5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

karité propiedades

Rutina natural con karité: propiedades y efectos

13 minutos 66 views

La manteca de karité y sus propiedades son conocidas en todo el mundo. Se trata de una mantequilla de nuez derivada del árbol de nuez de karité (Butyrospermum parkii). También se conoce como «Oro de la mujer», porque en la zona donde crece, África occidental, se considera que su recolección y procesamiento es una industria de mujeres, que las empodera y apoya el desarrollo de sus familias y sus comunidades.

New Call-to-action

Hoy en día, la manteca de karité se puede encontrar en productos que van desde el cuidado de la piel hasta barras de chocolate, pero vale la pena señalar que el karité ha disfrutado de un lugar respetado en el cuidado de la piel y la belleza, la medicina y la producción de alimentos durante miles de años.

Karité propiedades y beneficios

Uno de los primeros usos documentados del karité y sus propiedades es el de Cleopatra. La reina de Egipto incluía esta manteca en sus rutinas de cuidado de la piel. Las nueces eran procesadas hasta llenar de producto vasijas de barro que llegaban a palacio para completar el arsenal de belleza de esta poderosa mujer. Conocedora de sus beneficios, Cleopatra, no renunció nunca al karité. 

Propiedades como estas nos confirman lo acertado de su elección:

  • Antienvejecimiento. Ayuda a estimular la producción de colágeno de la piel y así consigue retrasar su deterioro, minimizar las arrugas y lograr que se vea más joven. Su contenido en vitamina A y E ayuda a que la piel se mantenga flexible, suave y radiante.
  • Antiinflamatorio. Su efecto es tan beneficioso que incluso se emplea para tratar la dermatitis y la rosácea. Su potencial reductor de la inflamación de la piel aporta beneficios para cuidar de este órgano cuando ha sufrido quemaduras solares, cortes o erupciones cutáneas.
  • Piel más suave. Sus propiedades hacen posible que, tras la aplicación del karité la piel se vuelva más suave al tacto y se restaure su elasticidad. Otro beneficio relacionado es que su poder nutritivo es elevado, sin obstruir los poros.
  • Protección UV. El impulso de los aceites vegetales como la manteca de karité puede tener un impacto positivo en la piel antes y después de la exposición al sol. Limpiar la piel con un jabón que contenga manteca de karité proporciona, además, un impulso antioxidante.
  • Curación natural. La manteca de karité es rica en vitaminas y excelente para curar la piel y reducir la aparición de cicatrices. La manteca de karité también es útil para protegerse contra las picaduras de insectos, reacciones alérgicas y estrías.

No ha de sorprender que la manteca de karité tenga tantas propiedades, sobre todo, si pensamos en su alto porcentaje de ácidos grasos y vitaminas y su textura suave.

Cómo aprovechar las propiedades de la manteca de karité

Usos del karité

Manteca de karité en la piel

karité propiedades

La manteca puede aplicarse directamente sobre la piel al comenzar el día, complementando su uso con una protección solar indicada. Se trata de un producto natural muy fácil de extender y agradable de usar. Al ser tan untuosa, basta con una porción del tamaño de una cucharilla de té para la piel del rostro, cuello y escote.

Zonas como codos y rodillas también se benefician de una aplicación de karité cada día, a la salida de la ducha. En invierno, es recomendable aplicar este producto en las manos para protegerlas del daño causado por las bajas temperaturas.

Por la noche, después de la higiene facial, la manteca de karité se puede aplicar sobre el rostro para nutrirlo en profundidad. Hay quienes prefieren limitar su aplicación a este momento para que la textura de la manteca no interfiera con el acabado del maquillaje por el día.

Karité: uso para el cabello

La manteca de karité se puede aplicar directamente sobre el cabello, a modo de acondicionador. Al tratarse de un producto natural, cada persona puede valorar si decide aclarar después o dejar que siga actuando. En este caso, conviene aplicarlo en menor cantidad.

Pocos saben que el karité es un aliado en la lucha contra los piojos. Tras el lavado, su aplicación sobre el cabello facilita el peinado con la lendrera, evitando que los parásitos puedan adherirse al cabello y permanecer en él. Después, solo es necesario aclarar.

Otro de los usos del karité en el pelo tiene el objetivo de prevenir las puntas abiertas. Para ello se masajea el producto en este extremo del cabello, llegando a medios y evitando la zona de las raíces.

Cosmética natural con manteca de karité

La mejor forma de cuidar la salud es eligiendo productos naturales. Eliminar los químicos de nuestras rutinas diarias reduce el riesgo de sufrir problemas endocrinos, debilitamiento del sistema inmune e incluso algunos tipos de cáncer.

Estudios dermatológicos recientes han demostrado que la piel puede permitir que las toxinas penetren en el torrente sanguíneo. Por tanto, no basta con cuidar de nuestros hábitos y nuestra alimentación, también hay que prestar atención a las rutinas de belleza y los productos que incluimos en ellas.

karité propiedades

La manteca de karité puede encontrarse en distintos productos para la cara y el cabello, a veces, combinada con otros ingredientes naturales que impulsan sus propiedades.

Cómo impulsar los beneficios del karité y sus propiedades

La forma de multiplicar los efectos beneficiosos de la manteca de karité sobre el organismo es combinando su cuidado con la aplicación de otros ingredientes naturales en las rutinas, como el aloe vera, el silicio o la rosa mosqueta

Por ejemplo, unida al aloe vera, la manteca de karité se convierte en la solución ideal para proteger, suavizar e hidratar la piel. Esta combinación permite que esté libre de daños y eleva su calidad general, mejorando su salud. Además, la suma de estos ingredientes beneficia a este órgano por sus propiedades antiinflamatorias, suavizantes e hidratantes. Estos elementos benefician a la piel al aumentar su humedad en general, dejando un efecto que se prolonga varias horas.

Cuando el poder antioxidante de la manteca de karité se une al del silicio, el resultado es un poder rejuvenecedor que salta a la vista. La inflamación se reduce y el tono de la piel se ve más unificado, gracias a una mayor hidratación y homogeneidad. Con la rosa mosqueta, la manteca de karité forma un combo muy potente que también impulsa la reducción de arrugas y líneas de expresión, así como la regeneración celular.

Tú eliges si quieres incorporarlos a tus rituales en forma de suplementos, aceites esenciales o cremas. ¿No tienes ganas de sentirte como Cleopatra?

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​