5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

rehabilitación deporte

Rehabilitación en el deporte: factores a tener en cuenta

14 minutos 187 views
New Call-to-action

Para muchas de las personas que hacen deporte, las lesiones pueden ser más habituales de lo que nos gustaría. De hecho, conviene cuidarse mucho para mantenerse en forma y no olvidarnos de ningún aspecto; empezando por la alimentación y terminando con un descanso adecuado. Si eres deportista y has sufrido alguna vez o estás sufriendo una lesión, este artículo te interesa. Te contamos cómo abordar la rehabilitación en el deporte de una manera natural.

Qué es la rehabilitación en el deporte

La rehabilitación en el deporte es una disciplina en la que intervienen múltiples aspectos. Para un deportista profesional, por ejemplo, una lesión pasa por la intervención de fisioterapeutas, entrenadores, quiroprácticos y masajistas. Para una persona que se entrena para mantener su bienestar físico, las lesiones también pueden llegar a ser un quebradero de cabeza. En ocasiones, no logramos dar con la clave para recuperarnos de una lesión, por lo que conocer los diferentes tipos de técnicas de la rehabilitación en el deporte será de gran ayuda. Además, no se debe olvidar la nutrición, el descanso y los hábitos de vida saludables.

New Call-to-action

Técnicas de rehabilitación en el deporte

A la hora de tratar una lesión, la rehabilitación en el deporte emplea diferentes técnicas. Estas son algunas de ellas:

  • Fisioterapia deportiva: Probablemente es la primera de las técnicas de rehabilitación en el deporte. Se emplea tanto para prevenir como para tratar lesiones. El profesional de la fisioterapia trabaja para identificar y detectar las lesiones, así como para estudiar la biomecánica de cada paciente con el objetivo de elaborar tablas de estiramiento y ejercicios de fortalecimiento que el deportista integrará en sus rutinas.
  • Electroterapia: está técnica consiste en producir una estimulación eléctrica tanto en las terminaciones nerviosas como en las fibras musculares. Existen diferentes tipos de rehabilitación en el deporte basados en la electroterapia. Algunos ejemplos son la estimulación transcutánea de los nervios periféricos, las ondas de choque o la electroacupuntura.
  • Drenaje linfático: consiste en realizar masajes que siguen el curso de la red de vasos ganglios que conforman el sistema linfático y por el que circula la linfa. Con este masaje que activa la circulación linfática se busca estimular la actividad circulatoria y depurativa, lo que mejora la función del sistema inmune.
  • Crioterapia: se trata de exponer las diferentes partes del cuerpo a temperaturas muy bajas para inducir una vasoconstricción a la que sigue una vasodilatación reactiva. Este proceso favorece el aporte sanguíneo. Como en el caso de la ozonoterapia, activa las defensas antioxidantes.
  • Magnetoterapia: Se trata de una técnica de fisioterapia que emplea campos magnéticos para restituir el equilibrio bioquímico celular. La aplicación de la terapia se hace con dos imanes, que se colocan sobre las zonas del cuerpo a tratar, para crear un campo magnético de baja frecuencia. Este campo magnético es el que genera cambios bioquímicos en las células que se encargan de regenerar los tejidos.
  • Suplementación deportiva: para el fortalecimiento y la resistencia muscular, ya que actúa como ayuda antiinflamatoria y ergogénica —es decir, como medio para mejorar el rendimiento—. Existen muchos suplementos, como los formulados con silicio orgánico, que destacan por su habilidad para acelerar los procesos de recuperación deportiva, dado que ayuda a regenerar los tejidos. 

Factores que intervienen en la rehabilitación deportiva

Aunque la lesión deportiva es una afección física, no podemos olvidar el papel fundamental de los factores psicológicos que podrían retrasar el proceso de recuperación. Cuidar el aspecto psicológico durante un proceso de rehabilitación en el deporte es fundamental, especialmente en aquellos deportes en los que existe mucha presión.

Aunque tengamos prisa por volver a los entrenamientos, la salud mental y emocional también tiene sus tiempos. Es un proceso evolutivo que influye en la sanación de los deportistas tras una lesión. Por ello, en algunas ocasiones se deben poner en práctica técnicas y habilidades concretas. Por ejemplo:

  • Visualización: se trata de usar la imaginación para ensayar o repetir situaciones mentalmente.
  • Diálogo interno positivo: se emplea para contrarrestar la baja confianza del deportista en un proceso de rehabilitación en el deporte. La idea es convertir los pensamientos negativos en positivos.
  • Relajación: si nos mantenemos relajados, la rehabilitación se completará antes. Esta técnica funciona muy bien combinada con otras técnicas de alivio del dolor y del estrés.

Además, es muy importante tener en cuenta que el apoyo social y la cercanía de los seres queridos es también un factor clave a la hora de sanar una lesión deportiva.

Un factor fundamental: la alimentación

Otro factor fundamental es la alimentación. La dieta es imprescindible para sentirnos bien y, en un proceso de rehabilitación en el deporte, puede acelerar la recuperación. Para mejorar el proceso de regeneración de las fibras musculares, tendones, ligamentos, nervios o huesos no podemos olvidar introducir los siguientes nutrientes en la dieta:

  • Proteínas: un consumo adecuado de proteínas de alto valor biológico nos ayuda a mantener la masa muscular. Encontramos proteínas en la carne y los lácteos, por ejemplo. Para las dietas vegetarianas o veganas, las fuentes de proteínas provienen de la soja, las pipas, las legumbres como las lentejas, el seitán, etc.
  • Creatina: durante la fase de reposo, ayuda a reducir la degradación bioquímica y estructural de la musculatura. La creatina es abundante en la carne y los pescados.
  • Omega 3: tiene un efecto antiinflamatorio; lo encontramos en el salmón y otros pescados azules.
  • Vitamina D: ayuda a fijar el calcio en los huesos e interviene en la síntesis de proteínas musculares. Lo obtenemos de los pescados grasos, la yema del huevo o los quesos.
  • Vitamina C: contribuye en la síntesis del colágeno por lo que acelera la regeneración de los tejidos dañados. Está presente en los cítricos, el pimiento rojo, los tomates o las fresas.
  • Vitaminas del grupo B: ayudan a asimilar las proteínas dada su función catalizadora, es decir, que permite acelerar las reacciones bioquímicas. Están presentes en las carnes, los granos enteros, huevos, lácteos…
  • Magnesio: se trata de un micronutriente esencial para el organismo. Es un vasodilatador natural, por lo que mejora la oxigenación y entrada de nutrientes al músculo. Lo encontramos en algunos frutos secos, como almendras y anacardos; en plátanos, aguacates y en la leche, entre otros muchos.

Suplementos para la rehabilitación deportiva

Además, para asegurarnos de aportar las vitaminas y minerales que necesitamos, podemos optar por los suplementos. En el mundo de la suplementación deportiva podemos encontrar diferentes tipos de suplementos: proteínas, creatina, multivitamínicos, quemadores de grasa como la cafeína, etc. Se trata de elegir el suplemento adecuado según los resultados que se quieren lograr y también según la etapa o fase en la que nos encontremos. Por ejemplo, hay suplementos preentrenamiento, postentrenamiento y recuperadores.

En la rehabilitación en el deporte los suplementos juegan un papel importante. Gracias a la función catalizadora de minerales como el silicio, las reacciones bioquímicas que se producen en el organismo se aceleran y el proceso de recuperación de los tejidos también. 

Son especialmente interesantes aquellos suplementos que aportan colágeno o ayudan a generarlo. El colágeno es fundamental para recuperar los tejidos lesionados. 

Estos son algunos ejemplos:

  • Orgono Sport Recovery, especialmente indicado para la recuperación deportiva. Está formulado a base de silicio orgánico y puede tomarse tres veces al día (30 ml por toma), acompañado de las comidas, para un tratamiento intensivo.
  • Orgono Articomplex, en cápsulas. Se trata de un complejo multimineral que compensa la pérdida de minerales esenciales. Incluye, además de silicio orgánico, magnesio y vitamina C, de los que ya conocemos sus beneficios.

Como ves, son varios los factores que hay que tener en cuenta a la hora de completar una rehabilitación en el deporte. Por eso, además de las técnicas de fisioterapia no está de más incorporar suplementos a la dieta que ayuden a completar el proceso de una forma más rápida sin dejar de ser natural.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​