5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

Para qué sirve el silicio orgánico y cómo puedes tomarlo

Para qué sirve el silicio orgánico y cómo puedes tomarlo

12 minutos 12272 views
para que sirve el silicio organico

¿Alguna vez te has preguntado para qué sirve el silicio orgánico? Tal vez deberías plantearte para qué no. Al fin y al cabo, es un micronutriente esencial para la vida cuyos beneficios son muy amplios. Previene diferentes enfermedades, retrasa el envejecimiento de la piel, el cabello y las uñas, y combate la celulitis, las estrías y las varices. Así mismo, refuerza huesos y articulaciones, y sus propiedades lo convierten en un complemento idóneo para deportistas.

¿Quieres conocer las bondades del silicio orgánico y cómo puedes tomarlo? ¡Continúa leyendo!

Vayamos al grano: ¿para qué sirve el silicio orgánico?

Muchos de los beneficios del silicio orgánico se deben a su capacidad para estimular la síntesis de colágeno y elastina. Favorece además el funcionamiento de fibroblastos y de queratinocitos, lo que en conjunto le convierte en un excelente agente antiaging.

  • Incrementa el brillo, firmeza y elasticidad de la piel, previniendo arrugas, flacidez, celulitis y estrías. También estimula la regeneración y cicatrización.
  • Aporta fuerza y vitalidad al cabello, evitando la caída del pelo.
  • Fortalece los dientes y las uñas.
  • Aumenta la densidad ósea, protegiendo frente a la osteoporosis.
  • Evita el deterioro de las articulaciones y las mantiene flexibles, impidiendo el desarrollo de enfermedades reumáticas y aliviando las molestias asociadas al deporte.
  • Fortalece la vasculatura de los vasos sanguíneos, disminuyendo el riesgo de enfermedades cardiovasculares y la aparición de varices y arañas vasculares.

Presenta igualmente otras propiedades:

  • Hidrata intensamente.
  • Disminuye la seborrea del cuero cabelludo, reduciendo el pelo graso.
  • Posee efecto analgésico y antiinflamatorio. Muy útil, por ejemplo, para relajar músculos y articulaciones tras un ejercicio intenso.
  • Estimula la respuesta inmune.
  • Tiene cierto efecto antihipertensivo.
  • Actúa como antioxidante, protegiendo del envejecimiento prematuro de la piel y de enfermedades como el cáncer.
  • Impide la muerte celular, frenando el desarrollo de patologías neurológicas (entre otras).
  • Reduce la absorción intestinal de aluminio y aumenta su excreción en orina. Al ser neurotóxico, los efectos que tiene el aluminio en el cuerpo se relacionan con enfermedades neurodegenerativas como Alzheimer.
  • Evita el déficit de vitamina D al participar en su síntesis.
  • Favorece la asimilación de calcio, magnesio y fósforo.
  • Reduce los niveles en sangre de glucosa, colesterol y triglicéridos.
  • Mejora la respuesta a la leptina, la hormona de la saciedad.

¿Qué pasa si me falta silicio orgánico?

Ya has visto para qué sirve el silicio orgánico y su implicación en la salud. Con los años disminuye en el organismo, por lo que si no lo compensas con la dieta y la suplementación tu bienestar se verá comprometido. Las consecuencias son:

  • Pérdida de elasticidad y firmeza de la piel que da lugar a flacidez, arrugas y un envejecimiento general.
  • Curación lenta de heridas y quemaduras.
  • Posibles picores y pequeños eccemas.
  • Cabello debilitado con caída de pelo.
  • Uñas quebradizas y dientes sensibles.
  • Huesos más débiles, habiendo mayor riesgo de osteoporosis y fracturas óseas.
  • Deterioro de articulaciones y mayor avance de enfermedades como artritis y artrosis.
  • Propensión a sufrir tendinitis, esguinces, roturas de fibra muscular, etc.
  • Mayor probabilidad de padecer patologías cardiovasculares y neurodegenerativas.

¿Cómo puedo tomar silicio orgánico?

La principal fuente de silicio orgánico es la alimentación. La UNED recomienda en su Guía de Alimentación y Salud un aporte diario de 15-35mg, mientras que el Comité de Expertos en Vitaminas y Minerales estima una ingesta máxima tolerable de 760mg/día.

Lo encontramos principalmente en:

  • Verduras de hoja verde (lechuga, espinacas…)
  • Cereales integrales (arroz, pasta, avena…)
  • Frutas (manzana, naranja, fresas, aguacate…)
  • Frutos secos (cacahuetes, anacardos, almendras…)
  • Hortalizas (zanahorias, cebollas…)
  • Legumbres (lentejas, garbanzos…)
  • Cerveza
  • Agua mineral

A pesar de que es fácil incorporarlo en la dieta, la cantidad de silicio que podemos asimilar es baja. Debido a ello, la suplementación es de gran ayuda para evitar carencias, especialmente a partir de los 35-40 años.

En Silicium hemos desarrollado fórmulas de silicio orgánico que aseguran una alta absorción. Te ofrecemos la posibilidad de tomarlo como mejor te venga para que frenes el envejecimiento y cuides al máximo tus huesos y articulaciones:

Silicio Líquido:

G7 original

Silicio en Cápsulas:

G7 activ+
G7 neuro health

Silicio en Gel:

Así mismo, puedes beneficiarte del poder hidratante, reafirmante y regenerador que tiene este mineral sobre la piel con Silicium G5 Gel. Utilízalo también para mejorar tus problemas articulares y musculares que deriven, por ejemplo, de la práctica de ejercicio físico.

Silicium Gel

Esperamos haber resuelto todas tus dudas y que ya no te preguntes más para qué sirve el silicio orgánico. Por cierto, aunque tomado de forma moderada carece de toxicidad, no olvides consultar a tu médico o farmacéutico para prevenir excesos. Sobre todo, si estás embarazada o en periodo de lactancia.

¡Empieza a combatir el envejecimiento y mejorar tu salud desde ya!

New Call-to-action

​ ​