¿Qué es la crema rosa mosqueta?

En primer lugar, vamos a definir qué es la rosa mosqueta. Es una planta, tipo arbusto, que pertenece a la familia de las rosas y que contiene una gran cantidad de aceites esenciales, como, por ejemplo: omega3, omega6 y ácido linoleico. Asimismo, también tiene presencia de vitaminas A, C, E y antioxidantes naturales como el retinol. Todos estos componentes convierten la rosa mosqueta en un producto ideal para el cuidado personal y con múltiples beneficios para la piel.

La Crema Rosa Mosqueta es un producto excelente y único para la piel, que mejora la firmeza de la cara y el cuello. A la vez, también actúa nutriendo e hidratando intensamente la piel, incluso de las pieles más secas; y combate los signos del cansancio. Como resultado, tras una sola aplicación conseguirás una piel más luminosa con un tacto ultra-liso y suave. Tiene la máxima concentración de rosa mosqueta en crema, además de combinarlo con el silicio orgánico.

Los 4 tratamientos de silicio orgánico para una rutina de belleza  completa que deberías conocer ¡Te encantará! 

Beneficios de la rosa mosqueta para la piel

 ¿Has oído hablar de los beneficios de las cremas de rosa mosqueta? ¡Seguro que sí, y no es para menos! Son muchos los motivos que han llevado a la rosa mosqueta a convertirse en un ingrediente infalible en tratamientos para la piel y un básico en cualquier rutina de belleza.

Concretamente, la Crema Rosa Mosqueta mejora la apariencia de la piel desde el primer uso: reduce todo tipo de manchas, cicatrices, acné… Con un sencillo masaje de rosa mosqueta conseguirás una hidratación natural y profunda, combatiendo incluso la deshidratación de las pieles más secas; sentirás cómo tu piel está hidratada por más tiempo.  Estos son los beneficios principales de la Crema Rosa Mosqueta:

Hidrata en profundidad todo tipo de pieles

¿Tienes la piel seca y todavía no has encontrado un tratamiento que funcione? Las cremas con rosa mosqueta son ideales para todo tipo de pieles, especialmente en el caso de la piel seca. Esto es porque son ricas en aceites esenciales y ácidos grasos, por esa razón ayudan a mantener el equilibrio hídrico y tienen mayor capacidad para penetrar y actuar sobre todas las capas de la piel.

Tonifica las pieles cansadas y reafirma la piel flácida

Además de su poder hidratante, también nutre intensamente la piel, mejorando la firmeza de la cara y el cuello. Proporciona una mayor elasticidad a la piel, es el tratamiento ideal si lo que buscas es reafirmar la piel flácida. De la misma manera, disminuye los signos de la piel cansada.

Di adiós a cicatrices y manchas

Otro de los grandes beneficios de la rosa mosqueta es su poder para tratar y atenuar manchas y cicatrices. Gracias a su poder nutritivo y regenerador, actúa eficazmente sobre todo tipo de cicatrices, manchas y marcas de acné; unificando el tono de la piel.

Minimiza las líneas de expresión y detiene el envejecimiento prematuro de la piel

Por su gran concentración de antioxidantes, desde la primera aplicación de la crema rosa mosqueta notarás cómo se minimizan las líneas de expresión, proporcionando a tu piel un tacto ultra-liso y muy suave. Además, es regenerante y protector, así consigues proteger tu piel de agentes externos, como las radiaciones solares, que intervienen en el envejecimiento de la piel.

Aporta luminosidad al rostro

La Crema de Rosa Mosqueta es rica en vitaminas que aportan al rostro un aspecto juvenil y luminoso. Entre sus componentes, la vitamina E le proporciona un potente poder regenerador y antioxidante.         

Estos son solo algunos de los beneficios principales de la rosa mosqueta, como has podido comprobar, utilizar crema rosa mosqueta para la piel te ayudará, entre otras cosas, a recuperar la firmeza, te devolverá la luminosidad y protegerá del envejecimiento prematuro de la piel. ¡Todo ventajas! Por no hablar, además, de su gran ayuda a la hora de reducir manchas, cicatrices e incluso prevenir estrías.

Descargar la guía d belleza

¿Cómo se usa la crema de rosa mosqueta para la cara?

Como ocurre con todos los tratamientos de belleza, la clave reside en ser constante con el uso de la crema de rosa mosqueta. Después de el primer uso, empezarás a notar cómo mejora la apariencia de tu piel. Es muy absorbente y no engrasa, solo necesitas aplicarlo en pequeños movimientos circulares sobre la piel de la cara y el cuello.

Recomendamos incorporar la crema rosa mosqueta en tu rutina diaria. Aplícala por la mañana como crema hidratante de día y, antes de irte a dormir; comprobarás cómo tu piel mejora por la mañana y tiene un tono mucho más brillante. Además, muchas de nuestras consumidoras lo usan también como base de maquillaje para tener la piel de la cara protegida durante todo el día y proteger de agentes externos que intervienen en el deterioro de la piel y repara los signos del envejecimiento.

 

Share this post