5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

Keep enjoying the summer with these 5 remedies for sunburns

Sigue disfrutando del verano con estos 5 remedios para quemaduras del sol

17 minutos 5537 views

Seguro que te ha ocurrido. Comienza el verano, te acuerdas de lo rojo que te pusiste el año pasado y piensas: «esta vez llego a septiembre con la piel perfecta». Pero entonces te vas de excursión, se te olvida la crema (ni siquiera eres consciente de ello), y a la mañana siguiente ya estás de nuevo buscando remedios para quemaduras del sol.

¿Servirá el After Sun que tienes en el cajón y no sabes si está caducado?

¿Quizás unos hielos metidos en una bolsita?

Sigue leyendo y verás qué pronto solucionas esto.

¿Cuáles son los síntomas de las quemaduras de sol?

Tras una exposición solar prolongada sin protección, lo más común es sufrir una quemadura de primer grado, aunque puede llegar a ser de segundo. 

El signo más evidente que aparece a las pocas horas es un eritema o enrojecimiento de la piel, la cual se siente caliente al tacto, sensible y hasta dolorida. 

Según el caso, es posible que en el transcurso de uno o dos días vayan surgiendo también otros síntomas como hinchazón, cefalea, fiebre, náuseas o fatiga.

Cuando la gravedad es mayor, pueden salir pequeñas ampollas.

Mucho cuidado con las complicaciones

Tendemos a no darle importancia a estas quemaduras, pero no son ninguna tontería. 

Si eres de los que te pones como un cangrejo cada semana, vas a tener una mayor probabilidad de padecer:

  • Envejecimiento cutáneo prematuro: piel seca y áspera, arrugas profundas, máculas, pecas… Prepárate para aparentar más años.
  • Lesiones precancerosas y cáncer. La radiación UVA puede alterar el ADN celular y favorecer una carcinogénesis. El melanoma, por ejemplo, suele empezar con lunares que cumplen la regla del ABCDE. El riesgo se duplica si en tu infancia ya solías quemarte.
  • Daño ocular. La luz ultravioleta excesiva puede quemar los ojos, pudiendo doler o notarse como si tuvieran arenilla.

Por cierto, tal y como señala la Academia Española de Dermatología y Venereología, la exposición inadecuada a fuentes artificiales como las cabinas de rayos UVA son asimismo perjudiciales para la salud. ¡Precaución!

Mejor prevenir que curar

Si te gusta broncearte, hazlo de forma segura.

Usa el fotoprotector más conveniente para tu tipo de piel (no vayas a lo económico) y aplícatelo a menudo, evitando exponerte entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde.

Tampoco dejes de echarte crema cuando en general salgas a la calle, aunque el día esté nublado. Créeme: vale la pena. 

Por otra parte, cúbrete en la medida de lo posible. Sombreros, ropa larga, gafas de sol o la sombra que proyectan los edificios de la calle. Todo vale.

Y ten en cuenta que cualquier parte del cuerpo es susceptible de quemarse, incluso las orejas, el cuero cabelludo y los labios.

Los 5 remedios para quemaduras del sol más eficaces

La piel por sí sola es capaz de sanar en alrededor de una semana. No obstante, existen algunos remedios para quemaduras del sol que permiten acelerar la recuperación y reducir molestias.

Aplícate paños refrescantes y calmantes

Varias veces al día y durante unos 20 minutos, moja una toalla con agua fresca del grifo (a 15-20ºC) y presiónala suavemente sobre la zona afectada.

Otra opción es bañarte en agua con unos 60 gramos de bicarbonato de sodio. En ambos casos notarás relajación.

Aparte puedes hacerte curas con gasas humedecidas con vinagre diluido (impide infecciones), té verde (rebaja el eritema), manzanilla (calma), leche (alivia) o formulaciones líquidas a base de silicio orgánico (regeneran muy eficazmente).

Utiliza una crema hidratante y reparadora

Cuando te quemas, la piel se seca, se debilita y pierde elasticidad, quedando tirante y apagada. En el momento en el que comienza a pelarse, lo más habitual es que además haya picazón.

Para todo ello es esencial usar un producto tópico que reduzca las molestias y facilite la restauración total de la barrera cutánea. Existen muchas alternativas: aloe vera, calamina, etc.

Destaca sobre todo el recién nombrado silicio orgánico. Gracias a su elevado poder hidratante, su capacidad para incrementar la síntesis de colágeno y su óptima penetración en la piel, regenera y sana con mucha rapidez el tejido.

Puedes encontrarlo en fórmulas como Silicium G5 Gel, que aparte se enriquece con vitamina E para disminuir el daño celular.

G5 Gel ES

Hidrátate por dentro

Es importante que bebas agua en abundancia para restaurar la humedad perdida y no deshidratarte ni sufrir mareos o desmayos.

También es aconsejable que tomes un suplemento bebible que aporte desde el interior los beneficios del silicio. Por ejemplo Silicium G7 Original Biodinamizado: hasta 90mL al día si la quemadura es grave. 

El cuerpo lo asimila muy bien, así que te dará un extra de hidratación y acelerará la curación del tejido con gran efectividad. Además podrás emplearlo en paños como te he comentado antes.

Botón post G7 Original_ES

Protégete más que nunca

Esto no es un remedio como tal, sino un consejo básico.

Evita exponerte al sol hasta que tengas la piel completamente sanada, pelada y con su tono normal.

Quédate en casa en las horas más luminosas. Y si tienes que salir, ve por la sombra y utiliza ropa holgada de algodón que no te roce.

Toma un analgésico bajo consejo sanitario

Si padeces un dolor fuerte puedes tomarte un fármaco que te lo alivie como paracetamol o ibuprofeno.

Eso sí, pregunta antes a tu médico o farmacéutico. Automedicarse nunca es buena idea.

Consúltales también la posibilidad de emplear una crema corticoide para reducir la inflamación o un antihistamínico oral para calmar la picazón.

¿Qué es lo que NO tienes que hacer?

Hay diversas prácticas que debes evitar a toda costa:

  • Rascarte o arrancarte la descamación. Aunque pique o sea tentador quitarse los jirones de la piel, evita la tentación si no quieres propiciar infecciones.
  • Aplicarte hielo o agua muy fría. En ningún caso debes hacerlo, ya que puede provocar que se estrechen las vías circulatorias y se agrave la lesión.
  • Echarte pasta de dientes, barro, mantequilla, miel o cualquier producto a base de aceite. Están totalmente desaconsejados debido a que ocluyen los poros y dificultan la recuperación.
  • Utilizar cremas anestésicas. Aléjate de todo aquello cuyo principio activo termine en “caína” (benzocaína, lidocaína…) o que lleve alcohol. Existe la posibilidad de que te causen una irritación o una reacción alérgica.
  • Romperte las ampollas. Si te han salido algunas, deja que sanen sin reventarlas. Podrían infectarse.

Recuerda, si bien estos remedios para quemaduras del sol son eficaces, una lesión grave o que se alarga en exceso necesita valoración clínica. Si tienes ampollas en la cara, manos, pies o genitales, hinchazón o dolor exagerados, signos de infección o fiebre alta: acude de inmediato a tu doctor de cabecera.

New Call-to-action

Sobre el autor…

Raúl Tizón

Farmacéutico, copywriter y redactor.


Acerco la salud a las personas a través de las palabras. Soy graduado en Farmacia (UCM) con un Máster en Enfermedades Infecciosas (UAH). Dispensé en una farmacia e investigué en dos laboratorios hasta que descubrí que lo mío era escribir. Me gusta cuidarme, hacer ejercicio, escuchar música y comer en buena compañía.

​ ​