5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

The 10 keys to show off perfect legs

Las 10 claves para presumir de unas piernas perfectas

14 minutos 8732 views

Cada vez asoma más el calorcito y el buen tiempo. Poco a poco vamos dejando atrás los vaqueros largos para sustituirlos por esas faldas, shorts y demás ropa fresquita con la que nos gusta exhibir unas piernas perfectas. 

Pero seamos sinceras: ¿quién ha cuidado su aspecto durante el invierno? Si tu respuesta es un “yo no”, no te preocupes. ¡Solo sigue leyendo y descubre las 10 claves para que luzcan radiantes!

¿Qué impide tener unas piernas perfectas?

Existen varios trastornos que afectan al aspecto de nuestras piernas. Su aparición no solo está influida por la edad, sino también por factores genéticos y endocrinos. Además, nos guste o no, muchas veces son un reflejo de nuestros hábitos.

La celulitis es uno de los más comunes. De hecho, según la Academia Española de Dermatología y Venereología, afecta a alrededor de un 85-98% de las mujeres a partir de la adolescencia. Suele salir en muslos, caderas, glúteos y abdomen debido a cambios hormonales.

¿Su origen? No se conoce del todo, pero parece estar en una alteración del tejido conectivo y en la acumulación de grasa con independencia del peso corporal. Esto provoca que los adipocitos (células grasas) se inflamen e interfieran con el torrente circulatorio, dando lugar a la característica piel de naranja.

Otros signos antiestéticos habituales son:

  • Flacidez por la disminución del colágeno y la resultante pérdida de tersura y elasticidad.
  • Varices y arañas vasculares debido a una mala circulación venosa.
  • Grasa localizada que apenas responde a la dieta o el ejercicio físico.
  • Retención de líquidos con síntomas como hinchazón, pesadez y calambres.
  • Estrías por el estiramiento excesivo de la piel en un corto periodo de tiempo, como ocurre en el embarazo o al cambiar bruscamente de peso.
  • Sequedad ante la falta de hidratación.

Las 10 claves para tener unas piernas perfectas

Exfóliate

La dermis está en constante renovación, lo que puede llevar a que se acumulen células muertas sobre ella y aparezcan arrugas, pelos enquistados y piel escamosa.

Usa un exfoliante de 1 a 3 veces por semana para retirar este sobrante celular y mejorar así la oxigenación y la apariencia cutánea. No lo utilices todos los días, ya que puede causarte sequedad.

Hidrata tu piel

Desde fuera, usa una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel, desde dentro, bebiendo al menos 2 litros de agua diarios. Notarás que tu piel gana en brillo, suavidad y firmeza.

Aplícate un anticelulítico

Échate cada día una crema anticelulítica natural como G7 LipoReduct+, que reduce la celulitis, alisa la piel de naranja, combate la grasa localizada y disminuye las estrías. 

Vamos, un todo en uno que, junto a los efectos del silicio orgánico, te ayudará mucho a tener unas piernas perfectas.

Nueva llamada a la acción

Cuida tu circulación

Además de comer bien y hacer ejercicio frecuente, aplica estos consejos para evitar problemas circulatorios:

  • Viste ropa cómoda: ni prendas ni zapatos ajustados.
  • Usa medias de compresión si debes estar largas horas de pie.
  • Hazte masajes linfáticos con cremas antifatiga como G7 Light Legs+.
  • Trata de mantener las piernas elevadas cuando estés sentada o tumbada para favorecer el retorno sanguíneo.
  • Termina las duchas con agua fría.
  • Deja de fumar.

Nueva llamada a la acción

Evita la retención de líquidos

Pasar mucho tiempo en la misma posición, ya sea en el sofá o de pie, contribuye a la formación de edemas. Intenta cambiar de postura y moverte cada 30-60 minutos.

También es útil tomar infusiones diuréticas como el té verde, la cola de caballo o el diente de león. 

Protégete del sol y el calor

La exposición solar no controlada y repetida provoca quemaduras y otros daños que aceleran el envejecimiento de la piel. Recuerda siempre darte con un fotoprotector adecuado cada vez que vayas a estar bajo el sol.

Por otro lado, las altas temperaturas empeoran la circulación y agravan las varices, los calambres y la pesadez. ¡Procura permanecer en sitios frescos!

Mejora tu depilación

Utiliza productos de calidad que no perjudiquen tu dermis, para así impedir que te salgan irritaciones y rojeces.

Considera la cera como método depilatorio si no te causa demasiada sensibilidad. Deja un acabado muy suave y liso en la piel.

Mantén una buena alimentación

En primer lugar, prioriza la comida “de toda la vida”: verduras, frutas, carnes magras, pescados, huevos, tubérculos, legumbres, etc.

En segundo, limita el consumo de azúcar, de sal y de harinas refinadas, de frituras, de ultraprocesados y de alcohol.

Y no olvides incluir en tu dieta alimentos con silicio para aumentar la síntesis de colágeno en tu cuerpo. 

Sigue una rutina de ejercicio

A la hora de fortalecer los músculos y combatir la piel flácida no hay nada como realizar dos o tres entrenamientos semanales de musculación y combinarlos con ejercicios cardiovasculares como caminar ligero, correr o hacer spinning. 

Mantenerse activa a lo largo del día también es esencial. ¿Cómo? Subiendo y bajando escaleras, dando paseítos por casa, haciendo limpieza, etc.

Descansa bien

La calidad y cantidad del sueño influyen en el estado de la piel (y de la salud en general). Intenta dormir lo suficiente como para que la noche sea reparadora.

Ya conoces todas las claves para tener unas piernas perfectas y exhibirlas orgullosa en los meses calurosos. ¡Ahora toca ponerlas en práctica!

New Call-to-action

Sobre el autor…

 

 

 

Raúl Tizón

Farmacéutico, copywriter y redactor.


Acerco la salud a las personas a través de las palabras. Soy graduado en Farmacia (UCM) con un Máster en Enfermedades Infecciosas (UAH). Dispensé en una farmacia e investigué en dos laboratorios hasta que descubrí que lo mío era escribir. Me gusta cuidarme, hacer ejercicio, escuchar música y comer en buena compañía.

 

 

​ ​