5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

Para aquellos interesados en el cuidado dermatológico, saber para qué sirve la urea en la piel es importante, ya que regula el pH cutáneo manteniéndolo ligeramente ácido.

Para qué sirve la urea en la piel: claves y beneficios

14 minutos 142 views

¿Alguna vez te has preguntado para qué sirve la urea en la piel? Seguro que has visto este ingrediente en decenas de cosméticos. Debes saber que la urea, asociada comúnmente con la orina, es un compuesto químico presente de forma natural en nuestro cuerpo y con múltiples beneficios para la piel. De hecho, este compuesto orgánico, conocido químicamente como carbamida, es un potente hidratante que se encuentra tanto en la naturaleza como en numerosos productos cosméticos. Te lo contamos con detalle a continuación. 

¿Qué es la urea? 

La urea, cuya fórmula es química CO(NH2)2, es un compuesto orgánico que desempeña un papel vital tanto en procesos naturales como industriales. Este compuesto destaca por su alta solubilidad en agua y sus propiedades higroscópicas. Es decir, por su capacidad para atraer y retener la humedad del ambiente. Estas características hacen de la urea un ingrediente valioso en numerosos productos, especialmente en el cuidado de la piel.

New Call-to-action

La urea se produce naturalmente en el cuerpo humano como parte del ciclo de la urea. Este es un proceso metabólico que ayuda a eliminar el exceso de nitrógeno. Este ciclo es esencial para convertir el amoníaco, una sustancia altamente tóxica, en urea, que es mucho menos perjudicial y se excreta fácilmente por los riñones a través de la orina. La eficiencia de este ciclo es vital para la salud. De hecho, su buen funcionamiento es un indicativo de un metabolismo equilibrado.

Paralelamente, en el ámbito industrial, la urea se sintetiza a gran escala utilizando amoníaco y dióxido de carbono bajo condiciones de alta presión y temperatura. Este método, conocido como el proceso de Bosch-Meiser, permite la producción de urea en forma sólida, que posteriormente se utiliza en agricultura como fertilizante y en productos cosméticos y dermatológicos por sus propiedades hidratantes y queratolíticas.

En la cosmética, la urea sintética se añade a cremas y lociones gracias a su capacidad para hidratar intensamente y mejorar la textura de la piel. Al ser un componente que imita a la urea producida de manera natural en nuestra piel, su integración en productos de cuidado personal ayuda a reforzar la barrera cutánea y mantener la piel suave y elástica.

Beneficios de la urea para la piel 

La urea es un ingrediente común en muchos productos de cuidado de la piel debido a sus múltiples beneficios dermatológicos. Este compuesto no solo mejora el aspecto y la sensación de la piel, sino que también contribuye significativamente a su salud general. 

Hidratación profunda

Uno de los roles más celebrados de la urea en el cuidado de la piel es su capacidad para proporcionar una hidratación profunda. Funciona como un humectante, lo que significa que atrae y retiene la humedad del ambiente en la superficie de la piel. Este mecanismo no solo mejora la hidratación superficial, sino que también penetra en las capas más profundas de la dermis, ayudando a mantener la piel hidratada durante más tiempo.  

Fortalecimiento de la barrera cutánea

La función de barrera de la piel es vital para proteger el organismo de bacterias, virus y otros agentes patógenos externos. La urea fortalece esta barrera al mejorar la síntesis de lípidos y proteínas que forman parte esencial de la barrera cutánea saludable. Al hacerlo, ayuda a reducir la pérdida de agua transepidérmica, un proceso común en condiciones de piel seca o dañada. Esta reducción en la pérdida de agua no solo mantiene la piel hidratada, sino también más resistente a las agresiones externas. Como resultado, se obtiene una piel más saludable y menos propensa a irritaciones y sensibilidades.

Exfoliación y regulación del pH

Además de hidratar y fortalecer la barrera cutánea, la urea tiene propiedades exfoliantes naturales que promueven la renovación celular de la piel. Al ayudar a descomponer las proteínas que unen las células muertas en la superficie de la piel, la urea facilita su eliminación, revelando una capa más fresca y radiante. Este proceso de exfoliación no sólo mejora la textura y el tono de la piel, sino que también optimiza la eficacia de otros productos de cuidado de la piel al mejorar la penetración de sus ingredientes activos.

Por otro lado, la urea ayuda a mantener el pH óptimo de la piel, que debe ser ligeramente ácido para inhibir el crecimiento de bacterias patógenas. Este equilibrio del pH es esencial para mantener la función de barrera de la piel y su integridad general.

Si te preguntas para qué sirve la urea en la piel debes saber que este compuesto mejora la hidratación al retener la humedad del ambiente.

Para qué sirve la urea en la piel: usos comunes en dermatología 

El uso de la urea en dermatología abarca un amplio espectro de tratamientos para diversas afecciones cutáneas. Este compuesto juega un papel esencial en el mantenimiento de una piel sana, ayudando a tratar desde problemas leves hasta condiciones más severas.

Tratamiento de problemas específicos

La capacidad de la urea para actuar como un humectante y queratolítico la hace especialmente valiosa en el tratamiento de condiciones dermatológicas. Por eso es frecuente encontrarla en formulaciones destinadas a aliviar la psoriasis y el eczema, dos trastornos que provocan sequedad extrema, descamación y a veces dolor. La urea ayuda a aliviar estos síntomas, suavizando las capas superficiales de la piel y facilitando la exfoliación de células muertas. También una hidratación profunda que puede ser difícil de lograr con otros ingredientes.

Además, su efecto en la regulación del pH de la piel permite que mantenga su función barrera de manera más efectiva, protegiéndola de infecciones y otros agentes externos. Esto es especialmente importante para personas con piel extremadamente seca, donde la barrera natural de la piel está comprometida.

Incorporación en productos de cuidado diario

La urea se encuentra en una amplia variedad de productos de uso diario, incluyendo lociones, cremas, emulsiones y serums. Dependiendo de la concentración, estos productos pueden ser utilizados tanto para el mantenimiento de la salud de la piel como para el tratamiento de condiciones específicas.

Las concentraciones más bajas (alrededor del 5%) son eficaces para la hidratación general y son seguras para uso frecuente, incluso en pieles sensibles.

Para casos más intensos, como en el tratamiento de la piel gruesa o callosidades, las formulaciones pueden contener concentraciones de urea de hasta el 40%. Estos productos suelen ser recomendados por dermatólogos y requieren una aplicación más controlada para evitar irritaciones o reacciones adversas.

Es importante conocer para qué sirve la urea en la piel, especialmente porque ayuda a fortalecer la barrera cutánea aumentando la síntesis de lípidos y proteínas.

 Sácale el máximo partido a la urea en tu piel

Al introducir urea en tu rutina de cuidado de la piel, comienza con productos de baja concentración para permitir que tu piel se adapte suavemente y evitar irritaciones. Además, te gustará saber que la urea combina eficazmente con hidratantes como el ácido hialurónico y reparadores como las ceramidas, potenciando así su efectividad, especialmente en pieles secas o dañadas.

Por otra parte, no olvides mantener una aplicación constante para observar mejoras significativas en la textura y apariencia de la piel. Y no olvides revisar cómo reacciona tu piel a estos productos y consulta con un dermatólogo ante cualquier signo de irritación. Además, dado que la urea puede aumentar la sensibilidad al sol, es importante aplicar un protector solar de amplio espectro durante el día. 

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​