5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

Causas de los pies secos y agrietados

¿Pies secos y agrietados? Causas y tratamientos en casa

15 minutos 57 views

Los pies secos y agrietados suelen ser una alteración muy común entre hombres y mujeres sanos. El estilo de vida, el clima o la deshidratación son algunas de las causas más frecuentes que intervienen en ello. Entre las señales que indican si un problema son la piel seca o escamosa, las líneas finas o grietas en la parte inferior de los pies, hinchazón, picazón y descamación de la piel.

New Call-to-action

Así que, antes de que las grietas en los talones, la zona donde se suelen formar más durezas, se produzca algún sangrado y dificultad para andar, podemos seguir unas sencillas pautas de prevención y tratamiento en casa, antes de acudir a un profesional.

  • Causas de los pies secos y agrietados
  • Remedios en casa para tratar y curar las grietas en los pies
  • Cómo prevenir los pies secos y mantener la piel lisa y suave

Causas de los pies secos y agrietados

Prevención de los pies secos y agrietados para mantener la piel lisa

Los pies secos pueden no tener una causa conocida. Algunas personas tienen la piel y los pies naturalmente secos, aunque si los expones a un clima extremadamente frío o cálido o caminas siempre sobre superficies exteriores te expones a que comiencen a resecarse. Además de esto, las causas más frecuentes son:

  • Una limpieza inadecuada como lavarse la piel con demasiada frecuencia o con gel de baño, champú, acondicionador, etc. que despoja a la piel del pie de lípidos naturales
  • Baja humedad, que varía según la región y la temporada
  • Zapatos abiertos, que hace que las almohadillas de grasa en el talón se expandan hacia los lados y aumente la presión sobre la piel, haciendo que se agriete
  • Infecciones
  • Hongos que penetran la barrera del pie de la piel y causan afecciones como el pie de atleta
  • Bacterias como el eritrasma
  • Eccema: Es una de las causas más comunes. Si la piel pica, está seca y al rascarse se vuelve escamosa o comienza a pelarse, podría tratarse de un eccema. El eccema es una afección común de la piel que puede afectar a cualquier persona a cualquier edad, por lo tanto, si se trata de esta afección, lo más recomendable es que acudas a un especialista para que te pueda recetar alguna crema más fuerte.
  • Pie de atleta: Los pies secos también pueden ser un síntoma del pie de atleta, que puede ocurrir si sus pies están húmedos o permaneces con calcetines puestos sudorosos durante largos períodos de tiempo. El pie de atleta es un hongo que se puede propagar entre amigos y familiares que comparten toallas y áreas húmedas como baños.
  • Los talones agrietados también ocurren debido a mantenerte con calcetines húmedos durante mucho tiempo. En casos extremos, los talones que siempre están irritados por la presión de caminar y los zapatos demasiado apretados pueden comenzar a sangrar, lo que puede llegar a provocar otras infecciones más graves si no se trata a tiempo.

Estas infecciones en los pies, a parte de lo anteriormente citado, a menudo, se contraen al caminar descalzo, hacerse una pedicura insalubre, o ducharse en gimnasios de baja higiene etc… Otras veces, hay razones médicas como la xerosis, causada por dos factores principales: una deficiencia en los lípidos de la barrera cutánea o una deficiencia de factores hidratantes naturales u otras influencias internas como la edad, la deshidratación, la dieta (en concreto alguna donde no se incluyan vitaminas importantes para la piel) o algunas enfermedades que influyen en la salud de la piel o en el sistema inmunológico general, como la diabetes o la hiperhidrosis.

Remedios en casa para tratar y curar las grietas en los pies

En realidad, a priori, tú misma puedes abordar los síntomas leves de los talones agrietados desde casa antes de acudir a un especialista. Aquí te dejamos con algunas pautas para prevenir las infecciones o el empeoramiento de los síntomas y mantener los pies limpios desde la comodidad de tu casa.

  1. Prepara un baño de avena

Puedes comprar tú misma la avena y sirven tanto los copos gruesos como los finos, aunque también puedes usar avena coloidal y usar solo la parte que necesites.

Tritura los copos en una picadora hasta que obtengas un polvo lo más fino posible. Después llena un barreño con agua tibia, y evita que el agua esté muy caliente, sobre todo, si tienes la piel muy inflamada o irritada. Introduce tus pies y mantenlos durante unos 15 o 20 minutos ¡disfruta y aprovecha para relajarte!

Para finalizar, saca los pies, y con la ayuda de una toalla limpia sécalos. Puedes retener la humedad si añades un poco de aceite de oliva. Tus pies quedarán suaves como la seda.

  1. Remoja tus pies con sal de Epsom

También puedes tratar de calmar tus pies y talones con un baño de sal de Epsom. Este tipo de sal la puedes adquirir en cualquier farmacia y solo tienes que seguir las instrucciones del paquete para saber la cantidad que debes echar. Un baño con sal de Epsom es muy relajante y completamente natural.

Recuerda ponerte siempre al finalizar calcetines limpios y secos para ayudar a retener la humedad adicional. Esto funciona mejor por la noche.

  1. Tratamiento de cera de parafina.

En realidad, este método es mejor que te lo realice un profesional, pero en casa también puedes hacerlo si tienes experiencia. La idea es untar los talones con cera tibia y derretida después de haber limpiado bien tus pies. Una vez que la cera se haya enfriado un poco, la quitas, y el resultado es una piel suave, tersa e hidratada. Dependiendo de la sequedad de tus pies y de las grietas en tus talones, podrías obtener más o menos alivio por un tiempo.

Cómo prevenir los pies secos y mantener la piel lisa y suave

Pies secos y agrietados remedios

Existen formas tradicionales de controlar los síntomas de los talones agrietados y los pies secos, a partir de cremas y lociones hidratantes con manteca de karité o aloe vera. Además de estos productos, otros ingredientes incluidos en las lociones son el ácido salicílico, el ácido alfa-hidroxi, el isomerato de sacárido y la urea, los cuales pueden aliviar los síntomas de los pies secos. Estos productos varían en precio y tienen una duración indeterminada.

Expertos de La Academia Estadounidese de Dermatología (AAD) recomiendan algunos tips muy sencillos para prevenir y cuidar unos pies con tendencia a las grietas o a secarse en exceso.

  • Limita los baños y las duchas a 5-10 minutos. Alargar los baños mucho tiempo puede resecar la piel y empeorar los talones secos y agrietados. A la hora de secarte la piel con una toalla, hazlo siempre con cuidado.
  • Si puedes, usa siempre cremas y jabones suaves y sin fragancias. Esto ayudará a que tus pies retengan sus aceites naturales.
  • Hidrata siempre tus pies dentro de los 5 minutos después de bañarte. Busca una crema humectante que contenga de 10 a 25 % de urea, ácido alfa hidroxi o ácido salicílico, y aplícala en los talones inmediatamente después de bañarte mientras tu piel aún esté húmeda, justo antes de que los talones se sequen para que retengan la humedad.
  • Antes de acostarte, aplica vaselina simple, es decir, pura o inodora y usa calcetines por la noche para que la absorba bien y así evitas manchar de grasa tu ropa de cama.
  • Protege tus talones. Durante el día, puedes ponerte un vendaje líquido, si es que tienes grietas de los talones para crear una barrera protectora, que puede ayudar a reducir el dolor, acelerar la curación y evitar que los gérmenes entren en la piel.
  • Usa los zapatos adecuados. Si tienes los talones secos y agrietados, evite el calzado con tacones abiertos, como las chanclas o los destalonados, zapatos desgastados, muy ajustados o que no te queden del todo bien.
New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​