5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

Recommendations for eliminating joint pain and fatigue

Recomendaciones para eliminar el cansancio y dolor de articulaciones

13 minutos 6113 views

Más allá del paso de los años, son muchos los factores que pueden llevarnos a sufrir cansancio y dolor de articulaciones. La falta de movilidad, la mala alimentación, la ansiedad, los nervios…Son causas comunes de la aparición de diferentes molestias.

Independientemente de la edad o el nivel de actividad, la situación actual ha intensificado este problema. Por tanto, ahora más que nunca es fundamental adoptar una serie de recomendaciones para evitar que el cuerpo se resienta. ¡Saca el bloc del móvil y apunta!

Hoy te contamos…

  • ¿Qué provoca el cansancio y dolor de articulaciones?
  • ¿Cómo evitar el cansancio y dolor de articulaciones?

¿Qué provoca el cansancio y dolor de articulaciones?

Dentro de los hábitos de vida hay tres pilares sobre los que se sustenta la mayor parte de la salud: la dieta, el ejercicio y el descanso.

Cuando una de estas patas cojea, el bienestar físico se debilita y con frecuencia surgen ese cansancio y dolor de articulaciones.

También se deteriora la salud mental, pudiéndose padecer ansiedad, depresión y estrés. Estados que empeoran las molestias al producir un acúmulo de tensión corporal.

El sedentarismo es uno de los protagonistas principales en este cuento. Sin estímulos suficientes el sistema musculoesquelético se atrofia y brotan efectos adversos tales como dificultad en el movimiento, fatiga o mayor propensión a las lesiones.

¿Cómo evitar el cansancio y dolor de articulaciones?

1. Mantente activo

La inactividad prolongada provoca múltiples dolencias musculares y articulares. Por ejemplo, en un estudio se vio que pasar más de 7 horas diarias sentado se asocia con dolores lumbares.

Ante esto, el movimiento es la mejor y más natural medicina:

  • Levántate cada 15-20 minutos y da unos pasos, estira o haz ejercicios ligeros. Puedes aprovechar las pausas publicitarias de la televisión o beber agua a cada rato para hidratarte y que tu cuerpo te obligue a ir al baño.
  • Acostúmbrate a usar las escaleras en la medida de lo posible.
  • Realiza actividades dinámicas a lo largo del día: deporte, tareas domésticas, bailar, jugar con tus hijos, etc.
  • Camina al menos 8000 pasos diarios. Anda siempre que tengas la oportunidad, como en los descansos del trabajo o cuando hables por teléfono. Recuerda que puedes hacerlo dentro de casa marcándote un circuito.

Los suplementos que refuerzan los tejidos también son de gran ayuda para impedir que el cuerpo se resienta por la falta de movilidad. Ejemplo de ello es Orgono Sports Recovery. Gracias a su contenido en silicio orgánico y glicina es capaz de combatir muy eficazmente el cansancio y dolor de articulaciones.

2. Planifica una rutina deportiva

Hacer ejercicio no solamente mejora la salud musculoesquelética, sino que además contribuye a la salud mental y fortalece el sistema inmune. Lo más aconsejable es que lleves a cabo una rutina semanal adaptada a tu condición en la que combines sesiones de diversos tipos:

  • Fuerza muscular: sentadillas, flexiones, elevaciones de rodillas, etc. No necesitas un gimnasio. Usa tu propio peso corporal o cargas domésticas como mochilas y garrafas.
  • Aeróbicos: correr, bicicleta estática, caminar rápidamente, bailar, subir y bajar un step, etc.
  • Flexibilidad y movilización de las articulaciones.
  • Equilibrio. El yoga o el pilates son buenas opciones.

A día de hoy hay muchos vídeos en internet publicados por expertos que te pueden servir de guía, pero siempre que puedas consulta con un profesional que te ofrezca un entrenamiento personalizado. Especialmente si tienes alguna patología de base o problema de salud.

Si quieres evitar molestias derivadas de la actividad física recuerda calentar antes, respetar la técnica de los ejercicios y terminar con un descanso activo como caminar suave.

New Call-to-action

Para optimizar la regeneración de fibras musculares aplícate un automasaje en las zonas sobrecargadas con geles relajantes como el Orgono Sport Gel.

3. Cuida tus hábitos y tu bienestar

Vivimos pegados a a los dispositivos electrónicos, tanto para trabajar como para disfrutar del tiempo libre. Es por ello que se recomienda seguir estos consejos:

  • Alterna la manera en la que coges el móvil y haz descansos frecuentes en los que movilices los dedos, los codos, los hombros y el cuello.
  • Cuida tu postura y posición corporal, sobre todo cuando estés trabajando.
  • Realiza estiramientos antes y después de la jornada laboral.

Con respecto a la alimentación, una mala dieta contribuye a la inflamación de las articulaciones, y la falta de micronutrientes como el déficit de vitamina D provoca mialgia. Prioriza entonces alimentos saludables y limita el consumo de productos ultraprocesados y alcohol.

Por otra parte, en un metaanálisis se concluyó que descansar mal produce dolores corporales y un peor estado general. Cuida tu higiene del sueño y procura dormir lo suficiente. Así mismo, intenta no ponerte boca abajo, ya que tu cuello puede verse comprometido.

Si la situación actual te está desbordando, además de todo lo anterior también te puede venir genial practicar ejercicios de relajación y dedicarte tiempo a ti mismo. Trata de ser más positivo y considera la terapia psicológica para aprender a manejar tus emociones.

En resumen, si no quieres tener cansancio y dolor de articulaciones, sigue estas recomendaciones y consulta a un especialista si lo crees necesario. ¡No permitas que tu cuerpo se resienta, y disfruta cada día!

New Call-to-action

​ ​