Chica sentada en el sofá de casa escondiendo las manos

Tal y como afirma la Academia Española de Dermatología y Venereología, las uñas no solo son el reflejo de nuestra estética, sino también de nuestra salud. Cambios en la consistencia, estrías, descamaciones… todo ello puede estar revelándote una deficiencia nutricional o incluso una enfermedad. Pero ¿qué pasa si te salen manchas blancas en las uñas? Seguro que alguna vez te ha pasado. ¿Deberías preocuparte? ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

¿Qué son esas manchas blancas en las uñas?

Como sabes, existe un tecnicismo médico para todo. Las manchas blancas en las uñas no son una excepción, siendo leuconiquia el término con el que se designan en clínica. Ocurre tanto en manos como en pies y puede ser hereditaria o adquirida.

Estas manchitas pueden originarse en dos zonas: la matriz ungueal (donde la uña empieza a formarse) o el lecho ungueal (el espacio que hay entre la piel y la uña). En el primer caso estaríamos hablando de leuconiquia verdadera, y en el segundo de leuconiquia aparente.

Leuconiquia verdadera

El porqué de esta alteración se puede resumir en que la queratinización de la uña se ve afectada. Debido a ello se forman como unas “burbujitas” o gránulos que son los que se aprecian como coloraciones blancas.

Según su extensión sobre la lámina ungueal (la parte dura de la uña) se dice que la leuconiquia es parcial o total. Además, la forma de las manchas también nos permite distinguir entre:

  • Leuconiquia punteada: surgen manchitas pequeñas esparcidas.
  • Leuconiquia estriada: se dibujan bandas transversales y paralelas.
  • Leuconiquia longitudinal: aparecen rayas longitudinales (valga la redundancia).

Leuconiquia aparente

Este trastorno suele ser consecuencia de una quimioterapia o síntoma de una enfermedad hepática o renal. Como en el caso anterior, se diferencian varios tipos: uñas de Terry, uñas de Muehrcke y uñas mitad y mitad.

¿Por qué aparecen manchas blancas en las uñas?

Al igual que es común preguntarse con las uñas quebradizas qué vitamina falta pensar que el motivo de las manchas blancas es un déficit de calcio es casi cultural. Sin embargo, los estudios científicos nunca han terminado de confirmar esto.

Lo más frecuente es que aparezcan manchitas en la matriz ungueal por traumatismos de los que muchas veces no somos conscientes: teclear demasiado fuerte, morderse las uñas, hacerse una manicura excesiva o llevar un calzado muy estrecho.

Pero también puede haber otras causas de leuconiquia:

  •   Cortar mal o morder la cutícula.
  •   Reacción alérgica a productos como los quitaesmaltes.
  •   Medicamentos como algunos antibióticos o la quimioterapia.
  •   Enfermedades hepáticas o renales, psoriasis, micosis, trastornos congénitos, etc.

¡Ten cuidado con dejarte las uñas pintadas mucho tiempo! El esmalte puede degradar la queratina de la uña y provocar coloraciones blancas al retirarlo. No es una leuconiquia como tal, pero estéticamente se ve igual.

¿Cómo puedes evitarlas?

Si estás pensando en un tratamiento…

  1. No existe ningún tratamiento para las manchas blancas en las uñas. Tampoco sería necesario en la mayoría de los casos, ya que no suponen ningún peligro más allá del estético. La coloración suele nacer en la matriz ungueal y se va desplazando a medida que crece la uña. Con el tiempo terminaremos cortando la zona en la que está.

Eso sí, si aprecias muchas manchas o porciones enteras blanquecinas, consulta a tu dermatólogo para que descarte problemas mayores. Hazlo también si sufres de leuconiquia aparente, la cual sabrás que tienes si la coloración desaparece al presionar tu uña.

La mejor solución: prevenir

Cuidar tus uñas es la principal arma de la que dispones para combatir esta alteración:

  • Evita mordértelas y los traumatismos repetidos sobre ellas.
  • No te hagas una manicura agresiva: córtalas rectas y redondea las puntas de forma suave, no las cortes ni limes en exceso, y opta siempre por utensilios y productos de calidad.
  • La manicura de gel hazla cada mes y medio como mínimo.
  • Antes de volver a pintarlas, retira el esmalte e hidrátalas bien.
  • Déjalas sin pintar cada cierto tiempo para que puedan “respirar” y fortalecerse. Como registró The Journal of Pediatrics en un caso, pintarse las uñas todas las semanas puede terminar causando un destrozo.
  • Utiliza guantes para impedir el contacto repetido con el agua y productos químicos como detergentes.
  • Hidrátalas con cremas adecuadas.

Es fundamental también que lleves una alimentación saludable basada en frutas y verduras con la que asegures un buen aporte de vitaminas y minerales.

Así mismo, la suplementación es de gran ayuda para fortalecer y evitar la aparición de esas manchas blancas en las uñas. Por eso en Silicium queremos recomendarte nuestro mejor producto: G7 Beauty. Contiene silicio orgánico, selenio y vitamina E, gracias a los cuales mantendrás tus uñas bien fuertes además de reforzar tu piel y cabello.

Botón comprar G7 Beauty



Share this post