5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

Una mujer tumbada en la cama piensa en remedios caseros para los sofocos de la menopausia

10 remedios caseros para los sofocos de la menopausia

15 minutos 52 views

La menopausia es una etapa natural en la vida de una mujer que marca el cese definitivo de su período menstrual y está asociada con una serie de cambios hormonales en el cuerpo. Uno de los síntomas más comunes y molestos de la menopausia son los sofocos, que pueden causar sensaciones repentinas de calor intenso, enrojecimiento de la piel y sudoración excesiva. Afortunadamente, existen varios remedios caseros que pueden ayudar a aliviar estos síntomas de forma natural y efectiva.

¿Qué son los sofocos de la menopausia?

Los sofocos son uno de los síntomas más comunes de la menopausia. Se caracterizan por una sensación repentina de calor intenso que puede venir acompañada de enrojecimiento de la piel, sudoración y palpitaciones del corazón.

New Call-to-action

Se cree que los sofocos son el resultado de cambios en los niveles hormonales durante la menopausia, particularmente en los niveles de estrógeno. Durante la menopausia, los ovarios producen menos estrógeno, lo que puede afectar al sistema de regulación de la temperatura del cuerpo. Esto puede provocar que el cuerpo perciba cambios de temperatura más extremos de lo que realmente son, lo que desencadena los sofocos.

Además de los cambios hormonales, otros factores como el estrés, la ansiedad, la ingesta de ciertos alimentos o bebidas (como el alcohol o comidas picantes), el tabaquismo y el sobrepeso pueden desencadenar o empeorar los sofocos en algunas mujeres.

Remedios caseros para los sofocos de la menopausia

Por suerte, existen multitud de alimentos que pueden ayudar a aliviar estos tan molestos sofocos. Cada uno de ellos cuenta con unas propiedades que, al introducirlos en la dieta, ayudarán a sobrellevar mejor esta etapa de la vida de la mujer. Veamos 10 remedios caseros probados y respaldados por la investigación para combatir los sofocos de la menopausia:

Semillas de lino

Las semillas de lino son ricas en fitoestrógenos, que son compuestos vegetales que pueden actuar de manera similar al estrógeno en el cuerpo. Consumir semillas de lino regularmente puede ayudar a equilibrar los niveles hormonales y reducir los síntomas de la menopausia, incluidos los sofocos.

Col

La col contiene fitoestrógenos y otros compuestos vegetales que pueden ayudar a regular los niveles hormonales y aliviar los síntomas de la menopausia. Además, es rica en fibra, lo que puede ayudar a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre y prevenir los picos de calor.

Una mujer sentada en un sofá piensa en remedios caseros para los sofocos de la menopausia

Guisantes

Los guisantes también contienen fitoestrógenos y son una buena fuente de proteínas vegetales. Consumir guisantes regularmente puede ayudar a equilibrar los niveles hormonales y reducir los sofocos.

Alfalfa

La alfalfa es rica en fitoestrógenos y otros nutrientes que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia, incluidos los sofocos. Se puede consumir como brotes frescos en ensaladas o como suplemento dietético.

Regaliz

El regaliz contiene compuestos que se cree que tienen propiedades similares al estrógeno. Sin embargo, se debe tener precaución con el consumo excesivo de regaliz, ya que puede elevar la presión arterial en algunas personas y tener otros efectos secundarios. Se recomienda consultar a un médico antes de usar regaliz como remedio para los sofocos de la menopausia.

Té de salvia

La salvia es conocida por sus propiedades para reducir la sudoración y los sofocos. Preparar y consumir té de salvia regularmente puede ayudar a aliviar los síntomas de la menopausia.

Soja

La soja es rica en fitoestrógenos llamados isoflavonas, que pueden ayudar a equilibrar los niveles hormonales y reducir los sofocos. Consumir alimentos a base de soja, como tofu, leche de soja o edamame, puede ser beneficioso.

Avena

La avena es rica en compuestos que pueden ayudar a regular los niveles de azúcar en la sangre y prevenir los picos de calor asociados con los sofocos. Consumir avena regularmente puede ayudar a reducir la frecuencia e intensidad de los sofocos.

Yogur

El yogur es una buena fuente de calcio y probióticos, que pueden ayudar a mantener el equilibrio hormonal y mejorar la salud general durante la menopausia, lo que puede reducir los sofocos.

Jengibre

El jengibre tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea, lo que puede reducir la frecuencia e intensidad de los sofocos.

Consejos prácticos para aliviar los sofocos

Además de incluir estos alimentos en la dieta, las mujeres que sufran de estos sofocos pueden seguir ciertos consejos de la vida diaria para aliviar la molestia que causan:

  1. Llevar varias capas de ropa: Vestirse con varias capas de ropa ligera te permite adaptarte fácilmente a los cambios de temperatura y te permite quitarte una capa cuando experimentes un sofoco.
  2. Llevar un abanico portátil: Un abanico portátil puede ser útil para refrescarte rápidamente durante un sofoco. Puedes llevarlo contigo para usarlo en casa, en el trabajo o mientras estás fuera.
  3. Evitar alimentos picantes, alcohol y cafeína: Estos alimentos y bebidas pueden desencadenar los sofocos en algunas personas. Trata de limitar su consumo o evitarlos por completo si notas que empeoran tus síntomas.
  4. Dejar de fumar: Fumar puede aumentar la frecuencia e intensidad de los sofocos en algunas mujeres. Dejar de fumar puede ayudar a reducir los síntomas de la menopausia, incluidos los sofocos.
  5. Controlar el peso: Mantener un peso saludable puede ayudar a reducir los sofocos. El exceso de peso puede aumentar la frecuencia e intensidad de los sofocos, así que intenta mantener un estilo de vida saludable que incluya una dieta equilibrada y ejercicio regular.
  6. Practicar técnicas de relajación: El estrés y la ansiedad pueden desencadenar los sofocos en algunas mujeres. Practicar técnicas de relajación como la respiración profunda, la meditación, el yoga o la tai chi puede ayudar a reducir el estrés y aliviar los síntomas de la menopausia.
  7. Dormir en un ambiente fresco: Mantener tu dormitorio fresco y bien ventilado puede ayudar a reducir los sofocos nocturnos. Puedes usar un ventilador, aire acondicionado o abrir una ventana para mejorar la circulación de aire.
  8. Usar ropa de cama transpirable: Opta por sábanas y ropa de cama de materiales transpirables como el algodón o el lino, que ayudan a regular la temperatura corporal y pueden reducir la sensación de calor durante la noche.
  9. Hacer ejercicio regularmente: El ejercicio regular puede ayudar a reducir los síntomas de la menopausia, incluidos los sofocos. Intenta hacer al menos 30 minutos de actividad física moderada la mayoría de los días de la semana.
  10. Beber agua fría: Mantente hidratada bebiendo agua fría o bebidas sin azúcar durante todo el día. Esto puede ayudar a mantenerte fresca y reducir la frecuencia de los sofocos.
Una mujer sentada con un portátil sobre las rodillas piensa en remedios caseros para los sofocos de la menopausia

Al incorporar estos consejos de estilo de vida en tu rutina diaria, es posible que experimentes una reducción en la frecuencia e intensidad de los sofocos durante la menopausia. Si los síntomas persisten o son graves, no dudes en hablar con tu médico para obtener orientación y tratamiento adicionales.

Encontrar alivio para los sofocos de la menopausia 

Los sofocos pueden ser una molestia durante la menopausia, pero con los remedios caseros adecuados, es posible encontrar alivio y mejorar la calidad de vida. Desde semillas de lino hasta avena, hay una variedad de opciones naturales disponibles para ayudar a equilibrar los niveles hormonales y reducir los síntomas de los sofocos. Sin embargo, es importante recordar que cada cuerpo es único, y lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra. Si experimentas síntomas graves o persistentes, consulta a un profesional de la salud para obtener orientación y tratamiento adicionales.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​