5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

exfoliación corporal de una mujer en una bañera

Todo sobre la exfoliación corporal: para qué sirve y cuáles son sus beneficios

10 minutos 41 views

En un contexto tanto de belleza como de salud, para tener una piel sana y cuidada es importante realizar, de forma periódica, una limpieza profunda. Hablamos de la conocida como exfoliación corporal, para la que podemos utilizar algún exfoliante casero. O también un producto adecuado, con ingredientes naturales.

Aquí te explicamos en qué consiste esta técnica, qué beneficios tiene para tu cuerpo y cómo realizarla correctamente. Ya que existen dos métodos, puedes escoger el que te resulte más cómodo. Ambos son sencillos. 

¿Qué es la exfoliación corporal?

Como tratamiento de autocuidado, la exfoliación corporal no es más que masajear las distintas partes del cuerpo. Con el uso de un exfoliante corporal, vamos eliminando así las células muertas. Esas que se van acumulando en la superficie de la dermis. Junto a otros desechos y microbios, que penetran en los poros. 

New Call-to-action

Por tanto, este proceso favorece la regeneración celular, algo importante para que la piel pueda respirar bien. Y, en consecuencia, para que se mantenga en un mejor estado. En vez de que el tejido luzca seco, marchito y envejecido.

Se recomienda llevar a cabo una exfoliación corporal una vez por semana, como mínimo. Lo idóneo es seguir con esta rutina todo el año, da igual en qué épocas sea.

Según el tipo de piel que tengamos, es mejor que esa frecuencia aumente a dos o tres veces en siete días. Eso sí, antes de aplicarnos el tratamiento, debemos tener precaución. Porque no se aconseja en casos de dermatitis, piel muy sensible, tener quemaduras solares o heridas en la dermis.

¿Qué beneficios tiene exfoliar el cuerpo?

En general, exfoliar ayuda a que nuestra piel esté más suave, homogénea, limpia, brillante y joven. Es decir, más sana por dentro y por fuera. Pero también aporta otros beneficios:

  • Previene el envejecimiento prematuro. Gracias a que se regeneran las células y se activa la circulación de sangre, el tejido gana más nutrientes y oxígeno.
  • Estimula el buen funcionamiento del sistema linfático, de forma que se eliminan las toxinas por medio de los poros. Esto se traduce en una dermis libre de impurezas.
  • Produce una sensación de bienestar y de estar relajado. Un efecto antiestrés que siempre es bueno para la salud.
  • Ayuda a tener un bronceado uniforme, pues con la exfoliación corporal el color de la piel se vuelve más intenso. Sin manchas ni puntos oscurecidos. Además, añade mayor protección de los rayos solares.
  • Prepara el tejido para la aplicación de otros tratamientos con cosméticos, contribuyendo a que actúen mejor.
exfoliación corporal en seco con cepillo

¿Cómo se hace una exfoliación corporal?

Para realizar esta técnica denominada peeling en inglés lo mejor es usar un exfoliante corporal. Hay en formato gel y en formato crema. Este tipo de productos contiene unas micropartículas que potencian la acción que realizamos.

Debe aplicarse sobre la piel húmeda, por lo que es mejor estar desnudo en una ducha o bañera. Luego, para exfoliar nuestro cuerpo sólo tenemos que masajearnos con movimientos circulares y ascendentes. 

Por partes, empezamos por los pies para ir subiendo por piernas, glúteos, torso, espalda, cuello y cara. Sin olvidar los brazos y las manos. A continuación, aclaramos con agua tibia primero e inmediatamente después con una más fría.

También exfoliación en seco

Durante años se ha usado también otro método: la exfoliación en seco. La diferencia está clara, ya que simplemente no mojamos nuestra piel antes del proceso. 

Tampoco aplicamos ningún exfoliante corporal. 

Sólo necesitamos un cepillo de celdas o un guante de crin para darnos los masajes durante varios minutos. Al igual que en el anterior tratamiento, con movimientos circulares y en ascenso por el cuerpo. Una vez lo hemos repasado todo, aclaramos con una ducha fría.

exfoliación corporal en la espalda con un gel

En definitiva, así es la exfoliación corporal, una práctica ideal para lucir tu piel sana, luminosa y suave a diario. Además, ya has visto que tiene múltiples beneficios, por lo que va más allá de ese único objetivo. Y como complemento para el cuidado de la dermis, también aconsejamos usar otros productos. Por ejemplo, el G7 LipoReduct, que mejora su elasticidad y reduce la rugosidad. O el Soriaskin, si tienes un tejido más delicado o está dañado.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​