5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

medicina-integrativa

Qué es la medicina integrativa y qué puede hacer por ti

16 minutos 102 views

Cada día cientos de personas son diagnosticadas en España de una enfermedad crónica, problema que se acentúa si tenemos en cuenta el notable envejecimiento de la población. Todas estas personas buscan una mejor calidad de vida y un menor sufrimiento.

Para ello, lo mejor es cambiar el enfoque y afrontar estas realidades desde el punto de vista de la medicina integrativa. 

Con el objetivo de desintoxicar el organismo, así como potenciar la capacidad autocurativa y regenerativa del cuerpo, la medicina integrativa aborda aspectos globales del individuo para mejorar su calidad de vida.

Precisamente, como ya hemos mencionado, se trata de cambiar el enfoque. Si siempre vemos lo mismo desde un punto de vista, dejamos de explorar otras perspectivas; y lo más importante, ignoramos factores que podrían ser determinantes.

En este artículo, te contamos en qué consiste y qué hábitos de vida saludables relacionados con la medicina integrativa puedes poner en práctica para sentirte más vital.

Qué es la medicina integrativa

Este tipo de medicina engloba la medicina convencional y natural para que el paciente tenga todos los instrumentos posibles para su curación. Por un lado, no se desdeña el potencial que la medicina natural tiene y, por el otro, se acepta la importancia que tiene la medicina convencional para la salud pública.

La medicina integrativa evalúa aspectos globales de la persona: fisiológicos, psicológicos, nutricionales y sociales. Abordar todos estos aspectos y plantear tratamientos en los que se combinan los convencionales con las terapias complementarias potencia al máximo los resultados. Por eso también recibe el calificativo de holística. 

La medicina integrativa parte del punto de que la enfermedad, en la mayoría de las ocasiones, es producto de los malos hábitos alimenticios, la contaminación ambiental, la intoxicación por un exceso de mediación o metales pesados, y el estrés emocional que provocan un debilitamiento del sistema inmune. 

Por eso, un objetivo prioritario de la medicina integrativa es mantener el organismo desintoxicado y un sistema inmune sano y fuerte. Esta es la forma más efectiva de evitar la enfermedad. En ese sentido, la suplementación es una herramienta —por su factor equilibrante—  muy importante de la medicina integrativa.

Principios de la medicina integrativa

New Call-to-action

Para responder a la pregunta de qué es la medicina integrativa, podríamos utilizar una máxima de Hipócrates que resulta muy esclarecedora: «La función del médico es curar a veces, restituir la salud a menudo y apoyar siempre». Esta es la búsqueda de la medicina integrativa que se sostiene por los siguientes principios fundamentales:

  • Propone intervenciones médicas naturales y no invasivas en la medida de lo posible y según la gravedad del paciente.
  • Considera a cada paciente como un individuo único y singular; dos personas con la misma enfermedad pueden necesitar terapias distintas.
  • El paciente colabora activamente en el proceso de mejora de su salud.
  • El médico colabora con el paciente, investiga y comprende el proceso de curación y salud para activar la respuesta curativa innata del organismo.
  • Combina tratamientos de la medicina convencional y la alternativa.
  • Se centra en la prevención y el mantenimiento de la salud. Por eso la alimentación es un factor fundamental y dentro de ella la suplementación (con oligoelementos esenciales para el organismo como el silicio, magnesio, vitamina C…) juega un papel protagonista.
em-la-medicina-integrativa-colaboran-medicos-y-pacientes

Un poco de historia

Tanto en Europa como en Estados Unidos, la medicina integrativa surge impulsada por la demanda de médicos y pacientes. En la década de los 90, el autor del libro Nature Cures: The History of Alternative Medicine in America, afirmó que más del 40% de la población recurría a las terapias alternativas y el 80% de los médicos de familia quería aprender sobre ellas.

En 1991, el gobierno crea la oficina de medicina alternativa para investigar con rigor científico estas terapias complementarias con la finalidad de mejorar la atención sanitaria. Para 2014, las autoridades sanitarias empiezan a certificar a los nuevos médicos en Medicina Integrativa.

En Europa el origen de esta disciplina es mucho más antiguo y se remonta hasta Hipócrates, quien creía que la terapia debía aunar todos los hábitos de vida del ser humano: alimentación, ejercicio, descanso, los baños, la actividad profesional y social, etc.

Este es el nacimiento mismo de la medicina; sin embargo, se fue alejando poco a poco de esta visión holística, hasta que resurgió, como en EEUU, en los 90.

Beneficios de la medicina integrativa

La medicina integrativa es una excelente ayuda para tratar las enfermedades crónicas, ya que el enfoque integrado desenfoca la enfermedad y sitúa al paciente como el protagonista del tratamiento. También ofrece ventanas a aquellas personas que vean comprometida su calidad de vida por los síntomas propios de la vejez. Estas son sus ventajas:

  • Relación positiva médico-paciente.
  • Mayor compromiso con el tratamiento por parte del paciente.
  • Más calidad de vida.
  • Reducción de los gastos de salud.

Hábitos relacionados con la medicina integrativa que promueven la salud

Este nuevo concepto de asistencia sanitaria propone incluir la nutrición y la suplementación con principios activos naturales de manera que se pueda reducir la medicación tradicional y hasta protegernos de los efectos secundarios que provoca. En este sentido, juega un importante papel la prevención. 

quiropráctica-terapias-que-emplea-la-medicina-integrativa

Ahora bien, aunque a veces la medicación tradicional es necesaria y debemos respetar siempre las recomendaciones de nuestros médicos, tenemos a nuestro alcance muchos recursos naturales con los que podemos solucionar, atenuar y prevenir nuestros problemas de salud.

Debido a la alta concentración de químicos en muchos medicamentos, se pueden producir desajustes en nuestro cuerpo. Por eso, siempre que podamos, optar por una solución natural debe ser una de nuestras prioridades.

Estos son algunos hábitos saludables que podemos implementar en nuestro día a día:

  • Nutrición: dejar a un lado los alimentos ultraprocesados y primar los alimentos frescos, los probióticos; en definitiva, escuchar al cuerpo para no darle aquello que le cause daño.
  • Suplementos: en la medicina integrativa la suplementación persigue la rehabilitación de las células, es decir, el equilibrio químico del organismo. Al aportar la molécula adecuada en el momento preciso, se regulan las alteraciones bioquímicas que aparecen en el organismo y que permiten tratar y prevenir la enfermedad. Esto se logra con sustancias naturales como vitaminas y minerales. Algunos de los más interesantes son magnesio, vitamina C, vitamina E, colágeno, omega 3, zinc, silicio… que nutren y equilibran el organismo.  

Un ejemplo de suplemento que puedes tomar es G7 Activ+, un producto en cápsulas que contiene una novedosa fuente de silicio orgánico que actúa en sinergia con el magnesio y la vitamina C.

El silicio ayuda a equilibrar la mineralización de los huesos; es uno de los oligoelementos esenciales para el organismo y está implicado en los procesos regenerativos a través de la producción de colágeno reparador y elastina. Los niveles óptimos de este mineral previene las patologías del sistema nervioso, las taquicardias y arritmias y enfermedades como la demencia senil o el alzhéimer.

G7 Activ+
  • Realizar limpias para eliminar las posibles bacterias u hongos que pueden proliferar en el organismo, y regular las bacterias del intestino (importantes para el sistema inmune). Estas limpias se pueden hacer con ingredientes naturales, como el extracto de pomelo y orégano
  • Realizar ejercicio físico y procurarnos el descanso correspondiente.
  • Meditar, atender a nuestra salud mental, trabajar la inteligencia emocional…

Como ves, la medicina integrativa pone el foco en hábitos saludables que tienen que ver con la alimentación, el ejercicio físico y la salud mental con el objetivo de prevenir enfermedades que comprometan la calidad de vida de las personas. Una propuesta que suma y que esperamos ver pronto en las consultas de atención primaria de nuestro país.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​