5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

insomnio por ansiedad

Insomnio por ansiedad: ¿Qué es y cuáles son sus síntomas?

11 minutos 213 views

¿Alguna vez te ha pasado que no eres capaz de conciliar el sueño y te sientes inquieto/a? Lo cierto, es que el insomnio por ansiedad, es un problema que afecta a gran parte de la población, y es un número que va creciendo con el tiempo debido al ritmo de vida actual. La preocupación, el estrés, los problemas del día a día, las presiones sociales… hacen que dormir sea una tarea complicada.

La falta de sueño, por lo general, va ligada a una pérdida en la calidad de vida y a problemas de salud. En este artículo conoceremos mejor qué es el insomnio por ansiedad, qué tipos existen, cuáles son los síntomas que manifiesta y los remedios más efectivos para prevenirlo.

New Call-to-action

¿Qué es el insomnio por ansiedad y qué tipos existen?

El insomnio por ansiedad hace referencia a la incapacidad o dificultad de conciliar el sueño y/o para mantenerlo y se genera como consecuencia de las respuestas que envía el cerebro de alerta y activación. Para saber cómo actuar es importante conocer a qué tipo de insomnio nos estamos enfrentando, pues existen dos tipos principales:

  • Insomnio al inicio del sueño. Se produce por dificultad para conciliar el sueño, al principio de la noche. En este caso, las personas que lo padecen suelen tener pensamientos intrusivos, preocupaciones, estrés diario, etcétera que dificulta la relajación necesaria para dormir.
  • Insomnio en el mantenimiento del sueño. Tiene lugar cuando el sueño no permanece durante toda la noche, sino que se dan despertares frecuentes en los que es complicado volver a quedarse dormido.

Síntomas del insomnio por ansiedad

El insomnio por ansiedad presenta una serie de síntomas que pueden variar de un paciente a otro. Para aprender a diagnosticar esta problemática, a continuación, vamos a descubrir cuáles son los más frecuentes:

  • Nerviosismo. Los nervios, el estrés o la ansiedad son enemigos de un sueño reparador.
  • Cansancio extremo durante el día. No dormir o no dormir las horas recomendadas, provoca una fatiga diurna que puede afectar no solo al rendimiento laboral y académico, sino que también a la salud mental en general.
  • Irritabilidad y apatía. Obviamente, la falta de sueño hace que las personas estén más irritables y susceptibles emocionalmente, un aspecto que afecta a las relaciones interpersonales, al estado de ánimo y a la calidad de vida.
  • Dificultad de concentración y de atención. Si por regla general, el estrés ya complica la capacidad de atención, unido a la falta de sueño, se incrementa. Esto implica dificultades a la hora de realizar las actividades cotidianas.
  • Pérdida de memoria. La falta del sueño y el nerviosismo afectan directamente a la memoria lo que se traduce en mayor número de despistes y olvidos.
  • Somatizar. A veces, nuestro cuerpo reacciona ante determinadas situaciones, por ejemplo, ante la ansiedad o el nerviosismo, pueden producirse erupciones en la piel, eccemas, problemas gastrointestinales, dolores de cabeza, entre otros. 
insomnio por ansiedad

Remedios para evitar el insomnio por ansiedad.

El insomnio por ansiedad puede llegar a convertirse en un gran desafío para aquellos que luchan constantemente con altos niveles de preocupación y estrés. Por ello, es importante abordar este problema con enfoque integral que incluye remedios y estrategias prácticas para fomentar y lograr un sueño reparador.

Relajación

Una herramienta efectiva para reducir la ansiedad y facilitar la conciliación del sueño, es llevar a cabo técnicas de relajación, como la meditación o realizar respiraciones. Esto ayuda a reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y de este modo, evitar el insomnio por ansiedad.

Rutina de sueño

En muchas ocasiones, los problemas del sueño vienen derivados por la ausencia de una rutina. Mantener un horario regular a la hora de levantarse y acostarse, enseñará al cuerpo y a la mente de que ha llegado la hora de descansar. Y, en la medida de lo posible, trata de evitar cambios radicales en los horarios del sueño, incluso en fines de semana o vacaciones.

Evita estímulos antes de la hora de dormir

Utilizar pantallas en las horas previas a irte a la cama, interfiere en la producción de la melatonina, la hormona del sueño. Lo ideal es limitar el uso de los dispositivos electrónicos, al menos, 30 minutos o una hora antes de dormir.

Crea un ambiente idóneo para conciliar el sueño

Además de todo lo anterior, también es importante cuidar del entorno, es decir, el dormitorio debe permanecer en oscuridad, con una temperatura agradable y sin ruido.

Practica ejercicio de forma regular

El deporte ayuda a disminuir la ansiedad y, por tanto, será mucho más sencillo lograr un sueño reparador sin despertares nocturnos.

Fitoterapia

A veces, hay que tratar el insomnio por ansiedad con medicación, siempre bajo supervisión de un médico. Pero, una alternativa es la fitoterapia, a través de medicina natural de plantas como la valeriana, la melisa, la lavanda, melatonina, etcétera que ayudan a la relajación y a la disminución del estrés. Antes de iniciar ningún tratamiento alternativo, consulta con un especialista cuál es el que más te conviene para tu caso en particular.

Como explicábamos al comienzo del artículo, el insomnio por ansiedad, es un trastorno del sueño que puede suponer un impacto negativo en la calidad de vida de quien lo padece. Por este motivo, es de especial importancia ponerle remedio cuanto antes y probar diferentes técnicas y soluciones para aliviar el estrés. Recuerda que un sueño reparador es esencial para alcanzar el bienestar físico y mental.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​