niveles en sangre aumentan. 

Además, tiene lugar a un aumento del ritmo cardíaco y la presión arterial.

En definitiva, durante la práctica de ejercicio físico la liberación de adrenalina y noradrenalina suministra energía a los músculos

Cortisol

El cortisol es un glucocorticoide u hormona corticoide, de hecho es el principal representante de los glucocorticoides. 

Se trata de un tipo de hormonas desempeñan un gran número de funciones complejas en el cuerpo.

Al igual que la adrenalina y la noradrenalina también es secretada por la glándula suprarrenal, aunque en este caso se produce en la corteza suprarrenal, que es la parte que rodea a la médula y, por tanto, la zona más externa de la glándula.

De manera simplificada, durante el ejercicio físico el cortisol actúa como desencadenante de rutas metabólicas que dan lugar a compuestos de alta energía. Así, esta hormona:

  • Induce la producción de glucosa en el hígado y facilita la salida de esta a la sangre.
  • Aumenta la lipólisis o metabolismo de la grasa en el tejido adiposo, con lo que potencia el efecto de la adrenalina y la noradrenalina (que ya suponían un suministro extra y rápido de energía).
  • Activa la proteolisis o degradación de proteínas.

Por tanto, lo que se consigue con la producción de cortisol cuando nos ejercitamos es obtener una elevada proporción de energía a través de diferentes mecanismos.

Las hormonas de la felicidad

Bajo este nombre popular y sugerente se engloban varias hormonas. Las principales son: dopamina, serotonina, endorfinas y encefalinas.

Todas ellas contribuyen a generar la sensación de euforia y bienestar que se siente al realizar ejercicio físico y que tantos efectos positivos tiene a nivel anímico, emocional y mental. 

Estas hormonas del bienestar o la felicidad se secretan, sobre todo, al realizar entrenamientos de resistencia.

chicas felices después del ejercicio

Por ejemplo, es habitual experimentar dicha sensación al correr largas distancias, un efecto que se denomina específicamente euforia del corredor

La dopamina, que se libera durante el ejercicio, es conocida por su vinculación con las adicciones, algo muy negativo. 

Sin embargo, la estimulación de su liberación con el ejercicio físico convierte esa característica en algo positivo: causa una sensación placentera capaz de engancharnos al deporte y servir de motor para que continuemos ejercitándonos.

Además, también nos libera de tener que suplir esa sensación de placer con adicciones negativas o nocivas para la salud, como el consumo de alcohol o el tabaquismo.

La serotonina es la hormona antagonista de la dopamina, por lo que aumenta al acabar de entrenar, cuando los niveles de dopamina comienzan a descender.

Esta hormona interviene en la regulación del sueño y de la temperatura corporal, además de reducir la sensación de dolor. 

Por tanto favorece que experimentemos cierta satisfacción o placer y, además, su liberación tras el ejercicio nos ayuda a conciliar mejor el sueño.

Por su parte, las encefalinas y las endorfinas, que son liberadas por el sistema nervioso, regulan la percepción del dolor. 

Son lo que se denomina opiáceos endógenos y tienen un efecto analgésico.

En pocas palabras: bienestar

En definitiva, uno de los efectos más evidentes y agradables de la liberación de hormonas cuando hacemos ejercicio es el bienestar general

Nos sentimos más satisfechos y motivados, así como menos doloridos. Se reducen los niveles de estrés y sus efectos negativos y, sin lugar a dudas, mejora nuestro estado de ánimo.

Si no queremos dejarlo todo en manos de nuestras hormonas y buscamos proporcionarle un extra de bienestar a nuestro cuerpo, podemos recurrir a suplementos como Orgono Sport Recovery.

Se trata de un suplemento especialmente pensado para deportistas que incluye entre sus ingredientes silicio orgánico y glicina. 

Estos compuestos son bien conocidos por su papel en el refuerzo de tejidos, ayudando al bienestar y la regeneración de cartílagos, tendones y músculos.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​