pareja adulta bailando

Los avances médicos parecen haber convertido la presión arterial alta en un problema irrelevante. Sin embargo, los datos que arroja la Organización Mundial de la Salud sugieren lo contrario. Más de 1000 millones de personas en el mundo padecen de hipertensión y apenas 1 de cada 5 la tiene controlada. Es considerada incluso una de las principales causas de muerte prematura, por lo que saber cómo bajar la tensión arterial es mucho más importante de lo que podemos pensar a priori.

Por suerte, existen múltiples maneras de mantener la presión en las arterias sin necesidad de medicación. ¡Toma nota!

¿Por qué es importante saber cómo bajar la tensión arterial?

Porque su origen es multifactorial

La tensión arterial no es otra cosa que la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Como cabe esperar, esta presión aumenta cuando el corazón late (tensión sistólica o “la alta”) y disminuye cuando se relaja (tensión diastólica o “la baja”). 

En condiciones normales ambos valores no deberían sobrepasar respectivamente de 140/90mmHg (idealmente de 120/80mmHg), en cuyo caso estaríamos hablando de hipertensión arterial, una patología que puede tener múltiples causas:

  • Por un lado existen factores de riesgo asociados al estilo de vida como son la mala alimentación, el sedentarismo, el consumo de tabaco y alcohol o el sobrepeso.
  • Por otra parte están aquellos condicionantes sobre los que no podemos actuar: la genética, la edad, la raza y la concurrencia de otras enfermedades como diabetes o nefropatías.

Porque mata, pero en silencio

A pesar de que la hipertensión arterial se asocia con manifestaciones como cefaleas matutinas, temblores musculares o confusión, normalmente es silenciosa y no revela síntomas.

Es una peculiaridad bastante problemática, ya que este trastorno incrementa considerablemente el riesgo cardiovascular. 

Es decir, puede llevarnos a sufrir insuficiencia cardiaca, infarto de miocardio o incluso accidente cerebrovascular sin previo aviso.

¿Cómo bajar la tensión arterial alta?

Los profesionales sanitarios nos lo han repetido mil veces y con mucha razón: hay que seguir hábitos saludables. En lo que respecta a la hipertensión, se ha visto claramente cómo bajar la tensión arterial de forma efectiva es muy posible incidiendo únicamente en el estilo de vida y sin depender de la farmacología.

Sigue una buena alimentación

En primer lugar se aconseja seguir una correcta alimentación basada en los principios de la dieta DASH (del inglés “Enfoques Dietéticos para Detener la Hipertensión”):

  • Prioriza frutas, verduras, carnes y pescados magros, legumbres, cereales integrales y productos lácteos con bajo contenido en grasa.
  • Limita los productos ultraprocesados: bollería, comida precocinada, etc.
  • Reduce los alimentos ricos en grasas saturadas y colesterol tales como la carne roja. 

El objetivo principal es aumentar la ingesta de potasio, magnesio, calcio, fibra y proteína, así como reducir la de sodio. La Sociedad Española de Cardiología afirmó que el consumo prolongado de sal se asocia con el desarrollo de hipertensión arterial, por lo que en líneas generales se recomienda ingerir menos de 5 gramos diarios. Fíjate bien en las cantidades que se indican en las etiquetas nutricionales.

También se ha visto que incorporar una mayor cantidad de antioxidantes en la dieta puede contribuir a la reducción de la presión arterial alta. 

Por el mismo motivo es igualmente interesante el uso de fitoterapia. Por ejemplo la valeriana, el aceite de pescado o el extracto de ajo.

Realiza actividad física regular

Existe una relación directa entre el sobrepeso y la hipertensión, por lo que mantener un peso adecuado es fundamental para evitar que la presión arterial suba. 

Debido a ello es importante, además de alimentarse bien, hacer ejercicio físico diario. No es necesario practicar un deporte. Es suficiente con ser activo en el día a día y realizar al menos 3 sesiones semanales que combinen entrenamientos de fuerza con cardiovasculares.

Otras pautas

Las siguientes recomendaciones sobre cómo bajar la tensión arterial también han mostrado ser efectivas:

  • Evita el tabaco y el alcohol.
  • Disminuye el consumo de cafeína en el caso de que seas muy sensible.
  • Reduce y aprende a gestionar el estrés. Puedes, por ejemplo, realizar ejercicios de respiración y meditación. En un estudio se vio que el yoga contribuye a bajar la presión arterial sistólica.

Recuerda que es habitual que la hipertensión se presente sin síntomas, por lo que es bueno que te acostumbres a hacerte controles periódicos anuales. Especialmente si presentas factores de riesgo.

El plan B: suplementación natural

Mejorar el estilo de vida es sin duda la principal estrategia para controlar la tensión arterial. No obstante, puede haber ocasiones en las que no sea suficiente o simplemente necesites una ayuda extra. 

En ese caso puedes optar por suplementos naturales como las cápsulas de OrgonoCol, que contienen levadura roja de arroz, DHA-Omega 3 y resveratrol. Una potente mezcla que otorga diversos beneficios:

  • Contribuye al control del colesterol en la sangre.
  • Favorece el mantenimiento de los niveles normales de triglicéridos.
  • Regula el funcionamiento del sistema cardiovascular.

Inclúyelo dentro de tus hábitos de vida saludables y evitarás depender de una medicación.

Ya has aprendido cómo bajar la tensión arterial. ¡Ahora toca cuidarse!

Botón comprar

Share this post