5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

El hígado y la proteína c reactiva alta causas

Proteína c reactiva alta: causas y cómo bajarla de forma natural

12 minutos 175 views

Quizás has escuchado a alguien decir que tiene la proteína C reactiva alta, o quizás tu propio médico te ha indicado una prueba para comprobar tus propios niveles. Es una proteína que el hígado produce de forma natural y que aumenta cuando el organismo sufre alguna inflamación.

Si quieres entender bien qué es la proteína C reactiva alta, sus causas y cómo reducir sus niveles este artículo es para ti. Te contamos cómo puedes saber cuáles son tus niveles de esta proteína y cómo mantenerlos a raya de forma natural.

New Call-to-action

Qué es la proteína C reactiva

La proteína C reactiva (PCR) se produce en el hígado. Se trata de una proteína denominada reaccionante de fase aguda, cuyos niveles aumentan como respuesta a una inflamación del organismo. 

Así, cuando se produce una inflamación severa, los niveles de la proteína C reactiva se elevan. Las células encargadas de la defensa del organismo, los linfocitos, se activan cuando hay infecciones o inflamación y secretan una proteína llamada interleukina-6 —una citocina—, que estimula al hígado para sintetizar la proteína C reactiva.

Ahora bien, esta proteína no indica exactamente lo que sucede en el organismo, solo es una señal de alarma. Por eso, un médico debe determinar con otras pruebas cuál es la causa de que se produzca la inflamación.

En condiciones normales, una persona sana presenta niveles de PCR por debajo de 10 miligramos por litro de sangre. Si su concentración supera esta cantidad, suele ser un indicador de una inflamación en el cuerpo.

Proteína C reactiva alta: causas

Conocer la proteína C reactiva alta causas pasa por realizar un análisis de sangre.

Dado que esta proteína indica inflamación en el organismo, es importante saber que esa puede estar causada por diferentes enfermedades. Sin embargo, para saber la causa exacta se deben hacer otras pruebas. Conocer el nivel de la proteína C reactiva es solo una prueba inicial que puede dar cuenta del estado de salud de una persona.

Ahora bien, conviene tener en cuenta que en la segunda mitad del embarazo o al tomar determinadas pastillas anticonceptivas los niveles de proteína C reactiva podrían ser más altos de lo normal. Si te has hecho un análisis y los niveles de esta proteína están más altos de lo normal, consulta con tu médico.

Además de las indicadas, la proteína c reactiva alta tiene causas tan variadas como un resfriado, una fractura o una infección bacteriana. Veamos las causas de manera genérica:

  • Traumatismos graves como quemaduras extensas.
  • Enfermedades infecciosas: neumonía, cistitis, bronquitis…
  • Enfermedades inflamatorias: fiebre reumática, pancreatitis, artritis reumatoide, enfermedad de Crohn…
  • Problemas cardiacos. Por lo general, se relaciona la proteína C reactiva alta con un mayor riesgo de cardiopatías.

La proteína C reactiva alta tiene causas también relacionadas con enfermedades crónicas. Por ejemplo, un médico puede solicitar esa prueba para confirmar diagnósticos como el de la artritis reumatoide. 

Cómo bajar la proteína C reactiva cuando está alta

Ahora que conocemos la proteína c reactiva alta, causas y enfermedades que pueden estar implicadas en la ecuación, debemos partir de la base de que los niveles de esta proteína bajarán cuando desaparezca la causa de la inflamación. Por lo tanto, es necesaria la participación de un médico que determine el tratamiento o pautas que debe seguir el paciente.

Ahora bien, eso no quita que podamos colaborar con el tratamiento y el organismo en reducir esa inflamación. Una buena forma de contribuir a bajar los niveles de proteína C reactiva es suplementar la dieta con vitamina E. Esta vitamina tiene un importante papel en la defensa contra el estrés oxidativo y el mantenimiento del funcionamiento normal del sistema inmunitario. Esta última característica está relacionada con su función antiinflamatoria.

La proteína c reactiva alta causas y cómo bajarla con vitamina E

Una dieta baja en grasa también es una buena estrategia. Además de estar vinculadas con cambios desfavorables para el organismo en el tipo y número de bacterias intestinales (la conocida como microbiota), las grasas aumentan los procesos que desencadenan la inflamación en el cuerpo. Así, puede ser una buena idea incluir en tu dieta alimentos ricos en vitamina E y libres de grasas poliinsaturadas:

  • Grasas saludables como el aceite de oliva, aguacate…
  • Frutos secos como las almendras.
  • Semillas como las de girasol.
  • Vegetales de hoja verde como la espinaca y el brócoli.

Primar los hábitos de vida saludable también tiene un efecto positivo en la remisión de los procesos inflamatorios. Por eso es buena idea dejar de fumar, olvidarse de las bebidas alcohólicas y mantenerse activo.

Suplementos que pueden ayudarte

Para ayudar a tu organismo a mantener los niveles adecuados de esta y otras proteínas e indicadores, lo mejor es mantener los mismos buenos hábitos de siempre: dieta balanceada, descanso adecuado, actividad física y atención al plano psíquico y emocional. Sentirse bien depende de todo ello. 

Además, si quieres darle a tu cuerpo un plus de vitamina E, te proponemos tomarlo con silicio orgánico, que tiene efecto anti-aging y mejora la salud de tus huesos y articulaciones.

  • G7 Beauty con vitamina E, cápsulas que te ayudan, además, a mantener la belleza de piel, cabello y uñas.
  • Silicium G5 Gel 150 ml, enriquecido con vitamina E y con gran capacidad de penetrar muy rápido a través de la piel. Puede ser muy útil en el caso de traumatismos. También puedes obtenerlo en su versión de 500 ml.
  • Silicium G7 Original Biodinamizado una forma de obtener silicio de un modo muy eficaz dado que es altamente asimilable y químicamente orgánico, lo que le confiere una biodisponibilidad superior a otras formas de silicio.

Como ves, los hábitos de vida saludable, una dieta equilibrada y los suplementos de vitamina E pueden ser de gran ayuda a la hora de lidiar con la proteína C reactiva alta y causas. Recuerda que si tu médico te solicita una prueba para determinar tus niveles de esta proteína, por sí mismos no son concluyentes. Es posible que deba seguir investigando los motivos por los que la proteína presenta niveles elevados en tu organismo. 

Sea como sea, no está de más darle a tu cuerpo aquello que lo beneficia y lo mantiene saludable. De este modo, estarás más preparado para afrontar cualquier infección o enfermedad. 

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​