5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

mujer con piel cetrina delante de un espejo poniéndose crema

Piel cetrina: las claves para cuidarla

11 minutos 127 views

La piel cetrina supone un rompecabezas para las personas que cuentan con este tipo de cutis: caracterizada por un aspecto pálido, apagado y, en ocasiones, grisáceo o amarillento, puede tener origen en una variedad de causas. 

Así, se trata no solo de un problema estético, sino que puede suponer un reflejo de los problemas de salud general del paciente. 

New Call-to-action

Todos los expertos en cuidado de la piel coinciden en la importancia de, en primer lugar, conocer las características de la piel de uno para, después, elegir el tratamiento adecuado y maximizar su potencial.

Por ello, hoy queremos compartir las principales claves para cuidar de la piel cetrina y algunos de los remedios más potentes para su cuidado, incluyendo el uso de ingredientes naturales especialmente potentes como el silicio orgánico.

Qué es la piel cetrina: aspecto y causas

La piel cetrina se caracteriza por presentar un aspecto apagado y de tono amarillento. Este tipo de piel no brilla ni luce elástica, y se ve especialmente pálida, en particular si se la compara con otras áreas de la piel. 

Piel cetrina: mujer mirándose como tiene la piel en un espejo

Entre las causas de la piel cetrina se incluyen:

  • Glicosilación. Este proceso tiene origen en el paso del tiempo y el envejecimiento (además de la exposición al sol), y provoca que las cadenas de moléculas de azúcar se adhieran a las proteínas de la piel, generando el tono amarillento que caracteriza a la piel cetrina. Tiene particular significación para las pieles más claras.
  • Anemia. Esta afección supone que la sangre genera una cantidad de glóbulos rojos sanos inferior a la que debería ser. Es decir, el cuerpo no está produciendo una cantidad suficiente de sangre rica en oxígeno. Esto se traduce en una serie de efectos para la salud, incluyendo un cansancio excesivo. En lo que se refiere a la piel, puede llevar a la aparición de la piel cetrina.
  • Deficiencia de vitaminas. Otra de las causas que puede motivar la piel cetrina es la falta de este tipo de nutrientes, derivando en glóbulos rojos de tamaño excesivo y que no cumplen las funciones que típicamente tienen asignadas, como el transporte de oxígeno. Así, la deficiencia de vitaminas a menudo se traduce en fatiga, mareos o falta de aire y, en el caso de la piel, la aparición de pieles secas, amarillentas o piel cetrina. El mecanismo para actuar como contrapeso en este caso será el uso de suplementos vitamínicos de vitamina C y vitamina D
  • Deshidratación. La deshidratación cutánea implica que la piel se ve menos deslumbrante y, en general, presenta una salud y bienestar limitadas. Entre otros efectos con origen en la deshidratación (por ejemplo, la aparición de tiranteces o escamas), está la piel cetrina.
  • Estrés. El estrés puede llevar al desarrollo de ciertos síntomas psicosomáticos en la piel, incluyendo picores, urticarias o enrojecimientos. La piel cetrina también puede tener origen en este proceso.

Cuidados de la piel cetrina

Contar con una rutina de cuidado de la piel adecuada es esencial para mejorar en gran medida el aspecto y salud general de la piel.

Así, entre los cuidados recomendados se encuentran:

  • Por la mañana, limpiar, tonificar e hidratar la piel
  • Añadir cremas SPF para limitar el efecto de los rayos de sol en la piel
  • Es posible incluir sueros de vitamina C para proveer un equilibrio en caso de deficiencias en este aspecto
  • La rutina para combatir la piel cetrina también debe incluir el uso de silicio orgánico. La hidratación de la mañana podría incluir la crema Silicium Rosa Mosqueta; por la noche, se complementaría con el Silicium Serum y Elixir.
  • Por la noche, se repite la rutina de limpiador, tónico e hidratante. 

Respecto al tipo de productos que se deben elegir, es importante, a su vez, considerar qué tipo de piel se tiene: si es grasa, seca o mixta. Por ejemplo, en el caso de la piel cetrina grasa, se recomienda prestar especial atención a los productos hidratantes, tratando de que no incluyan aceite.

Más allá de los cuidados descritos arriba, prestar atención a la piel también supone mirar hacia dentro. Esto incluye la toma de agua, de nutrientes y vitaminas a través de una dieta adecuada que garantice que el cuerpo en general y la piel en particular reciben el cuidado que requieren.

Piel cetrina: mujer durante su rutina de cuidado de la piel

Silicio orgánico para la piel cetrina

El silicio orgánico supone un oligoelemento indispensable para la salud humana que, además, cuenta con multitud de beneficios para la salud: desde efectos estéticos hasta la mejora en la oxigenación y en los niveles de estrés.

En el caso de su aplicación en la piel, es particularmente potente en su efecto contra el envejecimiento, la celulitis y las estrías, además de combatir la piel flácida y los problemas de cuero cabelludo (como la caída del cabello). 

Finalmente, respecto a la piel cetrina, supone un nutriente esencial para los daños causados por la edad, ya que potencia la producción de colágeno reparador y desarrolla moléculas básicas como la elastina. 

En cuanto al producto de silicio elegido para combatir la piel cetrina, será clave elegir productos con garantía orgánica, en formato de complemento alimenticio soluble y asimilable. Es el caso de potentes opciones como el Silicium G5, ahora mejorado y renombrado como Silicium G7 Biodinamizado, formulado y avalado por los estudios científicos del  Dr. Loïc Le Ribault.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​