5€ de descuento en tu primera compra !Apúntate ahora!

Un párpado caído y el otro no puede ser fruto de la falta de elasticidad en los tejidos

Un párpado caído y el otro no; cómo tratarlo de manera natural

10 minutos 69 views

¿Has notado, al mirarte en el espejo, que tienes un párpado caído y el otro no? No te asustes, son muchos los motivos por los que esto puede pasar. Sin embargo, la causa más común es el envejecimiento de los tejidos y la pérdida de la función muscular.

New Call-to-action

En este artículo te contamos las causas de este problema y cómo puedes ayudar a tu organismo a prevenir el envejecimiento de los tejidos para que ni siquiera la fuerza de la gravedad logre doblegarlos.

¿Por qué tengo un párpado caído y el otro no?

Al hecho de tener un párpado caído y el otro no los oftalmólogos lo llaman ptosis. Esto se puede producir por diversos factores —patológicos, congénitos, derivados de la edad…—. Es algo que puede ocurrir a cualquier edad y puede ser puntual o crónico. Por lo general, siempre puede resolverse con el tratamiento adecuado. 

Un párpado caído y el otro no podría prevenirse con gimnasia ocular.

Cuando se observa un párpado caído y el otro no, lo que ocurre es que el músculo elevador del párpado ha perdido su acción tensora. ¿Por qué puede suceder esto? Existen varios motivos, estos son los principales:

  • El envejecimiento de los tejidos, por el simple hecho del paso del tiempo..
  • Herencia genética, por lo que el párpado se presenta caído desde el nacimiento.
  • Problemas en el sistema nervioso; es decir, la señal nerviosa que acciona el músculo falla.
  • Las enfermedades comunes que afectan a los ojos, como la conjuntivitis o los orzuelos, infecciones víricas o bacterianas…
  • La aparición de tumores o quistes en el párpado.

Es necesario que un profesional determine cuál es la causa de que tengas un párpado caído y el otro no, para poder establecer el tratamiento adecuado. Este depende de la causa y puede ser un tratamiento a base de fármacos hasta una cirugía reconstructiva. 

Sin embargo, algunas de estas causas pueden prevenirse, por lo que lo ideal es mejorar la función motora del músculo del párpado y los tejidos para evitar un envejecimiento prematuro.

La pérdida de elasticidad los tejidos

Tanto la piel como los tejidos musculares van perdiendo flexibilidad y firmeza con la edad.

El párpado se cae de forma paulatina con el tiempo. El músculo elevador del párpado pierde fuerza y la piel se vuelve flácida y pesada.

Conforme pasan los años, el metabolismo de las células de la piel se ralentiza, lo que influye en la velocidad con la que se sintetiza el colágeno. Esto hace que la firmeza y la elasticidad de la piel se vean comprometidas.

Por eso, para cuidar la piel madura, se deben atender las tres capas cutáneas —epidermis, dermis e hipodermis—. Para ello, debemos asegurarnos la hidratación adecuada y estimular el proceso de renovación celular natural.

Cómo prevenir que los tejidos del organismo pierdan elasticidad

Un párpado caído y el otro no también podría necesitar una cirugía.

Como apuntábamos antes, es fundamental hidratar la piel y favorecer el proceso de renovación celular cutáneo de forma natural. Para ello:

  • Cuida tu piel con exfoliaciones periódicas e hidratación diaria. Nutre tu piel por dentro y por fuera con el Pack Belleza: G7 Beauty + Rosa Mosqueta. Una rutina completa puede incluir gimnasia facial que incluya ejercicios específicos para el párpado. Se puede realizar mientras se aplica la Rosa Mosqueta.
  • Haz ejercicio y descansa. Los hábitos saludables mantienen las células jóvenes. Además, proporcionan una sensación de bienestar que favorece la vitalidad.

No olvides que para evitar tener un párpado caído y el otro no por infecciones o enfermedades oculares, puedes proteger tu organismo con:

  • G7 Defender, que incluye 17 principios activos adaptógenos naturales relacionados con las defensas. En determinadas épocas del año es una ayuda para tu sistema inmune; por ejemplo, para combatir los resfriados en otoño e invierno.
  • G7 Vision, que proporciona nutrientes antioxidantes y ayuda a ralentizar el envejecimiento ocular. Evita las afecciones de la vista y mantiene sanos los músculos del párpado móvil.

Como ves, prevenir es la clave. Ahora bien, si observas que tienes un párpado caído y el otro no, no lo dudes. Acude a un especialista y descarta cualquier complicación.

New Call-to-action

Deja un comentario

No hay comentarios

​ ​